/ sábado 30 de mayo de 2020

Match Point | Fuerza mental, antes que física

Siempre será un gusto saludar a todos nuestros amables lectores.

Tenistas, amantes del deporte blanco y público en general, tengan todos ustedes un estupendo día en este quinto y último sábado del mes de mayo.

Deseamos de todo corazón estar cada vez más cerca de la reapertura en la actividad tenística, aunque seguimos algo confundidos por lo que dicen unos y otros pero, sacando una media de las noticias, pensamos que realmente estamos cerca de volver a lo que tanto nos gusta y a lo que tanto necesitamos todos... trabajar. Sin otro afán que comentar, les podemos decir que toda esta cuarentena muchos grupos de profesores de tenis (no aquí en México, menos en Tampico) hicieron gala de unión y apoyo entre sí, con colaboraciones como conferencias, pláticas, ventas, comentarios informativos y hasta cursos.

Hablamos concretamente del tenis argentino, ya que estamos en un grupo muy grande de entrenadores de Sudamérica y pudimos leer constantemente las convocatorias a este tipo de actividades y al parecer algunos resultados se obtuvieron porque no hubo comentarios negativos al respecto. Qué bueno por todos ellos y excelente ejemplo de trabajo en equipo. Tristemente en nuestro tenis local, solo leímos quejas y preocupaciones (bien justificadas), pero cero propuestas o iniciativas que brindaran alguna forma de ingreso o de percepción para los entrenadores que necesitaban apoyo. En el mundo se supone que la ITF había ideado un plan para apoyar a los tenistas de menor ranking pero, hasta el momento, sólo quedó en lectura de la posible propuesta de apoyo, no pudimos constatar resultados o hechos.

Por supuesto que siempre será noticia que las grandes figuras del tenis mundial estén de regreso a entrenar, tanto hombres como mujeres. A sus maneras y en sus formas pero ya están en las canchas tratando de retomar poco a poco el ritmo de trabajo en los entrenamientos.

Continuando con el artículo que habla sobre la carga emocional de un tenista…lo último que comentamos es la situación de estrés antes del partido; ahora, dentro de lo que es el partido, hay muchísimas situaciones retadoras, ir perdiendo el partido, ver que tu rival te remonta, los puntos definitorios que se pierden, las dobles faltas, los segundos servicios en un 30-40, son muchas cosas que se enfrentan dentro del partido.

Otro factor de estrés emocional es el hecho de que tu rival te devuelva todo, que sea fuerte, que te mueva de lado a lado, que parezca no cansarse, que tus mejores golpes parecieran no hacerle daño, además de los factores físicos como el calor, la sudoración, el cansancio mental y físico por la falta de oxigenación, algún dolor causado por el esfuerzo, alguna lesión anterior.

Y hay que contar además la influencia negativa que pueda tener la gente que esté alrededor de la cancha, conductas inadecuadas del rival como una mala marcación, gesticulaciones agresivas, actitudes retadoras, celebraciones indebidas etc., podríamos enlistar muchas más situaciones que van directamente al estado anímico del tenista, pero con sólo pensar en algunos de ellos veremos que todo es una secuencia de eventos que transforman de manera radical la carga emocional del jugador, lo que incide de tres maneras importantes en el atleta, causándole sufrimiento, porque todo malestar se convierte en sufrimiento. En el desempeño durante el partido, ya que la falta de claridad en sus pensamientos lo lleva a tomar malas decisiones, afectando su coordinación motora, sus ejecuciones, su pensamiento táctico e incluso sus capacidades físicas al cansarse y perder fuerza en sus golpes, además de precisión y velocidad. Como podemos observar, son muchas las consecuencias causadas por el estrés… (Continuará).

En esta ocasión queremos saludar a Alexi Abisad, gran tenista porteña que tiene sus inicios en la categoría D, desde ese momento mostró elegancia y pulcritud en su forma de jugar, técnica depurada y fuerza de carácter en su desempeño, ganadora de muchísimos torneos en dobles y singles en todas las categorías por las que ha pasado, siempre guerrera y honesta a carta cabal además de una compañera de dobles inmejorable.

