/ martes 18 de junio de 2019

Salineras motor milenario de la economía

La cosecha de sal en comunidades altamirenses es un vigorizante económico en el municipio, el cual se ha distinguido por su elevada producción en el noreste de México

Discreta y milenaria, la producción de sal en el municipio de Altamira ha mantenido un impulso constante de la economía de diversas regiones de esta urbe, que no solo es industrial sino también salinera.

Durante muchos años, salineros altamirenses han impulsado localidades como Aquiles Serdán o El Barranco, así como Lomas del Real, brindando un centenar de fuentes de empleo temporal durante el periodo de recaudación, que dura los primeros seis meses del año, siempre y cuando la madre naturaleza lo permita.

Todo ha sido lejos de apoyos oficiale,s ya que no reciben ni descuentos en combustibles o un recurso económico para créditos refaccionarios.

UNA ACTIVIDAD ANCESTRAL

Desde la existencia del hombre en la faz de la Tierra, la sal ha sido un elemento empleado para darle sabor a la comida, pero también en la conservación de alimentos, curtido de pieles, complemento en pastura de ganado, inclusive hasta para procesos de uso industrial.

Desde entonces, el sur de Tamaulipas, específicamente Altamira, se ha distinguido por ser un alto productor de sal en el noreste de México. Hay datos históricos que refieren que los aztecas se surtían de ese producto para incluirlo en su dieta en la gran Tenochtitlán.

PRODUCTO NATURAL

En esta entrega daremos paso a uno de los recursos que la madre naturaleza ha dado por varias generaciones a los residentes de ejidos altamirenses, quienes producen sal en grano extraída de agua del mar, filtrada a una laguna que es alimentada por agua del río Barberena, convirtiéndose en la materia prima natural.

El Barranco y Lomas del Real se encuentran a unos 28 kilómetros al oriente del centro de Altamira, comunidades que antes de que llegara el Puerto Industrial, hace 34 años, permanecían escondidas entre matorrales.

La extracción de agua salada de la laguna de San Andrés es conducida por medio de un sistema de bombeo a canales pluviales que les permite llenar las parcelas, o las llamadas salineras, que en su conjunto les nombran “marismas”, para dejar reposar el líquido que contiene los elementos químicos naturales que con el paso del tiempo, y apoyados por procesos naturales, formarán la sal en grano.

LA MADRE NATURALEZA FABRICA LA SAL

“La producción de sal se da en una extensión de 280 hectáreas que pertenecen a socios de la cooperativa Salineros del Golfo, con sede en Aquiles Serdán, de la cual solo utilizamos la mitad, donde en lugar de sembrar preparamos cuadros de 25 metros cuadrados, los llenamos con agua trasvasada en bombas de 8 a 12 pulgadas desde la laguna de San Andrés hasta esta parte y así producir la sal”, explica José Luis Benavides López, tesorero de la sociedad cooperativa.

En enero preparan cada cuadro en el que almacenarán la sal, con una profundidad de dos a tres pulgadas, rodeados por un pequeño canal pluvial de 20 centímetros de ancho por 2 pulgadas de profundidad; posteriormente forman un cerco de tierra elevada que les permitirá retener el líquido y evitar que haya un desbordamiento cuando se llene la pequeña represa.

“Llevamos el agua desde la laguna de San Andrés, en bombas con motor a diesel de 12 a 8 pulgadas que mantenemos encendidas las 24 horas por un periodo de 15 a 20 días, y desde luego empleamos una gran cantidad de combustible”, reveló el productor.

Posteriormente la trasvasan en canales que dividen entre todos los socios, “en los que vamos a almacenar el agua, con compuertas de madera controlamos la entrada o salida de esa agua a donde se va a producir de forma natural la sal”, agregó Benavides López.

El proceso natural de la sal en grano, también conocida como sal de mar, en cada uno de los cuadros es de 20 a 25 días, todo depende el tiempo de estancamiento y proceso de secado del agua almacenada que se va dando de forma natural, sujeto a que no se presenten lluvias.

Hijo de un productor de sal y actual comisariado ejidal de Aquiles Serdán, don Salustio Aregullín Benavides explicó: “aquí es cuando el compañero socio observa que ya está un espesor de una pulgada lleno de sal en toda la superficie del cuadro e inicia el desagüe, esa agua se puede ir a otro cuadro para seguir produciendo sal”.

