/ sábado 23 de diciembre de 2017

Congo, encara la peor crisis humanitaria

El país está hundido en muerte, pobreza y guerra; niños sufren de malnutrición aguda severa

La República Democrática del Congo (RDC) podría vivir en 2018 una grave crisis humanitaria, como apuntan los gigantescos desplazamientos de población, los centenares de miles de niños en peligro de muerte o los problemas de financiación de las ONG registrados en los últimos meses.

“Hay el riesgo de que la situación en RDC pase desapercibida cuando en 2018 podría convertirse en una gran urgencia”; dijo Mohamed Abdiker, responsable de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), esto, a su regreso de un viaje a este país de África central, cuya inestabilidad pone en peligro a todo el continente.

Aunque en algunos casos las ONG lanzan advertencias para llamar la atención sobre una crisis, en la RDC hay indicios de que en los próximos meses las cosas podrían realmente empeorar mucho.

El país, con un población muy pobre a pesar de sus riquezas minerales, ha vivido en los últimos quince meses al menos tres conflictos distintos: el recrudecimiento de la actividad de los grupos armados en la región de Kivu (este del país), una crisis en Kasai (centro) desde septiembre de 2016 y un conflicto entre bantúes y pigmeos en Tanganica (sureste).

Estos enfrentamientos han provocado en 2016 y 2017 los mayores desplazamientos internos de población del mundo, superiores a los de Siria, Irak o Yemen, según el Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y el Consejo noruego de los refugiados.

La República Democrática del Congo tiene ahora cerca de cuatro millones de desplazados (1.7 millones nuevos este año), según las mismas fuentes, una cifra sólo aproximada en un país con nueve fronteras distintas y del que no se conoce la población exacta (entre 70 y 90 millones de habitantes según los cálculos).

 

SITUACIÓN CRÍTICA

En la región de Kasai, los desplazados, acogidos muchas veces por familias, han empezado a volver a sus casas aprovechando una disminución de la violencia entre las fuerzas de seguridad y las milicias Kamuina Nsapu.

“Las condiciones no deberían mejorar antes de junio de 2018 porque las temporadas de plantación en 2017 se han perdido”, asegura el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Coincidiendo con su campaña de Navidad, Unicef lanzó un grito de alarma en la región, donde “al menos 400 mil niños de menos de cinco años sufren de malnutrición aguda severa, con lo cual podrían morir en 2018 si no reciben asistencia sanitaria y nutricional”.

La Unicef afirma haber recibido sólo “un 15% de la financiación necesaria para responder a las necesidades nutricionales de los niños en 2017”

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) menciona por su parte 250 mil niños en peligro de muerte en los próximos meses en Kasai. “Cada año 160 mil niños en RDC mueren por causas relacionadas con la malnutrición”, afirmó la ONU en un comunicado el 30 de noviembre.

También existe una epidemia de cólera que ha dejado más de mil muertos, con más de 50 mil casos sospechosos en 23 de las 26 provincias del país, en 2017, según el ministerio de Sanidad.

Esta crisis humanitaria se ha agravado por la crisis política, al punto que las elecciones se pospusieron.

La República Democrática del Congo (RDC) podría vivir en 2018 una grave crisis humanitaria, como apuntan los gigantescos desplazamientos de población, los centenares de miles de niños en peligro de muerte o los problemas de financiación de las ONG registrados en los últimos meses.

“Hay el riesgo de que la situación en RDC pase desapercibida cuando en 2018 podría convertirse en una gran urgencia”; dijo Mohamed Abdiker, responsable de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), esto, a su regreso de un viaje a este país de África central, cuya inestabilidad pone en peligro a todo el continente.

Aunque en algunos casos las ONG lanzan advertencias para llamar la atención sobre una crisis, en la RDC hay indicios de que en los próximos meses las cosas podrían realmente empeorar mucho.