Nuestra reflexión de hoy… Fuerza mental, antes que física.

Siempre será un gusto saludar a todos nuestros amables lectores.

Tenistas, amantes del deporte blanco y público en general, tengan todos ustedes un estupendo día en este quinto y último sábado del mes de mayo.

Deseamos de todo corazón estar cada vez más cerca de la reapertura en la actividad tenística, aunque seguimos algo confundidos por lo que dicen unos y otros pero, sacando una media de las noticias, pensamos que realmente estamos cerca de volver a lo que tanto nos gusta y a lo que tanto necesitamos todos... trabajar. Sin otro afán que comentar, les podemos decir que toda esta cuarentena muchos grupos de profesores de tenis (no aquí en México, menos en Tampico) hicieron gala de unión y apoyo entre sí, con colaboraciones como conferencias, pláticas, ventas, comentarios informativos y hasta cursos.

Hablamos concretamente del tenis argentino, ya que estamos en un grupo muy grande de entrenadores de Sudamérica y pudimos leer constantemente las convocatorias a este tipo de actividades y al parecer algunos resultados se obtuvieron porque no hubo comentarios negativos al respecto. Qué bueno por todos ellos y excelente ejemplo de trabajo en equipo. Tristemente en nuestro tenis local, solo leímos quejas y preocupaciones (bien justificadas), pero cero propuestas o iniciativas que brindaran alguna forma de ingreso o de percepción para los entrenadores que necesitaban apoyo. En el mundo se supone que la ITF había ideado un plan para apoyar a los tenistas de menor ranking pero, hasta el momento, sólo quedó en lectura de la posible propuesta de apoyo, no pudimos constatar resultados o hechos.

Por supuesto que siempre será noticia que las grandes figuras del tenis mundial estén de regreso a entrenar, tanto hombres como mujeres. A sus maneras y en sus formas pero ya están en las canchas tratando de retomar poco a poco el ritmo de trabajo en los entrenamientos.

Continuando con el artículo que habla sobre la carga emocional de un tenista…lo último que comentamos es la situación de estrés antes del partido; ahora, dentro de lo que es el partido, hay muchísimas situaciones retadoras, ir perdiendo el partido, ver que tu rival te remonta, los puntos definitorios que se pierden, las dobles faltas, los segundos servicios en un 30-40, son muchas cosas que se enfrentan dentro del partido.

Otro factor de estrés emocional es el hecho de que tu rival te devuelva todo, que sea fuerte, que te mueva de lado a lado, que parezca no cansarse, que tus mejores golpes parecieran no hacerle daño, además de los factores físicos como el calor, la sudoración, el cansancio mental y físico por la falta de oxigenación, algún dolor causado por el esfuerzo, alguna lesión anterior.

Y hay que contar además la influencia negativa que pueda tener la gente que esté alrededor de la cancha, conductas inadecuadas del rival como una mala marcación, gesticulaciones agresivas, actitudes retadoras, celebraciones indebidas etc., podríamos enlistar muchas más situaciones que van directamente al estado anímico del tenista, pero con sólo pensar en algunos de ellos veremos que todo es una secuencia de eventos que transforman de manera radical la carga emocional del jugador, lo que incide de tres maneras importantes en el atleta, causándole sufrimiento, porque todo malestar se convierte en sufrimiento. En el desempeño durante el partido, ya que la falta de claridad en sus pensamientos lo lleva a tomar malas decisiones, afectando su coordinación motora, sus ejecuciones, su pensamiento táctico e incluso sus capacidades físicas al cansarse y perder fuerza en sus golpes, además de precisión y velocidad. Como podemos observar, son muchas las consecuencias causadas por el estrés… (Continuará).

En esta ocasión queremos saludar a Alexi Abisad, gran tenista porteña que tiene sus inicios en la categoría D, desde ese momento mostró elegancia y pulcritud en su forma de jugar, técnica depurada y fuerza de carácter en su desempeño, ganadora de muchísimos torneos en dobles y singles en todas las categorías por las que ha pasado, siempre guerrera y honesta a carta cabal además de una compañera de dobles inmejorable.

Nuestra reflexión de hoy… Fuerza mental, antes que física.