/ sábado 8 de agosto de 2020

Un día sin internet, pero con mucha lectura

El reto es que un día nos alejemos del celular y de las redes sociales, para así dedicarlo a leer un libro

El “Día Internacional de los Amantes de los Libros” es una estrategia para promover la lectura, la intención es fortalecer esa industria cultural. Conocido en Estados Unidos como el National Book Lovers Day, poco a poco va cobrando fuerza.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Para conocer un poco más del fenómeno actual de la lectura platicamos con Teresa Riveros, estudiante de Comunicación Digital y creadora del canal de videos “La vida secreta de una lectora”. Ella detiene su lectura del libro “Balas en la Pizarra”, un bestseller número uno del New York Times, para charlar con El Sol de Tampico.

Tere comienza definiendo a un amante de los libros, “es un ser aventurero, soñador, que se atreve a ver las cosas desde otro punto de vista; es alguien que no se quiere quedar callado, porque siempre le quiere contar a alguien las historias que descubre en sus lecturas”.

Respecto a este día dedicado a los libros, confiesa “no tenía referencia de esta celebración, pero siempre es bueno que exista algo así para que las personas en general se animen a entrar al mundo de la literatura, y no tiene que ser precisamente un día determinado, cualquier fecha y momento es bueno”.

Respecto a la promoción de la lectura, explica que “es algo complicado, siento que México se está aprendiendo a encontrarle el amor a la lectura”. Pero en definitiva la lectura por obligación no funciona “cuando obligan a estudiantes a leer clásicos, muchos se sienten asustados y eso puede alejarlos de la lectura para siempre”.

Algo que ha estimulado a nuevas generaciones son las películas con sagas que parecen no tener fin, después de ir al cine uno se queda con el ánimo de saber más de esas historias y así se llega a los libros. Un ejemplo claro de ello es el fenómeno de Harry Potter, pero Teresa complementa “desde sagas infantiles del tipo Cómo entrenar a tu dragón, hasta series para mayores como Flores en el Atico de V. C. Andrews, o El corredor del laberinto de James Dashner son muy buenas”. Aunque aclara que “siempre habrá alguien que piense que si ya vio la película no tiene sentido leer el libro”.

Y en estos momentos de confinamiento, Teresa Riveros es optimista “la cuarentena puede ser una oportunidad muy grande para comenzar con la lectura. Después de un tiempo hasta las redes sociales resultan aburridas. Seguramente tenemos en casa algún libro por ahí y pueden dar ganas de leerlo, o pedir uno prestado a un familiar, nunca es tarde para comenzar con este hábito”.

En este día dedicado a los amantes de los libros presentamos un repaso acerca de distintos aspectos que rodean a la industria del libro, de la lectura y la cultura.

Los entusiastas de los libros se dan gusto en las librerías de viejo, donde acuden a la búsqueda de tesoros bibliográficos, aquí un hombre escudriña ejemplares en el bazar “La rampa” | Ricardo Ramírez

LEYENDO ESTADÍSTICAS

Se ha dicho siempre que los mexicanos leemos poco. El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) reporta la cifra de que leemos en promedio 3.3 libros al año (2019), ¿son pocos libros?, ¿son muchos? La temática más leída fue literatura (42.5 %), relacionados con alguna materia o profesión, libro de texto o de uso universitario (34.1 %) y de temas de autoayuda, superación personal o religioso (26.6 %). Las principales razones (excusas) para no leer son falta de tiempo (47.9 %) y falta de interés (21.7 %). Todo lo anterior medido por el Inegi a través de su Módulo sobre Lectura (Molec).

DESAPARECIERON LAS LIBRERÍAS

De pronto nos quedamos sin librerías en Tampico. Al menos en la zona centro del puerto ya no existe este tipo de negocios. Fiel reflejo del nivel cultural y educativo de nuestra sociedad, donde simplemente ya no fueron necesarias. Solo persiste la librería del Educal en el lobby del Metro. ¿A dónde se fueron los lectores? Y los estudiantes de secundaria, bachillerato y universitarios que cada año hacían fila para comprar los libros escolares, ¿dónde están?, (posiblemente se encuentren conectados a wifi).

