/ sábado 24 de octubre de 2020

[Video] "El Triángulo", 70 años de amor, desamor y canciones

Reunía la bohemia, la zona de tolerancia y la nota roja del puerto era fuente de los más variados trabajos

Su sola mención desata la alegría de algunos, sonroja a otros y crea polémica entre los demás. Zona de bohemia y trabajo, donde en una época no se distinguía el día de la noche, “El Triángulo”, uno de los barrios más populares del puerto, mantiene el encanto en sus anécdotas y la voz de los trovadores que luchan hoy por continuar una tradición.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Fue en esas esquinas, de Reforma y 20 de Noviembre, en los años de 1930 y 1940, donde Genaro Salinas, el tenor más importante de México y el más internacional, cantaba mientras esperaba a su madre que terminara su trabajo de lavar ajeno. A dos cuadras de ahí, Claudio Rosas, el músico que llevó a Tampico al plano mundial con su orquesta, ayudaba a su familia en un puesto de tacos mientras aprendía los acordes de su oficio.

Te puede interesar: [Video] Puente Tampico, el coloso que retó al huracán más devastador del siglo XX

Así era la bohemia en este tradicional barrio del puerto, que como un viejo tesoro pirata resguarda la cantina con la licencia 00001 de la ciudad, pues en esta parte, que era el límite del primer cuadro, se instalaron los primeros negocios de este tipo al estar detrás de los mercados municipales, una zona donde los cargadores de los centros de abasto desahogaban sus cargas físicas y emocionales para retomar las fuerzas de su día a día.

Pero no fue sino a finales de los años de 1950, cuando debido al cierre de los “centros de sociales” que se ubicaban en el Barrio de la Unión, hoy la colonia Del Pueblo, que tomó un nuevo auge esta área baja de los mercados, con innumerables cantinas, puestos de comida y otras diversiones que empezaron a darle fama en ocasiones no muy buena.

“En los buenos tiempos podías pasar hasta 10 horas cantando”, recuerda, mientras cocina en su parrilla eléctrica un hígado encebollado, don Félix Ramírez Chávez, integrante fundador del Mariachi “Los Gavilanes”, uno de los más tradicionales del puerto y con más de 50 años de actividad en “El Triángulo”.

Esta parte de la ciudad ha tenido sus momentos de gloria y de infierno, comenta, “cuando nos instalamos fue directo en la calle Reforma, era una zona muy peligrosa para quienes no eran de esta parte. Sin embargo, por las noches cambiaba y se volvía diversión y alegría, aunque nunca faltaba quien saliera corriendo por un pleito, tenías que estar a las vivas siempre”.

Los mariachis instalaron sus bases en las pequeñas cuarterías de esta parte de la ciudad a partir de los años de 1960, al ser un punto donde se concentraban más cantinas y tener una plaza: Santa Cecilia, en forma de triángulo, que le dio origen al nombre del barrio, hoy llamada la plaza de los Mariachis, donde se ubica un monumento a estas agrupaciones y otro al compositor Samuel Margarito Lozano Blancas, autor del corrido Tampico Hermoso.

Paulo Monsiváis | El Sol de Tampico

“Aquí no había hora para empezar a trabajar; al momento que llegaba el cliente, de madrugada, en la mañana o en la tarde se daba el servicio, porque había bares abiertos todo el día y toda la noche, hubo ocasiones en que nos pasamos hasta 10 o 15 horas seguidas tocando de cliente en cliente y teníamos que parar por el cansancio”, añade el músico.

Este triángulo que reunía la bohemia, la zona de tolerancia y la nota roja del puerto era fuente de los más variados trabajos, desde el oficio más viejo del mundo, pasando por el limpiador de verduras, vendedor de productos tradicionales, cargador, músico, merolico y hasta doctores y abogados, pudiendo encontrarlos todos en un solo lugar: la cantina más próxima.

Paulo Monsiváis | El Sol de Tampico

El año de la pandemia los mariachis callaron. Sin embargo, su lugar de tradición empezó a tener un nuevo rostro. Con diseños en sus fachadas, remodelaciones en su plaza, sus calles y sus bajadas, “El Triángulo” puede empezar a contar una nueva historia, pues se pretende integrarlo a un corredor turístico junto a los nuevos mercados de Tampico y darle promoción con eventos artísticos.

Así, con caras nuevas que sonríen desde sus antiguos muros, uno de los barrios más populares de la ciudad sigue su marcha a pesar de la pausa de la bohemia y sus canciones, pues mariachis como Los Gavilanes permanecen estoicos con la esperanza de que esta epidemia de tristeza pase y los acordes de la música vuelvan a darle encanto y algarabía a los tres lados de este triángulo, hogar también de mucha humanidad a la tampiqueña.

Su sola mención desata la alegría de algunos, sonroja a otros y crea polémica entre los demás. Zona de bohemia y trabajo, donde en una época no se distinguía el día de la noche, “El Triángulo”, uno de los barrios más populares del puerto, mantiene el encanto en sus anécdotas y la voz de los trovadores que luchan hoy por continuar una tradición.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Fue en esas esquinas, de Reforma y 20 de Noviembre, en los años de 1930 y 1940, donde Genaro Salinas, el tenor más importante de México y el más internacional, cantaba mientras esperaba a su madre que terminara su trabajo de lavar ajeno. A dos cuadras de ahí, Claudio Rosas, el músico que llevó a Tampico al plano mundial con su orquesta, ayudaba a su familia en un puesto de tacos mientras aprendía los acordes de su oficio.

