/ miércoles 15 de julio de 2020

París elimina el agua purificada

Desde 2010, la producción y distribución de agua en París, no es del sector privado, sino provista por un operador público

Aunque en muchas naciones del mundo la purificación del agua por parte de empresas privadas es la forma más común de comercializarla y consumirla, la administración parisina controla el proceso para llevar el líquido a sus ciudadanos, y se oponen al proceso de embotellado.

Desde 2010, la producción y distribución de agua en París, no es del sector privado, sino provista por un operador público, conocido como Eau de París.

De acuerdo con Célie Blauel, vicealcaldesa parisina encargada de la distribución de agua en la localidad, el agua es uno de los productos más controlados que existen en la Ciudad de la Luz.

“En Francia, la idea es que todos tengan agua gratis en la calle, como turistas o incluso la gente sin hogar”, dijo en una entrevista con el programa de Netflix, Zac Efron: Con los pies sobre la tierra.

La vicealcaldesa asegura que en París existen más de mil bebederos públicos gratuitos, y en todos ellos se puede beber directamente de la llave.

Algunos de estos artefactos, incluso, generan agua gasificada.

Los bebederos que cuentan con este tipo de líquido integran una etiqueta en la máquina que explica los minerales con los que fue adicionada el agua.

“Creo que el agua embotellada es el chiste más grande de la historia, por lo que contiene y lo que se paga”, mencionó.

Sin embargo, Célie Blauel admite que el agua también es un negocio del que se obtienen ganancias, pero estas son devueltas a la gente de París, a través de inversión pública o la reducción de precios.

Explica también que el movimiento del agua gratuita no se limita a la capital francesa, pues más de 500 ciudades en el mundo decidieron replicarlo. “El agua es un bien común, no debería ser negocio”, menciona la vicealcaldesa parisina.

Las fuentes públicas eliminan la necesidad de las botellas de un sólo uso, y por tanto, la contaminación que generan en todo el mundo. Según cifras oficiales, cada minuto se consumen un millón de botellas desechables en el mundo, lo que equivale a 525.6 trillones al año.

Para almacenar el líquido, París cuenta con máquinas que venden contenedores de vidrio vacíos para que después se puedan llenar en los bebederos públicos y así eliminar el consumo de estos productos.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Aunque en muchas naciones del mundo la purificación del agua por parte de empresas privadas es la forma más común de comercializarla y consumirla, la administración parisina controla el proceso para llevar el líquido a sus ciudadanos, y se oponen al proceso de embotellado.

Desde 2010, la producción y distribución de agua en París, no es del sector privado, sino provista por un operador público, conocido como Eau de París.

De acuerdo con Célie Blauel, vicealcaldesa parisina encargada de la distribución de agua en la localidad, el agua es uno de los productos más controlados que existen en la Ciudad de la Luz.

“En Francia, la idea es que todos tengan agua gratis en la calle, como turistas o incluso la gente sin hogar”, dijo en una entrevista con el programa de Netflix, Zac Efron: Con los pies sobre la tierra.

La vicealcaldesa asegura que en París existen más de mil bebederos públicos gratuitos, y en todos ellos se puede beber directamente de la llave.

Algunos de estos artefactos, incluso, generan agua gasificada.

Los bebederos que cuentan con este tipo de líquido integran una etiqueta en la máquina que explica los minerales con los que fue adicionada el agua.

“Creo que el agua embotellada es el chiste más grande de la historia, por lo que contiene y lo que se paga”, mencionó.

Sin embargo, Célie Blauel admite que el agua también es un negocio del que se obtienen ganancias, pero estas son devueltas a la gente de París, a través de inversión pública o la reducción de precios.

Explica también que el movimiento del agua gratuita no se limita a la capital francesa, pues más de 500 ciudades en el mundo decidieron replicarlo. “El agua es un bien común, no debería ser negocio”, menciona la vicealcaldesa parisina.

Las fuentes públicas eliminan la necesidad de las botellas de un sólo uso, y por tanto, la contaminación que generan en todo el mundo. Según cifras oficiales, cada minuto se consumen un millón de botellas desechables en el mundo, lo que equivale a 525.6 trillones al año.

Para almacenar el líquido, París cuenta con máquinas que venden contenedores de vidrio vacíos para que después se puedan llenar en los bebederos públicos y así eliminar el consumo de estos productos.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Universidad Politécnica de Altamira, garante de la educación

Con apoyos económicos, becas y descuentos, la universidad ofrece una formación con altos estándares y gran prestigio a los estudiantes en esta temporada de pandemia

Local

A punto del colapso decenas de gimnasios

Piden retomar labores bajo estrictas medidas de salud por la pandemia del coronavirus, tras casi seis meses de estar inactivos

Local

Suspensión de clases afecta a ambulantes

En cinco meses no se han podido recuperar, por lo que algunos comerciantes han decidido cambiar de empleo

Política

"Échenme al tigre más furioso": Napoleón Gómez Urrutia

El líder minero asegura que ninguno de los tres últimos presidentes de México lograron encontrar pruebas de los delitos financieros que lo acusaron

Finanzas

Banco del Bienestar se declara sin fondos

La institución argumentó la falta de fondos al dar por terminada la compra de ocho mil cajeros automáticos a Vivcolmex

Finanzas

Mario di Costanzo: El Fobaproba se puede reestructurar

El extitular de la Condusef afirma que jurídicamente es viable revisar la deuda del rescate bancario

Sociedad

INE determina blindaje sanitario para elecciones en Hidalgo y Coahuila

Contempla tres protocolos en durante el proceso electoral para preservar la salud de los ciudadanos

Cultura

Museos reabren hoy, pero aún no están listos

La mayoría de los recintos públicos y privados todavía no están preparados con medidas sanitarias para recibir al público

Finanzas

Cofece castiga al Cártel de la Sangre por coludirse y ganar contratos

Multa a 11 empresas por simular competencia en concursos públicos para estudios de laboratorio