El país, con un población muy pobre a pesar de sus riquezas minerales, ha vivido en los últimos quince meses al menos tres conflictos distintos: el recrudecimiento de la actividad de los grupos armados en la región de Kivu (este del país), una crisis en Kasai (centro) desde septiembre de 2016 y un conflicto entre bantúes y pigmeos en Tanganica (sureste).

Estos enfrentamientos han provocado en 2016 y 2017 los mayores desplazamientos internos de población del mundo, superiores a los de Siria, Irak o Yemen, según el Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y el Consejo noruego de los refugiados.

La República Democrática del Congo tiene ahora cerca de cuatro millones de desplazados (1.7 millones nuevos este año), según las mismas fuentes, una cifra sólo aproximada en un país con nueve fronteras distintas y del que no se conoce la población exacta (entre 70 y 90 millones de habitantes según los cálculos).

 

SITUACIÓN CRÍTICA

En la región de Kasai, los desplazados, acogidos muchas veces por familias, han empezado a volver a sus casas aprovechando una disminución de la violencia entre las fuerzas de seguridad y las milicias Kamuina Nsapu.

“Las condiciones no deberían mejorar antes de junio de 2018 porque las temporadas de plantación en 2017 se han perdido”, asegura el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Coincidiendo con su campaña de Navidad, Unicef lanzó un grito de alarma en la región, donde “al menos 400 mil niños de menos de cinco años sufren de malnutrición aguda severa, con lo cual podrían morir en 2018 si no reciben asistencia sanitaria y nutricional”.

La Unicef afirma haber recibido sólo “un 15% de la financiación necesaria para responder a las necesidades nutricionales de los niños en 2017”

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) menciona por su parte 250 mil niños en peligro de muerte en los próximos meses en Kasai. “Cada año 160 mil niños en RDC mueren por causas relacionadas con la malnutrición”, afirmó la ONU en un comunicado el 30 de noviembre.

También existe una epidemia de cólera que ha dejado más de mil muertos, con más de 50 mil casos sospechosos en 23 de las 26 provincias del país, en 2017, según el ministerio de Sanidad.

Esta crisis humanitaria se ha agravado por la crisis política, al punto que las elecciones se pospusieron.

Local

Comercios de Madero ven en el Día del Amor y la Amistad una "esperanza" para sus ventas

El 2022 ha sido difícil debido a la cuarta ola de contagios que se vive en el sur de Tamaulipas

Local

Virgen Desatadora de Nudos y su altar en Tamaulipas: conoce su historia

Por su ubicación decenas de personas arriban ahí a diario, está al paso de una de las avenidas más importantes de la capital tamaulipeca

Local

Patios de plataformeras en Tampico lucen vacíos: no hay trabajo

Hasta un 25% de los salarios se han visto desvalorizados por la falta de trabajo en la región en la industria metalmecánica.

Local

Clima fresco permanecerá en el sur de Tamaulipas, SMN prevé ráfagas de 27 km/h

El ingreso de aire húmedo del Golfo de México generará intervalos de chubascos en algunas regiones de Tamaulipas

OMG!

Cardi B gana demanda millonaria contra youtuber que la difamó

La bloguera Tasha K calificó a la rapera de "prostituta", dijo que tenía herpes y consumía cocaína

Finanzas

Prevalece recuperación en consumo mayorista y minorista

El crecimiento en las ventas de estas ramas se le atribuye principalmente a la temporada de ofertas del Buen Fin

Justicia

Congreso retira fuero al magistrado José de Jesús N.

El magistrado José de Jesús N. es acusado de corrupción de menores y abuso sexual infantil

Sociedad

Derrumbe de vivienda por explosión de gas en Puebla deja un muerto y 11 heridos

Autoridades mantienen las labores de búsqueda debido al reporte de cuatro personas desaparecidas

Local

Virgen Desatadora de Nudos y su altar en Tamaulipas: conoce su historia

Por su ubicación decenas de personas arriban ahí a diario, está al paso de una de las avenidas más importantes de la capital tamaulipeca