/ martes 10 de julio de 2018

Denuncian muerte de al menos 10 bebés en un hospital de Cuernavaca

Los decesos habrían ocurrido a causa de una bacteria en el área de cuidados neonatales en el Hospital José G. Parres

Padres de familia denunciaron que al menos 10 bebés han fallecido a presuntamente a causa de una bacteria en el área de cuidados neonatales en el Hospital José G. Parres de Cuernavaca.

El adiós a los gemelos

Patricia Aguirre, quien perdió a sus gemelos, una niña y un niño, que nacieron el 22 de mayo, informó que cuando sus hijos empezaron a ponerse graves los doctores les informaron que se trató de una bacteria y comentó que ya estaban recibiendo un tratamiento con antibióticos.

Primero, la salud de su hija se empezó a agravar, mientras que la del niño mejoraba. Pero el jueves 28 de junio el menor murió; al siguiente lunes, la niña falleció.

Aseguró que en el periodo en que sus hijos se pusieron graves y fallecieron, al menos otros 10 niños perdieron la vida.

Foto: Especial

Iker Tadeo, otra víctima

América Jozelin León, madre del pequeño Iker Tadeo, informó que su hijo nació el 28 de mayo y falleció el 29 de junio; asegura que también pereció por una bacteria.

De acuerdo con el acta de defunción, las causas de la muerte de Iker Tadeo son: coagulación intravascular diseminada (siete horas); choque séptico ( siete horas); sepsis neonatal (13 días); prematurez (32 días).

Manifestaron que junto con los padres de familia del resto de los bebés fallecidos iniciarán las acciones legales correspondientes para exigir justicia.

Foto: Especial


Secretaría de Salud investiga muertes

La titular de la Secretaría de Salud, Patricia Mora González, aseguró que se investigará a fondo el caso de los cuatro bebés fallecidos en el área de cuidados neonatales del Hospital José G. Parres de Cuernavaca.

Manifestó que solamente existe evidencia de cuatro bebés fallecidos y comentó que los padres de éstos han referido que la causa de los decesos fue una bacteria.

Destacó que la muertes se debieron a que los bebés era prematuros, además de que mantenían constantes problemas de salud, pues así lo arrojan los expedientes clínicos de cada uno.

Foto: Especial

En tanto, indicó que ya se comunicó con las tres familias y se ha comprometido a investigar para llegar al fondo de los casos.

Desde la semana pasada, la Dirección General de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno federal realiza las revisiones en la unidad neonatal de Hospital José G. Parres y se encuentran a la espera de los resultados.

Patricia Mora indicó que la Unidad de Epidemiología del nosocomio ha reforzado las medidas y cuidados en los bebés que permanecen en dicha área.

Agregó que esa misma unidad nunca encontró algún indicio de una bacteria o algún otro problema que los pudiera poner en alerta.

La funcionaria indicó que inclusive el miércoles de la semana pasada inspeccionó la unidad de cuidados neonatales.

Finalmente, Mora González indicó que los cuatro bebés que fallecieron tenían condiciones distintas; en ese sentido, detalló: uno de los bebés nació con problemas de hemorragia cerebral y otros tenían problemas renales, además de que la madre de cada uno poseía condiciones distintas.

Padres de familia denunciaron que al menos 10 bebés han fallecido a presuntamente a causa de una bacteria en el área de cuidados neonatales en el Hospital José G. Parres de Cuernavaca.

El adiós a los gemelos

Patricia Aguirre, quien perdió a sus gemelos, una niña y un niño, que nacieron el 22 de mayo, informó que cuando sus hijos empezaron a ponerse graves los doctores les informaron que se trató de una bacteria y comentó que ya estaban recibiendo un tratamiento con antibióticos.

Primero, la salud de su hija se empezó a agravar, mientras que la del niño mejoraba. Pero el jueves 28 de junio el menor murió; al siguiente lunes, la niña falleció.

Aseguró que en el periodo en que sus hijos se pusieron graves y fallecieron, al menos otros 10 niños perdieron la vida.