LECTURAS DE SEGUNDA MANO

Quienes han salido al quite son las librerías de viejo o segunda mano. En el centro hay cuatro. Elvis en la calle Díaz Mirón, entre 20 de Noviembre y Sor Juana, a cuadra y media de la presidencia. Bazar La Rampa, precisamente en la rampa de coches de la ruta Universidad, en la calle Tamaulipas entre Olmos y Colón. El Bazar Ventilibros sobre el bulevar López Mateos casi esquina con Escandón. Y la tradicional librería Janitzio que entre guitarras y métodos de música siempre encontramos libros usados. En estas librerías y bazares se recicla la lectura y la cultura, se encuentran los clásicos de siempre y los best seller de ayer y hoy. Y sí, también aquí se encuentran los amantes de la lectura.

LAS REDES SOCIALES, REDES DE LECTURA

En Facebook se han creado grupos de venta especializados de coches, maquillajes, casas y hasta de libros. Uno de esos grupos es LIBROS BAZAR Y CULTURA TAMPICO, una página de Facebook con más de dos mil miembros, creado para venta, compra o intercambio de libros, artículos de colección, antigüedades, etc. Aquí cada quien oferta libros con sus precios, los interesados preguntan y se acuerda la compra y entrega en algún sitio. Precisamente por lo variado de gustos aquí se encuentran temas de todo tipo. Una red social que vale la pena visitar y por supuesto “darle like y compartir”.

VAMOS A LA FERIA

Las ferias del libro son toda una fiesta de la lectura. En México podemos mencionar tres muy famosas: la del Palacio de Minería en CDMX (desde 1980), la Internacional de Monterrey (1989) y la Internacional de Guadalajara (1987). Ellas reúnen a todo el espectro libresco que uno pueda imaginar: autores, editores, librerías, editoriales internacionales, distribuidores, ilustradores, conferencistas, influencers, booktubers, etc. En cada feria son cientos de expositores y miles de visitantes. Pero en el caso de Tampico, los esfuerzos por lograr una feria del libro digna han sido siempre débiles. Se mezcla la apatía de los porteños con el escaso entusiasmo de las autoridades. No tenemos feria del libro, punto.

Cortesía | Tere Riveros

BIBLIOTECAS PÚBLICAS: URGE SU RECONFIGURACIÓN

El advenimiento de la cultura digital, donde cualquier dato se puede consultar en internet, ha alejado a los estudiantes de las bibliotecas, quienes eran su público natural y masivo. Les urge una reconfiguración total para seguir siendo relevantes y útiles. Pero aquí las cosas se toman con calma. Por lo común las bibliotecas públicas locales viven esperando que la red Red Nacional de Bibliotecas Públicas, de quien dependen, les mande material bibliográfico. Aunque se esfuerzan bastante por realizar actividades culturales como conferencias. Caso aparte es la biblioteca Rafael Ramírez Heredia, mejor conocida como “la biblioteca del Metro”, en cuanto pase la cuarentena le invito a visitarla.

LAS UNIVERSITARIAS: HACE TIEMPO QUE SE RECONFIGURARON

Pero si de bibliotecas modernas hablamos el mejor ejemplo son las universitarias. Por lo común poseen un catálogo físico amplio y actualizado, y lo complementan con plataformas digitales de consulta. Estas plataformas son bibliotecas digitales que permiten a los estudiantes y profesores consultar archivos de miles de libros desde su celular o computadora. Las escuelas están obligadas a actualizar su material bibliográfico para obtener certificaciones académicas y mantener un nivel alto de enseñanza. Un caso especial es la biblioteca central de la UAT, que merece un reportaje aparte.

