/ domingo 23 de diciembre de 2018

Así fue la impresionante erupción del volcán que provocó el tsunami en Indonesia

Hasta el momento se cuenta 222 muertos, 28 desaparecidos y 843 heridos en la isla al sur de Sumatra

La erupción del Anak Krakatau, "hijo" del legendario volcán indonesio Krakatoa, provocó anoche un tsunami en el estrecho que separa a las isla de Sumatra y de Java con una cifra provisional de 222 muertos, 28 desaparecidos y 843 heridos.

El Anak Krakatau, con poco más de 300 metros de altura y con un cráter lateral, se encuentra en una isla de forma cónica deshabitada y que sirve de atracción turística en el estrecho de Sonda.

El volcán, uno de los 127 en activo en Indonesia -nación asentada sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico"-, expulsó ayer una columna de humo hasta medio kilómetro de su cumbre, junto a roca y ríos de magma.


La erupción pudo crear un corrimiento de tierra submarino que a su vez ocasionó un maremoto -con olas de hasta 2 metros de altura, según los expertos indonesios- que arrasó las costas del país.

A la actividad volcánica no le acompañó un fuerte movimiento sísmico, por lo cual el sistema de alarmas de emergencia y el tsunami cogió desprevenidos a centenares de personas en las playas.

Según expertos vulcanólogos, el Anak Krakatau -cuya traducción al español es "hijo del Krakatoa"- se había mostrado particularmente activo desde junio con frecuentes columnas de humo y ceniza y en octubre un barco turístico estuvo cerca de ser golpeado por rocas volcánicas.



Descubierto en 1927, el Anak Krakatau emergió de las aguas más de medio siglo después de la gran erupción del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costó la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.

El 26 de agosto de 1883, tras meses de frenética actividad volcánica, el Krakatoa sufrió cuatro enormes explosiones -acompañadas cada una por enormes tsunamis- que provocaron el desplome de la mitad de la isla.

Según los registros históricos, la explosiones fueron tan violentas que se escucharon a 5.000 kilómetros de distancia y la ceniza llegó a los 80 kilómetros de altura.


Otros datos aseguran que las erupciones fueron similares a una bomba de 200 megatones, lo que equivale a 13.000 veces la bomba nuclear lanzada contra la ciudad japonesa de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.




La erupción del Anak Krakatau, "hijo" del legendario volcán indonesio Krakatoa, provocó anoche un tsunami en el estrecho que separa a las isla de Sumatra y de Java con una cifra provisional de 222 muertos, 28 desaparecidos y 843 heridos.

El Anak Krakatau, con poco más de 300 metros de altura y con un cráter lateral, se encuentra en una isla de forma cónica deshabitada y que sirve de atracción turística en el estrecho de Sonda.

El volcán, uno de los 127 en activo en Indonesia -nación asentada sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico"-, expulsó ayer una columna de humo hasta medio kilómetro de su cumbre, junto a roca y ríos de magma.


La erupción pudo crear un corrimiento de tierra submarino que a su vez ocasionó un maremoto -con olas de hasta 2 metros de altura, según los expertos indonesios- que arrasó las costas del país.

A la actividad volcánica no le acompañó un fuerte movimiento sísmico, por lo cual el sistema de alarmas de emergencia y el tsunami cogió desprevenidos a centenares de personas en las playas.

Según expertos vulcanólogos, el Anak Krakatau -cuya traducción al español es "hijo del Krakatoa"- se había mostrado particularmente activo desde junio con frecuentes columnas de humo y ceniza y en octubre un barco turístico estuvo cerca de ser golpeado por rocas volcánicas.



Descubierto en 1927, el Anak Krakatau emergió de las aguas más de medio siglo después de la gran erupción del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costó la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.

El 26 de agosto de 1883, tras meses de frenética actividad volcánica, el Krakatoa sufrió cuatro enormes explosiones -acompañadas cada una por enormes tsunamis- que provocaron el desplome de la mitad de la isla.

Según los registros históricos, la explosiones fueron tan violentas que se escucharon a 5.000 kilómetros de distancia y la ceniza llegó a los 80 kilómetros de altura.


Otros datos aseguran que las erupciones fueron similares a una bomba de 200 megatones, lo que equivale a 13.000 veces la bomba nuclear lanzada contra la ciudad japonesa de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.




Local

Procuraduría del DIF continúa dando atención a los altamirenses

La dependencia ofrece diversos trámites y asesorías a la población que lo necesita y siguiendo las medidas preventivas de salud

Local

Con desesperación, buscan tanques de oxígeno en el sur de Tamaulipas

Asociaciones civiles reportan que diariamente reciben llamados de los familiares de enfermos pidiendo ayuda

Local

Tamaulipeco vence al Covid-19 y genera guía de supervivencia

En once pasos narra cómo fue que encaró, registró y superó esta enfermedad pandémica

Local

Buscan reunión con nuevo director de API

Indicó que con el nuevo director de la Administración Portuaria Integral se volverá a tratar el tema de la reconversión de unos tramos del puerto de carga a turístico

Círculos

Ofrecen seminario de danza oriental

Permitiendo una oportunidad a las nuevas generaciones de conocer más géneros dancísticos Ana Rosa Mazlum ha ofrecido clases virtuales

Local

Supervisa gobernador de Tamaulipas filtro sanitario para transporte público

El mandatario estatal expresó la importancia de que se tomen al pie de la letra las medidas sanitarias que ha recomendado la Secretaría de Salud

Círculos

Abre inscripciones la Casa Amiga de la Obrera

La Casa Amiga de la Obrera apoya a mujeres trabajadoras, dando espacio de guardería para sus hijos y educación preescolar

Deportes

Cachorros espera el retorno de actividades

Cachorros es una quinteta dirigida por el entrenador Eusebio Medina Lara y está integrado por excelentes jugadores que lograron acreditarse importantes logros en la justa, cuya sede es la cancha techada del parque Méndez