Los canales laterales inician su función de escurrimiento del líquido “hasta que queda la pura nata de sal en la superfice, esperamos un poco a que seque y listo, con un rastrillo de fibra de vidrio empezamos a hacer la raya de montón de sal para posteriormente los montones, y en palas las echamos a una carretilla ”, explicó.

ORGANIZADOS DESDE 1942

Con 77 años conformados como agrupación, la Sociedad Cooperativa de Salineros del Golfo, S.C. de R.L. de C.V., tiene a padres e hijos que por años se han dedicado a esta labor.

Mariano Hernández, socio administrativo, explicó: “estamos conformados como cooperativa desde 1942, nuestros padres decidieron organizarse y fijar un solo precio de comercialización y evitar hacernos competencia entre nosotros, y así se ha trabajado”.

Detalló que a pesar de que es un proceso natural, la producción de sal requiere apoyos en insumos como diesel y pago de personal, además de vehículos para transporte, en este caso camiones de volteo y maquinaria, misma que se deteriora rápidamente al entrar en contacto con la sal.

La cooperativa da empleo a 100 personas de la comunidad con inversiones que alcanzan hasta dos millones de pesos “y no es seguro de que la recuperes pues estamos sujetos a las condiciones climáticas; aunque parezca increíble, la lluvia nos afecta la producción, por eso en cuanto inician en este mes se acaba la cosecha de sal”, concluyó.

Discreta y milenaria, la producción de sal en el municipio de Altamira ha mantenido un impulso constante de la economía de diversas regiones de esta urbe, que no solo es industrial sino también salinera.

Durante muchos años, salineros altamirenses han impulsado localidades como Aquiles Serdán o El Barranco, así como Lomas del Real, brindando un centenar de fuentes de empleo temporal durante el periodo de recaudación, que dura los primeros seis meses del año, siempre y cuando la madre naturaleza lo permita.

Todo ha sido lejos de apoyos oficiale,s ya que no reciben ni descuentos en combustibles o un recurso económico para créditos refaccionarios.

UNA ACTIVIDAD ANCESTRAL

Desde la existencia del hombre en la faz de la Tierra, la sal ha sido un elemento empleado para darle sabor a la comida, pero también en la conservación de alimentos, curtido de pieles, complemento en pastura de ganado, inclusive hasta para procesos de uso industrial.

Desde entonces, el sur de Tamaulipas, específicamente Altamira, se ha distinguido por ser un alto productor de sal en el noreste de México. Hay datos históricos que refieren que los aztecas se surtían de ese producto para incluirlo en su dieta en la gran Tenochtitlán.

PRODUCTO NATURAL

En esta entrega daremos paso a uno de los recursos que la madre naturaleza ha dado por varias generaciones a los residentes de ejidos altamirenses, quienes producen sal en grano extraída de agua del mar, filtrada a una laguna que es alimentada por agua del río Barberena, convirtiéndose en la materia prima natural.

El Barranco y Lomas del Real se encuentran a unos 28 kilómetros al oriente del centro de Altamira, comunidades que antes de que llegara el Puerto Industrial, hace 34 años, permanecían escondidas entre matorrales.

La extracción de agua salada de la laguna de San Andrés es conducida por medio de un sistema de bombeo a canales pluviales que les permite llenar las parcelas, o las llamadas salineras, que en su conjunto les nombran “marismas”, para dejar reposar el líquido que contiene los elementos químicos naturales que con el paso del tiempo, y apoyados por procesos naturales, formarán la sal en grano.

LA MADRE NATURALEZA FABRICA LA SAL

“La producción de sal se da en una extensión de 280 hectáreas que pertenecen a socios de la cooperativa Salineros del Golfo, con sede en Aquiles Serdán, de la cual solo utilizamos la mitad, donde en lugar de sembrar preparamos cuadros de 25 metros cuadrados, los llenamos con agua trasvasada en bombas de 8 a 12 pulgadas desde la laguna de San Andrés hasta esta parte y así producir la sal”, explica José Luis Benavides López, tesorero de la sociedad cooperativa.

En enero preparan cada cuadro en el que almacenarán la sal, con una profundidad de dos a tres pulgadas, rodeados por un pequeño canal pluvial de 20 centímetros de ancho por 2 pulgadas de profundidad; posteriormente forman un cerco de tierra elevada que les permitirá retener el líquido y evitar que haya un desbordamiento cuando se llene la pequeña represa.