COMPRAR LIBROS EN LÍNEA

La marca más poderosa de ventas en línea es Amazon, que hoy vende de todo. Pero comenzó vendiendo libros y lo sigue haciendo. En general, en internet se encuentran vendiendo libros editoriales como Librería Porrúa, con más de 100 años en México; Ediciones ERA, desde 1960; el Fondo de Cultura Económica (1934); la librería Educal (1982) o la librería Gandhi con casi medio siglo en el mercado.

En el mundo editorial también se han erigido una suerte de trasnacionales o monopolios de la cultura, quizá el más relevante es Penguin Random House Grupo Editorial (2013), que pertenece al conglomerado editorial internacional Penguin Random House, que pertenece a la vez a la multinacional de medios de comunicación Bertelsmann. Ellos han adquirido casi 40 sellos editoriales como Grijalvo, Plaza & Janes, Aguilar, Alfaguara, Lumen, Taurus, entre muchos otros. En su página web muestra su extenso catálogo y muestra un enlace para que puedan adquirir los libros a través de librerías en línea.

Por otro lado, Planeta libros, es un conglomerado español (Barcelona, 1949) que incluye marcas de editoriales como Paidós, colección Austral, Seix Barral, Tusquets, Espasa, entre otros. En su página redireccionan la venta a librerías. Se supone que estos gigantes de la industria editorial contribuyen a mantener fuerte esta actividad, quizás.

LA NARRACIÓN ORAL EN LÍNEA

En el suplemento de El Sol de Tampico, “Normal, el futuro es lo que hacemos”, el 30 de julio pasado se anunciaba en portada a Beek, “la plataforma más grande de audio en español”. Se trata de una aplicación de pago mensual (unos 250 pesos) que permite escuchar audiolibros de un catálogo de unos 250 mil títulos, aunque la nota aclara que apenas 10 mil aproximadamente son narrados en español. La experiencia de escuchar un libro narrado, tal como escuchar radio, es diferente y una manera distinta de acercarse a la literatura.

NUEVOS PROMOTORES DE LA LECTURA

Si hablamos de promoción de la lectura, un elemento fuerte y actual lo representan los “booktubers”. Son quienes crean videos dedicados a los libros en canales de YouTube. Hacen reseñas, críticas, juegos, recomendaciones, concursos, listas de lo mejor de… y todo tipo de dinámicas para estimular la lectura. Hay varios booktubers mexicanos, aquí va una pequeña lista con el número de suscriptores de cada uno: Clau Reads Books, con más de medio millón de suscriptores. Raizarevelles99, un millón 600 mil. Laspalabrasdefa, 346 mil. AbriendoLibros, 235 mil y El librero de Valentina con 100 mil. Y por supuesto Tere Riveros, que llega a casi 1,500 suscriptores con “La vida secreta de una lectora”.

CELEBRACIÓN EN CUARENTENA

Durante esta nueva normalidad el Día de los Amantes de los Libros se celebrará leyendo en casa y con sana distancia del Internet y redes sociales.

Dos amantes y promotores de los libros, Néstor Torres y Teresa Riveros | Cortesía Tere Riveros

El “Día Internacional de los Amantes de los Libros” es una estrategia para promover la lectura, la intención es fortalecer esa industria cultural. Conocido en Estados Unidos como el National Book Lovers Day, poco a poco va cobrando fuerza.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Para conocer un poco más del fenómeno actual de la lectura platicamos con Teresa Riveros, estudiante de Comunicación Digital y creadora del canal de videos “La vida secreta de una lectora”. Ella detiene su lectura del libro “Balas en la Pizarra”, un bestseller número uno del New York Times, para charlar con El Sol de Tampico.

Tere comienza definiendo a un amante de los libros, “es un ser aventurero, soñador, que se atreve a ver las cosas desde otro punto de vista; es alguien que no se quiere quedar callado, porque siempre le quiere contar a alguien las historias que descubre en sus lecturas”.

