/ martes 7 de julio de 2020

"Desaparece" dinero de beneficiarios de Sembrando Vida

Coneval encontró que se descontaron mil 380 millones de pesos para crear un fondo del cual no tienen respaldo

En el primer año de operación del programa Sembrando Vida el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se descontó a 230 mil campesinos 500 pesos del apoyo que recibieron a fin de promover el ahorro familiar y crear entre todos un fondo de bienestar, sólo que en la evaluación que realizó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) encontró que hasta ahora los beneficiarios “no cuentan con un documento legal para comprobar dicho ahorro” y tampoco se especifica a qué institución deben acudir a solicitar esos recursos necesarios.

Significa que los 230 mil campesinos beneficiados en 2019 habrían ahorrado por mes 115 millones de pesos y al finalizar ese año se habrían sumado mil 380 millones de pesos. Mientras que en el primer semestre del año se agregaron 850 millones de pesos mensuales y al semestre representaban 510 millones de pesos que se debían sumar.

En el documento de Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo del Programa Sembrando Vida 2019- 2020 Coneval afirma que “hasta el momento de la elaboración de este informe el equipo evaluador no cuenta con evidencia documental que permita identificar en qué institución financiera se resguardan estos recursos”.

Describe que durante las entrevistas con los operadores de las oficinas centrales, en la Secretaría de Bienestar, se comentó que “los recursos se encontraban en Bansefi, pero que se habían transferido a Intercam, sin quedar claro si el fideicomiso de capital se contrataría con esta misma institución. Al respecto, no se recibió documentación alguna que sustente cómo se llegó a esta decisión, cuáles son los factores que se consideraron y quiénes participaron en el proceso de decisión”.

El programa en su origen estableció, en 2019, en las reglas de operación que el apoyo que se entregó a los campesinos en cinco mil pesos mensuales que se distribuyen cuatro mil quinientos pesos que fueron depositados en tarjetas de débito a nombre del beneficiario y 450 pesos que se destinaron a una cuenta de ahorro del sujeto de derecho y 50 pesos más se destinaron al Fondo de Bienestar. Para la vigencia 2020 “500 pesos destinados a un ahorro programado que se retiene y transfiere automáticamente a una cuenta de inversión; ésta se divide en 250 pesos de ahorro familiar (personal) y 250 pesos destinados a la creación del ‘Fondo de Bienestar’ (de apoyo común). El Fondo es un ente independiente del Programa, bajo la figura jurídica de fideicomiso privado”.

Al presentar el informe, José Nabor Cruz, secretario ejecutivo de Coneval, aseguró que los cambios de normatividad que se encontraron en los 17 programas sociales prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluido Sembrando Vida, se hicieron para “adaptarse a las necesidades de los planes de gobierno o al contexto de implementación, se presentaron algunas veces más de una vez durante un ejercicio fiscal, lo que se considera un riesgo operativo al generar poca certeza en los operadores locales y beneficiarios”. De acuerdo con el PEF el presupuesto de Sembrando Vida en 2019 fue de 15 mil millones de pesos y para 2020 se le asignó 28 mil 504.9 millones de pesos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

En el primer año de operación del programa Sembrando Vida el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se descontó a 230 mil campesinos 500 pesos del apoyo que recibieron a fin de promover el ahorro familiar y crear entre todos un fondo de bienestar, sólo que en la evaluación que realizó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) encontró que hasta ahora los beneficiarios “no cuentan con un documento legal para comprobar dicho ahorro” y tampoco se especifica a qué institución deben acudir a solicitar esos recursos necesarios.

Significa que los 230 mil campesinos beneficiados en 2019 habrían ahorrado por mes 115 millones de pesos y al finalizar ese año se habrían sumado mil 380 millones de pesos. Mientras que en el primer semestre del año se agregaron 850 millones de pesos mensuales y al semestre representaban 510 millones de pesos que se debían sumar.

En el documento de Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo del Programa Sembrando Vida 2019- 2020 Coneval afirma que “hasta el momento de la elaboración de este informe el equipo evaluador no cuenta con evidencia documental que permita identificar en qué institución financiera se resguardan estos recursos”.

Describe que durante las entrevistas con los operadores de las oficinas centrales, en la Secretaría de Bienestar, se comentó que “los recursos se encontraban en Bansefi, pero que se habían transferido a Intercam, sin quedar claro si el fideicomiso de capital se contrataría con esta misma institución. Al respecto, no se recibió documentación alguna que sustente cómo se llegó a esta decisión, cuáles son los factores que se consideraron y quiénes participaron en el proceso de decisión”.

El programa en su origen estableció, en 2019, en las reglas de operación que el apoyo que se entregó a los campesinos en cinco mil pesos mensuales que se distribuyen cuatro mil quinientos pesos que fueron depositados en tarjetas de débito a nombre del beneficiario y 450 pesos que se destinaron a una cuenta de ahorro del sujeto de derecho y 50 pesos más se destinaron al Fondo de Bienestar. Para la vigencia 2020 “500 pesos destinados a un ahorro programado que se retiene y transfiere automáticamente a una cuenta de inversión; ésta se divide en 250 pesos de ahorro familiar (personal) y 250 pesos destinados a la creación del ‘Fondo de Bienestar’ (de apoyo común). El Fondo es un ente independiente del Programa, bajo la figura jurídica de fideicomiso privado”.

Al presentar el informe, José Nabor Cruz, secretario ejecutivo de Coneval, aseguró que los cambios de normatividad que se encontraron en los 17 programas sociales prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluido Sembrando Vida, se hicieron para “adaptarse a las necesidades de los planes de gobierno o al contexto de implementación, se presentaron algunas veces más de una vez durante un ejercicio fiscal, lo que se considera un riesgo operativo al generar poca certeza en los operadores locales y beneficiarios”. De acuerdo con el PEF el presupuesto de Sembrando Vida en 2019 fue de 15 mil millones de pesos y para 2020 se le asignó 28 mil 504.9 millones de pesos.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Jaibos jóvenes, los agentes del cambio

Importante es el papel de los jóvenes en diversos rubros levantando su voz y siendo partícipes activos de los cambios actuales

Regional

Sedesol licita diversos proyectos en El Higo

El Gobierno planea construir en este municipio cuartos dormitorio y pisos firmes de calidad

Local

Solicitan fumigación en centro de Pánuco para prevenir dengue

Manifestaron los quejosos que existe mucho avance de mosco y como se recordará, Pánuco está entre los tres primeros lugares de dengue en el estado de Veracruz

Política

Morena insiste en desaparecer 44 fideicomisos

Mario Delgado recordó que ya se hizo un parlamento abierto para revisar los que pueden desaparecer

Ecología

Industria del fast fashion, moda basura que contamina el planeta

La industria del fast fashion es la segunda más contaminante del mundo, responsable del 20 por ciento de las aguas residuales del planeta

Mundo

Grecia apuesta por el turismo a pequeña escala

La vida local griega podría ser la solución a la crisis turística, menos atraer masas y más protección del medio ambiente

Finanzas

Arrecia pelea por presidencia del BID

El candidato de EU acusó de subversivos a los países, incluido México, que piden posponer la elección

Finanzas

CCE busca apoyo de gobernadores para plan de infraestructura

La cúpula empresarial pone sobre la mesa de la Conago una cartera de 242 proyectos de obra para el país

Justicia

Investigan a policías de Guerrero por renta de armas

Autoridades hacen pruebas balísticas a los arsenales municipales para descartar su uso en actos ilícitos