/ domingo 30 de abril de 2023

Yo puedo pasar hambre, mi hija no: Elizabeth, migrante salvadoreña

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país

Mientras juega en la plaza pública Bruno Giordanno, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, Elizabeth observa a escasos metros a Hannah, su hija de un año 11 meses. Momentos después, una mujer se acerca a regalarle una gelatina, alimento que le da a la niña para hacer frente al hambre que las aqueja desde que salieron de El Salvador y emprendieron su recorrido a Estados Unidos, junto con su esposo y un grupo de vecinos.

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país, donde la pobreza a su parecer es generalizada, por lo que dejar su patria fue la única solución que encontró.

Puede interesarte: Inauguran Casa del Migrante en la Cuauhtémoc sin concluir obras

“No te voy a decir que fue fácil, no, no hay nada fácil. Nos ha tocado pasar hambre, nos ha tocado pasar frío, nos ha tocado dormir en la calle, pero gracias a Dios en el camino mucha gente nos ha ayudado, más que nada por ella (Hannah), que es los más importante, porque yo puedo dormir en la calle, puedo pasar dos o tres días sin comer, pero ella no”.

De acuerdo con Elizabeth, cruzar México hasta llegar a la frontera representa peligros para ella y su niña, pero está dispuesta a asumirlos, con el fin de brindarle mejores condiciones de vida.

“Yo veo a mi hija como una profesional, veo a mi hija bien, realizada, eso es lo que yo quiero, es lo que yo busco. Eso es lo que yo quiero para mi hija, que lo que yo no tuve lo pueda tener ella, que viva bien”.

Sobre la forma en la que planea ingresar a Estados Unidos, Elizabeth explicó que su meta es hacerlo de manera legal, mediante un permiso, para evitar más complicaciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo sé que Dios me va a hacer ese favorcito y va a hacer que yo pase. Yo no quiero entrar ilegal, como dicen, yo quiero entrar bien por mi hija, porque yo no ando sola, ando con mi hija y tengo fe de que voy a entrar”.

Hannah cumplirá dos años el próximo 7 de mayo y pasará el Día del Niño en México, su madre no sabe si aún continuarán en la calle

Mientras juega en la plaza pública Bruno Giordanno, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, Elizabeth observa a escasos metros a Hannah, su hija de un año 11 meses. Momentos después, una mujer se acerca a regalarle una gelatina, alimento que le da a la niña para hacer frente al hambre que las aqueja desde que salieron de El Salvador y emprendieron su recorrido a Estados Unidos, junto con su esposo y un grupo de vecinos.

La mujer de 32 años dijo que el único alimento de Hannah, un día antes, fue el relleno de un sándwich; el no ingerir tres comidas al día era una situación que ya vivía en su país, donde la pobreza a su parecer es generalizada, por lo que dejar su patria fue la única solución que encontró.

Puede interesarte: Inauguran Casa del Migrante en la Cuauhtémoc sin concluir obras

“No te voy a decir que fue fácil, no, no hay nada fácil. Nos ha tocado pasar hambre, nos ha tocado pasar frío, nos ha tocado dormir en la calle, pero gracias a Dios en el camino mucha gente nos ha ayudado, más que nada por ella (Hannah), que es los más importante, porque yo puedo dormir en la calle, puedo pasar dos o tres días sin comer, pero ella no”.

De acuerdo con Elizabeth, cruzar México hasta llegar a la frontera representa peligros para ella y su niña, pero está dispuesta a asumirlos, con el fin de brindarle mejores condiciones de vida.

“Yo veo a mi hija como una profesional, veo a mi hija bien, realizada, eso es lo que yo quiero, es lo que yo busco. Eso es lo que yo quiero para mi hija, que lo que yo no tuve lo pueda tener ella, que viva bien”.

Sobre la forma en la que planea ingresar a Estados Unidos, Elizabeth explicó que su meta es hacerlo de manera legal, mediante un permiso, para evitar más complicaciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo sé que Dios me va a hacer ese favorcito y va a hacer que yo pase. Yo no quiero entrar ilegal, como dicen, yo quiero entrar bien por mi hija, porque yo no ando sola, ando con mi hija y tengo fe de que voy a entrar”.

Hannah cumplirá dos años el próximo 7 de mayo y pasará el Día del Niño en México, su madre no sabe si aún continuarán en la calle

Local

Tamaulipas entre las entidades del país con sequía extrema y severa

De acuerdo a monitor sequía de la Conagua tiene 35.7% de su territorio con sequía extrema en lo que va del 2024

Doble Vía

Chucho Nader: valió la pena, mi sueño fue ser presidente de Tampico

El alcalde dijo que la pulcritud debe reflejarse en las calles; uno de sus máximos programas en su administración

Finanzas

¿Qué avance tienen las tres terminales de combustible que se instalarán en el sur de Tamaulipas?

Se tendrá mayor disponibilidad de hidrocarburos en la región norte del país

Local

Fuga en colonia de Madero cumple 6 meses sin ser reparada, alcalde pide a Comapa solución

Comapa Sur no atiende una fuga de agua potable desde hace más de 6 meses mientras se desperdician miles de litros de agua

Ciencia

¿Nunca sueñas al dormir? Por qué algunas personas no experimentan el mundo onírico

Cuando nuestro cerebro no retiene los sueños, es común pensar que no estamos soñando

Doble Vía

¿Por qué los perros huelen las partes íntimas de las personas?

Estas mascotas tienen una gran capacidad olfativa, ya que tienen millones de receptores en su nariz