Respecto a este día dedicado a los libros, confiesa “no tenía referencia de esta celebración, pero siempre es bueno que exista algo así para que las personas en general se animen a entrar al mundo de la literatura, y no tiene que ser precisamente un día determinado, cualquier fecha y momento es bueno”.

Respecto a la promoción de la lectura, explica que “es algo complicado, siento que México se está aprendiendo a encontrarle el amor a la lectura”. Pero en definitiva la lectura por obligación no funciona “cuando obligan a estudiantes a leer clásicos, muchos se sienten asustados y eso puede alejarlos de la lectura para siempre”.

Algo que ha estimulado a nuevas generaciones son las películas con sagas que parecen no tener fin, después de ir al cine uno se queda con el ánimo de saber más de esas historias y así se llega a los libros. Un ejemplo claro de ello es el fenómeno de Harry Potter, pero Teresa complementa “desde sagas infantiles del tipo Cómo entrenar a tu dragón, hasta series para mayores como Flores en el Atico de V. C. Andrews, o El corredor del laberinto de James Dashner son muy buenas”. Aunque aclara que “siempre habrá alguien que piense que si ya vio la película no tiene sentido leer el libro”.

Y en estos momentos de confinamiento, Teresa Riveros es optimista “la cuarentena puede ser una oportunidad muy grande para comenzar con la lectura. Después de un tiempo hasta las redes sociales resultan aburridas. Seguramente tenemos en casa algún libro por ahí y pueden dar ganas de leerlo, o pedir uno prestado a un familiar, nunca es tarde para comenzar con este hábito”.

En este día dedicado a los amantes de los libros presentamos un repaso acerca de distintos aspectos que rodean a la industria del libro, de la lectura y la cultura.

Los entusiastas de los libros se dan gusto en las librerías de viejo, donde acuden a la búsqueda de tesoros bibliográficos, aquí un hombre escudriña ejemplares en el bazar “La rampa” | Ricardo Ramírez

LEYENDO ESTADÍSTICAS

Se ha dicho siempre que los mexicanos leemos poco. El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) reporta la cifra de que leemos en promedio 3.3 libros al año (2019), ¿son pocos libros?, ¿son muchos? La temática más leída fue literatura (42.5 %), relacionados con alguna materia o profesión, libro de texto o de uso universitario (34.1 %) y de temas de autoayuda, superación personal o religioso (26.6 %). Las principales razones (excusas) para no leer son falta de tiempo (47.9 %) y falta de interés (21.7 %). Todo lo anterior medido por el Inegi a través de su Módulo sobre Lectura (Molec).

DESAPARECIERON LAS LIBRERÍAS

De pronto nos quedamos sin librerías en Tampico. Al menos en la zona centro del puerto ya no existe este tipo de negocios. Fiel reflejo del nivel cultural y educativo de nuestra sociedad, donde simplemente ya no fueron necesarias. Solo persiste la librería del Educal en el lobby del Metro. ¿A dónde se fueron los lectores? Y los estudiantes de secundaria, bachillerato y universitarios que cada año hacían fila para comprar los libros escolares, ¿dónde están?, (posiblemente se encuentren conectados a wifi).

LECTURAS DE SEGUNDA MANO

Quienes han salido al quite son las librerías de viejo o segunda mano. En el centro hay cuatro. Elvis en la calle Díaz Mirón, entre 20 de Noviembre y Sor Juana, a cuadra y media de la presidencia. Bazar La Rampa, precisamente en la rampa de coches de la ruta Universidad, en la calle Tamaulipas entre Olmos y Colón. El Bazar Ventilibros sobre el bulevar López Mateos casi esquina con Escandón. Y la tradicional librería Janitzio que entre guitarras y métodos de música siempre encontramos libros usados. En estas librerías y bazares se recicla la lectura y la cultura, se encuentran los clásicos de siempre y los best seller de ayer y hoy. Y sí, también aquí se encuentran los amantes de la lectura.

