imagotipo

Por una apuesta pierde la vida

La Prensa

Interesado por ganarse 40 “varos”, un hombre en situación de calle le entró a la apuesta, que consistía en tomarse de jalón y sin parar, una botella de litro de mezcal. Al estarla ingiriendo, entre risas y aplausos por parte de comerciantes de la zona, el hombre se la terminó, por lo que al cobrar su “lana” se retiró del lugar, pero metros adelante cayó como fulminado por un rayo.

Pensaban que el alcohol ingerido de un jalón le había dado una ligera “patada” y que solamente se trataba de un desmayo por la forma de beber, pero al acercarse al sitio, se espantaron al ver que el sujeto de aproximadamente 40 años, a quien conocían como “El Gancho”, no respiraba y entonces decidieron solicitar el apoyo de paramédicos para que lo ayudaran.

Al ser revisado el cuerpo de ese hombre que era bien conocido por la zona de La Merced, los paramédicos declararon que ya había dejado de existir, siendo la causa una congestión alcohólica, y en ese momento a los policías les comentaron que alguien, sin que revelaran su identidad, le hizo la apuesta de 40 pesos a cambio de que se tomara una botella de litro de mezcal.

Que esto fue en Izazaga y Médico Militar, Colonia Centro, y tras haber ganado la dichosa “apuesta”, recibió su dinero, pero tras dar varios pasos se desvaneció, cayó boca abajo y antes que llegaran los policías le colocaron su mochila bajo el rostro, para evitar que se lastimara ante el desconocimiento de que ya había dejado de existir.

“El Gancho” murió en las calles donde permaneció los últimos años, y como lo decía su mote, ayer recibió “un gancho al hígado” por haber bebido el mezcal de la forma en que lo hizo, pues su cuerpo no aguantó más y le cobró la factura a sus excesos, por ello en la agencia del ministerio público de la Coordinación Territorial CUH-4 se inició una carpeta por el delito de homicidio culposo por otras causas.

Lee también: Asaltante se dispara por accidente en Puebla