/ lunes 13 de mayo de 2019

Llegan nuevas drogas sin detectarse en productos naturistas

Incluso se mandan por paquetería ordinaria al no estar catalogadas como productos ilegales

Con cambios en sus ingredientes para que no sean identificadas como drogas, por lo menos 200 sustancias, forman parte de una nueva tendencia para que el consumo de enervantes no pueda ser detectado en las instituciones de salud que regulan la venta o de las dependencias que castigan la comercialización de narcóticos ilegales.

“Es un aproximado de las sustancias que se han identificado, se les cambian las moléculas a las bases de estos productos químicos y ha hecho difícil justamente saber que es lo que contiene estos productos, lo que nos han informado la Procuraduría es que se distribuyen de forma legal al no contar con reporte de que estén prohibidas”.

Señaló la directora nacional de Desarrollo Operativo de los Centros de Integración Juvenil A. C. Maritza Jiménez Landa, quien menciona que los productos incluso se entregan por paquetería comercial, mientras otros se venden en tiendas naturistas o redes sociales, pues al no estar catalogados como nocivos o causal de adicciones se venden en diversos medios.

Expone que existe una situación grave con estas nuevas sustancias y las ya conocidas como drogas, pues “desgraciadamente los jóvenes ahora tienen “maratones” de fines de semana donde durante tantas horas se combinan y se cambian de sustancias, desde alcohol, mariguana, cocaína y varias de las nuevas sustancias que hace que tengan estados de intoxicación, llegando a los hospitales con cuadros psicóticos”.

Las Nuevas Sustancias Psicoactivas (NSP) se definen como sustancias de abuso no controladas o fiscalizadas que, sin embargo, representan una amenaza para la salud pública, ya que con nombres y estrategias de mercado engañosas evaden controles legales y sanitarios, para distribuirse por diversos medios.

Se comercializan bajo nombres diferentes como “drogas de diseño”, “euforizantes legales”, “sales de baño”, “reactivos de laboratorio”, “productos de investigación” o “inciensos herbales” y son derivados catinonas o cannabinoides sintéticos, que son más adictivos y dañinos que las plantas estimulantes.

Con cambios en sus ingredientes para que no sean identificadas como drogas, por lo menos 200 sustancias, forman parte de una nueva tendencia para que el consumo de enervantes no pueda ser detectado en las instituciones de salud que regulan la venta o de las dependencias que castigan la comercialización de narcóticos ilegales.

“Es un aproximado de las sustancias que se han identificado, se les cambian las moléculas a las bases de estos productos químicos y ha hecho difícil justamente saber que es lo que contiene estos productos, lo que nos han informado la Procuraduría es que se distribuyen de forma legal al no contar con reporte de que estén prohibidas”.

Señaló la directora nacional de Desarrollo Operativo de los Centros de Integración Juvenil A. C. Maritza Jiménez Landa, quien menciona que los productos incluso se entregan por paquetería comercial, mientras otros se venden en tiendas naturistas o redes sociales, pues al no estar catalogados como nocivos o causal de adicciones se venden en diversos medios.

Expone que existe una situación grave con estas nuevas sustancias y las ya conocidas como drogas, pues “desgraciadamente los jóvenes ahora tienen “maratones” de fines de semana donde durante tantas horas se combinan y se cambian de sustancias, desde alcohol, mariguana, cocaína y varias de las nuevas sustancias que hace que tengan estados de intoxicación, llegando a los hospitales con cuadros psicóticos”.

Las Nuevas Sustancias Psicoactivas (NSP) se definen como sustancias de abuso no controladas o fiscalizadas que, sin embargo, representan una amenaza para la salud pública, ya que con nombres y estrategias de mercado engañosas evaden controles legales y sanitarios, para distribuirse por diversos medios.

Se comercializan bajo nombres diferentes como “drogas de diseño”, “euforizantes legales”, “sales de baño”, “reactivos de laboratorio”, “productos de investigación” o “inciensos herbales” y son derivados catinonas o cannabinoides sintéticos, que son más adictivos y dañinos que las plantas estimulantes.

Local

Tamaulipas, atractivo para los inversionistas

Shell inició su campaña de exploración de hidrocarburos frente a costas de la entidad

Local

Requerirá INE a poco más de 3 mil personas

Actualmente realizan recorridos para verificar los puntos donde van a instalar casillas

Local

Comercios piden a la población seguir con medidas sanitarias

De no bajar el nivel de contagios que se da en la zona existe el riesgo de retornar al semáforo rojo

Regional

Se realiza paro de labores en maquiladoras de Matamoros

Las maquiladoras que afrontan hasta el momento la suspensión no han dado a conocer su postura oficial con respecto a estas medidas adoptadas por sus trabajadores

Local

Densa neblina se registra en sur de Tamaulipas

Las condiciones cambiarán a partir del miércoles por la noche debido a la llegada de otro sistema frontal

Política

Eliminar outsourcing preocupa a los suizos

En entrevista con El Sol de México, el embajador de Suiza dijo que hay apertura de autoridades mexicanas para encontrar soluciones

Mundo

Se agota la paciencia por retraso de vacunas anticovid en Europa

La Unión europea presiona a las farmacéuticas cuando los casos de Covid-19 se disparan; escasez en EU

Finanzas

Prisa pierde control de Radiópolis

La directora general Adjunta del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras cancela registro de capital neutro de Prisa

Finanzas

Refinería de Dos Bocas no estará lista en 2022

En noviembre de 2020, se firmó el contrato para comprar coquizadoras, que tardarán dos años en llegar