LAS REDES SOCIALES, REDES DE LECTURA

En Facebook se han creado grupos de venta especializados de coches, maquillajes, casas y hasta de libros. Uno de esos grupos es LIBROS BAZAR Y CULTURA TAMPICO, una página de Facebook con más de dos mil miembros, creado para venta, compra o intercambio de libros, artículos de colección, antigüedades, etc. Aquí cada quien oferta libros con sus precios, los interesados preguntan y se acuerda la compra y entrega en algún sitio. Precisamente por lo variado de gustos aquí se encuentran temas de todo tipo. Una red social que vale la pena visitar y por supuesto “darle like y compartir”.

VAMOS A LA FERIA

Las ferias del libro son toda una fiesta de la lectura. En México podemos mencionar tres muy famosas: la del Palacio de Minería en CDMX (desde 1980), la Internacional de Monterrey (1989) y la Internacional de Guadalajara (1987). Ellas reúnen a todo el espectro libresco que uno pueda imaginar: autores, editores, librerías, editoriales internacionales, distribuidores, ilustradores, conferencistas, influencers, booktubers, etc. En cada feria son cientos de expositores y miles de visitantes. Pero en el caso de Tampico, los esfuerzos por lograr una feria del libro digna han sido siempre débiles. Se mezcla la apatía de los porteños con el escaso entusiasmo de las autoridades. No tenemos feria del libro, punto.

Cortesía | Tere Riveros

BIBLIOTECAS PÚBLICAS: URGE SU RECONFIGURACIÓN

El advenimiento de la cultura digital, donde cualquier dato se puede consultar en internet, ha alejado a los estudiantes de las bibliotecas, quienes eran su público natural y masivo. Les urge una reconfiguración total para seguir siendo relevantes y útiles. Pero aquí las cosas se toman con calma. Por lo común las bibliotecas públicas locales viven esperando que la red Red Nacional de Bibliotecas Públicas, de quien dependen, les mande material bibliográfico. Aunque se esfuerzan bastante por realizar actividades culturales como conferencias. Caso aparte es la biblioteca Rafael Ramírez Heredia, mejor conocida como “la biblioteca del Metro”, en cuanto pase la cuarentena le invito a visitarla.

LAS UNIVERSITARIAS: HACE TIEMPO QUE SE RECONFIGURARON

Pero si de bibliotecas modernas hablamos el mejor ejemplo son las universitarias. Por lo común poseen un catálogo físico amplio y actualizado, y lo complementan con plataformas digitales de consulta. Estas plataformas son bibliotecas digitales que permiten a los estudiantes y profesores consultar archivos de miles de libros desde su celular o computadora. Las escuelas están obligadas a actualizar su material bibliográfico para obtener certificaciones académicas y mantener un nivel alto de enseñanza. Un caso especial es la biblioteca central de la UAT, que merece un reportaje aparte.

COMPRAR LIBROS EN LÍNEA

La marca más poderosa de ventas en línea es Amazon, que hoy vende de todo. Pero comenzó vendiendo libros y lo sigue haciendo. En general, en internet se encuentran vendiendo libros editoriales como Librería Porrúa, con más de 100 años en México; Ediciones ERA, desde 1960; el Fondo de Cultura Económica (1934); la librería Educal (1982) o la librería Gandhi con casi medio siglo en el mercado.

En el mundo editorial también se han erigido una suerte de trasnacionales o monopolios de la cultura, quizá el más relevante es Penguin Random House Grupo Editorial (2013), que pertenece al conglomerado editorial internacional Penguin Random House, que pertenece a la vez a la multinacional de medios de comunicación Bertelsmann. Ellos han adquirido casi 40 sellos editoriales como Grijalvo, Plaza & Janes, Aguilar, Alfaguara, Lumen, Taurus, entre muchos otros. En su página web muestra su extenso catálogo y muestra un enlace para que puedan adquirir los libros a través de librerías en línea.