Foto: Especial

Iker Tadeo, otra víctima

América Jozelin León, madre del pequeño Iker Tadeo, informó que su hijo nació el 28 de mayo y falleció el 29 de junio; asegura que también pereció por una bacteria.

De acuerdo con el acta de defunción, las causas de la muerte de Iker Tadeo son: coagulación intravascular diseminada (siete horas); choque séptico ( siete horas); sepsis neonatal (13 días); prematurez (32 días).

Manifestaron que junto con los padres de familia del resto de los bebés fallecidos iniciarán las acciones legales correspondientes para exigir justicia.

Foto: Especial


Secretaría de Salud investiga muertes

La titular de la Secretaría de Salud, Patricia Mora González, aseguró que se investigará a fondo el caso de los cuatro bebés fallecidos en el área de cuidados neonatales del Hospital José G. Parres de Cuernavaca.

Manifestó que solamente existe evidencia de cuatro bebés fallecidos y comentó que los padres de éstos han referido que la causa de los decesos fue una bacteria.

Destacó que la muertes se debieron a que los bebés era prematuros, además de que mantenían constantes problemas de salud, pues así lo arrojan los expedientes clínicos de cada uno.

Foto: Especial

En tanto, indicó que ya se comunicó con las tres familias y se ha comprometido a investigar para llegar al fondo de los casos.

Desde la semana pasada, la Dirección General de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno federal realiza las revisiones en la unidad neonatal de Hospital José G. Parres y se encuentran a la espera de los resultados.

Patricia Mora indicó que la Unidad de Epidemiología del nosocomio ha reforzado las medidas y cuidados en los bebés que permanecen en dicha área.

Agregó que esa misma unidad nunca encontró algún indicio de una bacteria o algún otro problema que los pudiera poner en alerta.

La funcionaria indicó que inclusive el miércoles de la semana pasada inspeccionó la unidad de cuidados neonatales.

Finalmente, Mora González indicó que los cuatro bebés que fallecieron tenían condiciones distintas; en ese sentido, detalló: uno de los bebés nació con problemas de hemorragia cerebral y otros tenían problemas renales, además de que la madre de cada uno poseía condiciones distintas.

Local

“Los extraviados de la realidad”

Se trata de los enfermos mentales, quienes en algún momento fueron el hijo de mamá y papá, con una niñez quizá normal, pero en su desarrollo por alguna situación la mayoría de las veces desconocida perdieron la cordura

Local

Impresionante fuga de agua potable en Tampico

El incidente se presentó durante la tarde-noche de este miércoles en una banqueta de la Avenida Valles, a escasos metros del entronque donde se ubica el paso a desnivel de la entrada al sector Lomas de Infonavit

Local

Madre e hijo vencen al cáncer superan la batalla

A ella le detectan cáncer de mama y 17 días después su hijo es diagnosticado con Linfoma no Hodgkin

Local

“Los extraviados de la realidad”

Se trata de los enfermos mentales, quienes en algún momento fueron el hijo de mamá y papá, con una niñez quizá normal, pero en su desarrollo por alguna situación la mayoría de las veces desconocida perdieron la cordura

Local

La lucha es permanente

Personal de esta empresa recibió interesante plática para detectar a tiempo la enfermedad

Policiaca

Fallece ciclista embestido por un automóvil

El sangriento percance ocurrió a la altura del cruce con la calle Matamoros de la colonia Américo Villarreal Guerra de Altamira, lugar al que se movilizaron elementos de tránsito y socorristas de la Cruz Roja

Local

Impresionante fuga de agua potable en Tampico

El incidente se presentó durante la tarde-noche de este miércoles en una banqueta de la Avenida Valles, a escasos metros del entronque donde se ubica el paso a desnivel de la entrada al sector Lomas de Infonavit

Ciencia

¡NASA confirma primera caminata espacial de mujeres en la historia!

La primera caminata espacial realizada en su totalidad por mujeres se dará esta semana

Policiaca

Joven se ahorca dentro de su recámara en la Col. Lomas del Chairel

El lamentable incidente fue reportado en primer instancia a la guardia de la Cruz Roja Mexicana Delegación Tampico, movilizándose el cuerpo de paramédicos a la vivienda ubicada en calle Abeto