“Llevamos el agua desde la laguna de San Andrés, en bombas con motor a diesel de 12 a 8 pulgadas que mantenemos encendidas las 24 horas por un periodo de 15 a 20 días, y desde luego empleamos una gran cantidad de combustible”, reveló el productor.

Posteriormente la trasvasan en canales que dividen entre todos los socios, “en los que vamos a almacenar el agua, con compuertas de madera controlamos la entrada o salida de esa agua a donde se va a producir de forma natural la sal”, agregó Benavides López.

El proceso natural de la sal en grano, también conocida como sal de mar, en cada uno de los cuadros es de 20 a 25 días, todo depende el tiempo de estancamiento y proceso de secado del agua almacenada que se va dando de forma natural, sujeto a que no se presenten lluvias.

Hijo de un productor de sal y actual comisariado ejidal de Aquiles Serdán, don Salustio Aregullín Benavides explicó: “aquí es cuando el compañero socio observa que ya está un espesor de una pulgada lleno de sal en toda la superficie del cuadro e inicia el desagüe, esa agua se puede ir a otro cuadro para seguir produciendo sal”.

Los canales laterales inician su función de escurrimiento del líquido “hasta que queda la pura nata de sal en la superfice, esperamos un poco a que seque y listo, con un rastrillo de fibra de vidrio empezamos a hacer la raya de montón de sal para posteriormente los montones, y en palas las echamos a una carretilla ”, explicó.

ORGANIZADOS DESDE 1942

Con 77 años conformados como agrupación, la Sociedad Cooperativa de Salineros del Golfo, S.C. de R.L. de C.V., tiene a padres e hijos que por años se han dedicado a esta labor.

Mariano Hernández, socio administrativo, explicó: “estamos conformados como cooperativa desde 1942, nuestros padres decidieron organizarse y fijar un solo precio de comercialización y evitar hacernos competencia entre nosotros, y así se ha trabajado”.

Detalló que a pesar de que es un proceso natural, la producción de sal requiere apoyos en insumos como diesel y pago de personal, además de vehículos para transporte, en este caso camiones de volteo y maquinaria, misma que se deteriora rápidamente al entrar en contacto con la sal.

La cooperativa da empleo a 100 personas de la comunidad con inversiones que alcanzan hasta dos millones de pesos “y no es seguro de que la recuperes pues estamos sujetos a las condiciones climáticas; aunque parezca increíble, la lluvia nos afecta la producción, por eso en cuanto inician en este mes se acaba la cosecha de sal”, concluyó.

Local

Lluvia provoca caída de cables en la zona

El hecho ocurrió en calle Insurgentes entre 20 de noviembre y 16 de septiembre, en la colonia ampliación de la Unidad Nacional

Local

Urgente frenar el tráfico de armas afirma gobernador

Demanda el gobernador Francisco J. García Cabeza de Vaca revisar a fondo las aduanas

Local

Protegerán lámparas de escolleras

Se procederá a la reparación de las mismas y la instalación de candados para prevenir que las luminarias sean vandalizadas

Finanzas

Desempleo aumenta ligeramente en septiembre: Inegi

Poco más del 60 por ciento de la población económicamente activa se encontraba trabajando en la informalidad o desempleada

Local

Frente frío 6 deja afectaciones en zona sur de Tamaulipas 

Registró evento de norte con rachas de hasta 70km/ hora y tormenta severa acompañada de descargas eléctricas la madrugada de este martes

Local

Cierran puertos de Tampico y Altamira por frente frío 6

Se espera evento de norte con rachas de 50 a 60 km/h en Tamaulipas así como potencial de lluvias intensas

OMG!

"Bryan, entiende, no eres hijo de José José", José Joel lo demanda

El hijo mayor de José José aseguró que ya se comprobó con una prueba de ADN que "Manuel José" no es hijo del intérprete mexicano

Local

Aumenta desempleo formal en Tamaulipas: INEGI

En Tamaulipas en agosto pasado el índice de desocupación era de 3.3 %, pero esa tasa subió a septiembre a 3.7%.

Local

Cae caseta telefónica

La caseta metálica se vino abajo debido al desgaste en su base por la falta de mantenimiento de la empresa propietaria