Te puede interesar: [Video] Puente Tampico, el coloso que retó al huracán más devastador del siglo XX

Así era la bohemia en este tradicional barrio del puerto, que como un viejo tesoro pirata resguarda la cantina con la licencia 00001 de la ciudad, pues en esta parte, que era el límite del primer cuadro, se instalaron los primeros negocios de este tipo al estar detrás de los mercados municipales, una zona donde los cargadores de los centros de abasto desahogaban sus cargas físicas y emocionales para retomar las fuerzas de su día a día.

Pero no fue sino a finales de los años de 1950, cuando debido al cierre de los “centros de sociales” que se ubicaban en el Barrio de la Unión, hoy la colonia Del Pueblo, que tomó un nuevo auge esta área baja de los mercados, con innumerables cantinas, puestos de comida y otras diversiones que empezaron a darle fama en ocasiones no muy buena.

“En los buenos tiempos podías pasar hasta 10 horas cantando”, recuerda, mientras cocina en su parrilla eléctrica un hígado encebollado, don Félix Ramírez Chávez, integrante fundador del Mariachi “Los Gavilanes”, uno de los más tradicionales del puerto y con más de 50 años de actividad en “El Triángulo”.

Esta parte de la ciudad ha tenido sus momentos de gloria y de infierno, comenta, “cuando nos instalamos fue directo en la calle Reforma, era una zona muy peligrosa para quienes no eran de esta parte. Sin embargo, por las noches cambiaba y se volvía diversión y alegría, aunque nunca faltaba quien saliera corriendo por un pleito, tenías que estar a las vivas siempre”.

Los mariachis instalaron sus bases en las pequeñas cuarterías de esta parte de la ciudad a partir de los años de 1960, al ser un punto donde se concentraban más cantinas y tener una plaza: Santa Cecilia, en forma de triángulo, que le dio origen al nombre del barrio, hoy llamada la plaza de los Mariachis, donde se ubica un monumento a estas agrupaciones y otro al compositor Samuel Margarito Lozano Blancas, autor del corrido Tampico Hermoso.

Paulo Monsiváis | El Sol de Tampico

“Aquí no había hora para empezar a trabajar; al momento que llegaba el cliente, de madrugada, en la mañana o en la tarde se daba el servicio, porque había bares abiertos todo el día y toda la noche, hubo ocasiones en que nos pasamos hasta 10 o 15 horas seguidas tocando de cliente en cliente y teníamos que parar por el cansancio”, añade el músico.

Este triángulo que reunía la bohemia, la zona de tolerancia y la nota roja del puerto era fuente de los más variados trabajos, desde el oficio más viejo del mundo, pasando por el limpiador de verduras, vendedor de productos tradicionales, cargador, músico, merolico y hasta doctores y abogados, pudiendo encontrarlos todos en un solo lugar: la cantina más próxima.

Paulo Monsiváis | El Sol de Tampico

El año de la pandemia los mariachis callaron. Sin embargo, su lugar de tradición empezó a tener un nuevo rostro. Con diseños en sus fachadas, remodelaciones en su plaza, sus calles y sus bajadas, “El Triángulo” puede empezar a contar una nueva historia, pues se pretende integrarlo a un corredor turístico junto a los nuevos mercados de Tampico y darle promoción con eventos artísticos.

Así, con caras nuevas que sonríen desde sus antiguos muros, uno de los barrios más populares de la ciudad sigue su marcha a pesar de la pausa de la bohemia y sus canciones, pues mariachis como Los Gavilanes permanecen estoicos con la esperanza de que esta epidemia de tristeza pase y los acordes de la música vuelvan a darle encanto y algarabía a los tres lados de este triángulo, hogar también de mucha humanidad a la tampiqueña.

Regional

Cuatro veces en las que personas ingresaron al hábitat de cocodrilos y algo salió mal, ¿recuerdas estos casos?

Con severas lesiones físicas o incluso han perdido la vida han sido las consecuencias por ingresar al hábitat de cocodrilos

Finanzas

Llega American Eagle a Tamaulipas: su primera tienda estará en Tampico

La marca es famosa por sus camisas y sudaderas basadas en la calidad de la mezclilla, la comodidad casual y una actitud relajada

Regional

Hay 8 municipios de Tamaulipas con riesgo de escasez de agua, revela estudio

En ocho municipios tienen un nivel extremadamente alto dentro de la escala de estrés hídrico

Sociedad

Sindicato petrolero exige plazas en refinería Dos Bocas

Los integrantes del sindicato petrolero, exigieron que la basificación no fuera a través del sistema Asiste

Mundo

Ante anulación del aborto, EU teme actividad extremista

Activistas marchan por segundo día contra la anulación a la protección de la interrupción del embarazo

Gossip

Mar Solís, la heredera del talento del Buki

Mar hace su debut como cantautora en inglés y español; dice que aprendió de su padre la tenacidad

Gossip

Homenajean a la productora Carla Estrada

Con una exposición fotográfica de sus telenovelas que se inaugura este domingo, la Fundación Grandes Valores de México y América Latina destaca su trayectoria

Gossip

Siete veces adiós se presentaría solo unas semanas: ya lleva 77 funciones

El musical que ofrecería sólo 50 fechas, se ha mantenido con lleno total; develaron la placa cinco padrinos de lujo

Sociedad

Colectivos de buscadoras sin garantía de mecanismo de protección

El objetivo que tienen los integrantes de los colectivos es claro y no abandonarán su tarea para dar con sus seres queridos