Por otro lado, Planeta libros, es un conglomerado español (Barcelona, 1949) que incluye marcas de editoriales como Paidós, colección Austral, Seix Barral, Tusquets, Espasa, entre otros. En su página redireccionan la venta a librerías. Se supone que estos gigantes de la industria editorial contribuyen a mantener fuerte esta actividad, quizás.

LA NARRACIÓN ORAL EN LÍNEA

En el suplemento de El Sol de Tampico, “Normal, el futuro es lo que hacemos”, el 30 de julio pasado se anunciaba en portada a Beek, “la plataforma más grande de audio en español”. Se trata de una aplicación de pago mensual (unos 250 pesos) que permite escuchar audiolibros de un catálogo de unos 250 mil títulos, aunque la nota aclara que apenas 10 mil aproximadamente son narrados en español. La experiencia de escuchar un libro narrado, tal como escuchar radio, es diferente y una manera distinta de acercarse a la literatura.

NUEVOS PROMOTORES DE LA LECTURA

Si hablamos de promoción de la lectura, un elemento fuerte y actual lo representan los “booktubers”. Son quienes crean videos dedicados a los libros en canales de YouTube. Hacen reseñas, críticas, juegos, recomendaciones, concursos, listas de lo mejor de… y todo tipo de dinámicas para estimular la lectura. Hay varios booktubers mexicanos, aquí va una pequeña lista con el número de suscriptores de cada uno: Clau Reads Books, con más de medio millón de suscriptores. Raizarevelles99, un millón 600 mil. Laspalabrasdefa, 346 mil. AbriendoLibros, 235 mil y El librero de Valentina con 100 mil. Y por supuesto Tere Riveros, que llega a casi 1,500 suscriptores con “La vida secreta de una lectora”.

CELEBRACIÓN EN CUARENTENA

Durante esta nueva normalidad el Día de los Amantes de los Libros se celebrará leyendo en casa y con sana distancia del Internet y redes sociales.

Dos amantes y promotores de los libros, Néstor Torres y Teresa Riveros | Cortesía Tere Riveros

Local

Tamaulipas invierte casi mil millones de pesos contra el Covid-19

La titular de la dependencia, Gloria Molina Gamboa explicó que se han destinado 938 millones de pesos para atender la crisis sanitaria que persiste en la entidad

Local

Retrasan autocinema en Tampico

Un retraso con los permisos que deben otorgar las distribuidores de las películas, ha retrasado el inicio del primer Autocinema en Tampico 

Local

Garantizada la certeza laboral para los maestros

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Tamaulipas tiene en sus prioridades vigilar que los maestros cuenten con seguridad laboral 

Finanzas

Crean recorrido virtual de la ruta del Tren Maya

Con un presupuesto de 1.8 mdp, Cautiva Imagen retratará los primeros 635 kilómetros del tour

Finanzas

AL y el Caribe pierden 34 millones de empleos por Covid

La zona es la más afectada en el mundo, en términos de la caída de los ingresos laborales, precisó la OIT

Finanzas

Disruptores | Dostavista: La revolución del delivery

El futuro de la relación entre las empresas y las plataformas de delivery dependerá de la calidad y el costo, asegura Iñaqui de la Peña, representante de Dostavista en México

Sociedad

Qatar analiza solicitar visa a mexicanos antes del Mundial 2022

El embajador catarí señala que la cuatroté da largas para abrirle la puerta del país a Qatar Airways

Política

Corte ha dado revés a cuatro consultas populares

López Obrador advirtió que enviará una iniciativa para reformar el artículo 35 de la Constitución si la Corte no da su aval

Política

Apunta Morena a cuatro fideicomisos

Representan 58.24 por ciento de los 68 mil 500 mdp que quiere recaudar el partido