/ jueves 31 de marzo de 2022

“Huele a choquía”, ¿qué es y cuál es el origen de este 'peculiar' aroma?

Ese aroma penetrante puede desprenderse de un piso mal lavado, así como de vasos y trastes

Es difícil de describir, sin embargo, cuando escuchamos esa palabra de inmediato recordamos su aroma. La expresión “huele a choquía” la hemos oído para referirnos a un peculiar olor y es muy mexicana.

¿POR QUÉ HUELE ASÍ?

La choquía o chuquía, como también se le dice, es ese aroma desagradable que se describe como un olor a huevo o alimento en mal estado.

Este aroma penetrante se puede desprender de un piso mal lavado, así como de vasos, trastes, sartenes y otros utensilios de cocina que no recibieron una correcta limpieza o que no se secaron bien. De igual modo las superficies donde fue manipulada cierta carne, como la del pescado, pueden impregnarse de este peculiar olor.

Por lo general, el olor a choquía se produce cuando las jergas o fibras con la que lavamos tienen restos de grasa o comida, o cuando nuestra mezcla jabonosa tiene días sin cambiarse.

UNA PALABRA MUY ANTIGUA

De acuerdo a la Real Academia Española, el término “choquía” se emplea como “olor apestoso” o “hediondez”. De igual modo, consigna que ya sea como choquía o chuquía, la palabra se emplea tanto en México como en países de Centroamérica.

¿Cómo es que esta palabra llegó hasta allá? La explicación se encuentra en su origen. El Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana registra que choquía o chuquiya viene del vocablo náhuatl xoquializtli”, que se refiere a algo apestoso u oloroso. Recordemos que la lengua náhuatl se difundió en tiempos precolombinos en países al sur del territorio mexicano.

Por su parte, en el Diccionario del náhuatl en el español de México se señala que en algunas regiones de Veracruz como Meyacapan y Tatahuicapan de Juárez se emplea “xoquiyah”, que significa tener un olor desagradable como a pescado, a marisco, por “xoqui”, concha de mar; e “iyac” por cosa hedionda.

ASÍ PUEDES ELIMINAR EL MAL OLOR

Aunque muy conocido, por fortuna este aroma es fácil de erradicar siguiendo muchas recetas caseras. En el caso de tazas y vasos y otros utensilios de cocina, a tu recipiente con jabón añádele el jugo de los limones que te hayan sobrado. También puedes ponerle un chorrito de cloro y con eso desaparecerá el olor al momento de lavar.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Para los pisos con olor a choquía, tienes que lavar nuevamente, pero a la cubeta de tu trapeador añádele un chorrito de vinagre blanco y bicarbonato de sodio, dale un par de pasadas y quedará limpio, sin malos olores.

Es difícil de describir, sin embargo, cuando escuchamos esa palabra de inmediato recordamos su aroma. La expresión “huele a choquía” la hemos oído para referirnos a un peculiar olor y es muy mexicana.

¿POR QUÉ HUELE ASÍ?

La choquía o chuquía, como también se le dice, es ese aroma desagradable que se describe como un olor a huevo o alimento en mal estado.

Este aroma penetrante se puede desprender de un piso mal lavado, así como de vasos, trastes, sartenes y otros utensilios de cocina que no recibieron una correcta limpieza o que no se secaron bien. De igual modo las superficies donde fue manipulada cierta carne, como la del pescado, pueden impregnarse de este peculiar olor.

Por lo general, el olor a choquía se produce cuando las jergas o fibras con la que lavamos tienen restos de grasa o comida, o cuando nuestra mezcla jabonosa tiene días sin cambiarse.

UNA PALABRA MUY ANTIGUA

De acuerdo a la Real Academia Española, el término “choquía” se emplea como “olor apestoso” o “hediondez”. De igual modo, consigna que ya sea como choquía o chuquía, la palabra se emplea tanto en México como en países de Centroamérica.

¿Cómo es que esta palabra llegó hasta allá? La explicación se encuentra en su origen. El Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana registra que choquía o chuquiya viene del vocablo náhuatl xoquializtli”, que se refiere a algo apestoso u oloroso. Recordemos que la lengua náhuatl se difundió en tiempos precolombinos en países al sur del territorio mexicano.

Por su parte, en el Diccionario del náhuatl en el español de México se señala que en algunas regiones de Veracruz como Meyacapan y Tatahuicapan de Juárez se emplea “xoquiyah”, que significa tener un olor desagradable como a pescado, a marisco, por “xoqui”, concha de mar; e “iyac” por cosa hedionda.

ASÍ PUEDES ELIMINAR EL MAL OLOR

Aunque muy conocido, por fortuna este aroma es fácil de erradicar siguiendo muchas recetas caseras. En el caso de tazas y vasos y otros utensilios de cocina, a tu recipiente con jabón añádele el jugo de los limones que te hayan sobrado. También puedes ponerle un chorrito de cloro y con eso desaparecerá el olor al momento de lavar.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Para los pisos con olor a choquía, tienes que lavar nuevamente, pero a la cubeta de tu trapeador añádele un chorrito de vinagre blanco y bicarbonato de sodio, dale un par de pasadas y quedará limpio, sin malos olores.

Policiaca

Presentan ante el juez al presunto asesino de The Roadside

En las próximas horas se determina si será vinculado a proceso

Doble Vía

Japonés inicia en Tamaulipas reto de correr hasta Honduras por una buena causa

Acompañado por su equipo, seguidores y autoridades de Tránsito, Shin Fujiyama inició la aventura en la que recorrerá tres países

Policiaca

Es oficial, capturan a presunto asesino del dueño de The Roadside en Tampico

Recordemos que los hechos fueron reportados el sábado 13 de julio por la noche

Sociales

Identidad Tampiqueña Siglo XXI: grupo promotor de la celebración a la Virgen del Carmen

Esta agrupación organiza una actividad que tendrá lugar en la capilla donde se venera esta advocación de María, ubicada en la colonia Isleta Pérez de esta ciudad

Ecología

Universitarios de Tamaulipas desarrollan bioinsecticida para proteger a las abejas

Esta enfermedad representa un reto para la apicultura no solo en la entidad, sino también a nivel internacional

Regional

Tamaulipas tienen 600 niños migrantes en la frontera: qué pasará con ellos

Los menores que han llegado a los albergues en los municipios de la zona norte de la entidad han sido acompañados de sus padres