imagotipo

Mexicana colabora en la reconstrucción de una comunidad en Nepal

  • Agencia NTMX
  • en Nacional

GUADALAJARA, Jal. Febrero 9 (Notimex).- La ingeniera civil Mariana Jiménez dijo que aplica sus conocimientos en la elaboración de ladrillos de bajo costo para levantar, paso a paso, una población nepalí devastada por el terremoto que en 2015 azotó esta pequeña nación de Asia.

Agregó que antes de las seis de la mañana ya suele estar de pie porque le espera una jornada en la que estará al frente de un equipo que dedicará ocho horas a hacer ladrillos de tierra compactada que se destinarán, principalmente, a la construcción de casas.

La egresada de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) mencionó que aprendió esta técnica sustentable de hacer ladrillos en India.

Comentó que desde hace año y medio vive en un tipi (tienda de los indios americanos) montado en Takure, comiendo lo que ella y otros voluntarios cultivan en esta comunidad de Nepal, tan pequeña que no aparece en los mapas, pero que fue seriamente afectada por el sismo de abril de 2015.

Lee también: Detienen en Nuevo León a operador de exgobernador Yarrington

“Cuando pasa un terremoto todo el mundo está pendiente, año y medio después nadie se acuerda, pero la gente sigue viviendo la destrucción”, señaló.

Apuntó que desde que egresó de Ingeniería Civil del ITESO, en diciembre de 2014, tenía claro que trabajaría como voluntaria.

Explicó que tras el sismo que dejó más de 600 mil casas destruidas buscó opciones sustentables para la reconstrucción de Nepal, así encontró a la asociación civil Conscious Impact, a la que llegó como voluntaria, y encontró que justo tenían la máquina en la que ella acababa de certificarse en el Auroville Earth Institute de India y con el aval de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés).

WhatsApp Image 2017-02-09 at 13.28.48

“Me gusta estar en servicio, es una herramienta que me dieron los jesuitas, recuerdo que cuando estudiaba en el Instituto de Ciencias estuve en una experiencia rural y luego, ya en el ITESO, trabajé durante un verano en una comunidad de Nayarit en el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) ‘Inserción en comunidades en extrema pobreza’, coordinado por José Martín del Campo, para la organización Hábitat para la Humanidad”.

Añadió que en un principio, entró a Conscious Impact para ser voluntaria tres o seis meses, hoy, año y medio después y para poder pagar su estancia como voluntaria, sus planes contemplan ir a trabajar a Los Angeles durante el verano, período en que las lluvias obligan a la gente a detener la reconstrucción.

“En Nepal todo es montaña, en las carreteras no hay pavimento y en temporada de lluvia sí es peligroso, y esa es una de las razones por las que en verano se cierra el campamento”, añadió.

Apuntó que ingresó a Ingeniería Civil con la idea de trabajar con materiales alternativos y ahora es la encargada de la producción de ladrillos de tierra compactada, comanda a un equipo de 10 nepalíes a quienes considera como su familia y a quienes justo hace unos días se sumaron seis mujeres más, y calcula que hasta el momento han elaborado más de 70 mil ladrillos.

Te puede interesar: Ex Big Brother, en busca del candidato presidencial

Mariana Jiménez manifestó que en este periodo aprendió a confiar en ella misma y a que tiene el conocimiento y las herramientas para ayudar a otros, además, vivir en un campamento sustentable la hizo darse cuenta que las personas, en realidad, no necesitan mucho para sobrevivir.

“Tenemos un programa de agricultura orgánica y entiendo lo básico de cosechar, lo más grande que he aprendido es que todo tiene un ciclo: estar en la naturaleza, ver cómo cambia la estación; ver una semilla, cuidarla, ver cómo se convierte en una planta y luego en comida; probablemente en la ciudad o en occidente todo lo querría instantáneo”, comentó.

Puntualizó que esta ONG tiene programas de voluntariado a lo largo del año a los que se pueden inscribir los interesados en apoyar, o también se puede apoyar la campaña #BricksForNepal, con la cual se busca financiar el salario de 25 mujeres que serán contratadas por la organización.

“En las tareas de reconstrucción se necesitan arquitectos, ingenieros civiles, pero también hay lugar para gente dedicada a temas como educación o especialistas en medio ambiente”, concluyó.