/ viernes 1 de octubre de 2021

Cocodrilos no son fríos como nos dijeron: son más sensibles que los humanos

Un estudio revela que, a pesar de sus duras escamas, estos reptiles pueden sentir más que nosotros

Aunque su apariencia es feroz y su cuerpo duro y escamoso, todo indica que los cocodrilos son más sensibles de lo que creemos. Las pequeñas protuberancias que cubren la cabeza de estos reptiles les proporciona una sensibilidad diez veces más intensa que la de la yema de los dedos humanos.

Un estudio publicado en la Journal of Experimental Biology ha revelado que estos bultos, así como los minúsculos puntos negros en la cabeza de los cocodrilos, son nervios “ultrasensibles” que les permiten percibir las ondas del agua y orientarse mientras nadan, así como los movimientos de su presa.

Aunque los científicos suponían que estas protuberancias dotaban de cierta sensibilidad a los lagartos, la función que cumplían los órganos sensoriales integumentarios (ISOs) fue un misterio durante mucho tiempo.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

El estudiante de la Universidad de Vanderbilt, Duncan Leitch, junto a su asesor, el biólogo Ken Catania, se encargó de encontrar la función de estos puntos sensibles tras estudiar 18 crías de cocodrilo americano y cuatro cocodrilos del Nilo.

HASTA LA MÁS LIGERA PRESIÓN

Después de analizar a estas especies, Duncan Leitch se dio cuenta que las protuberancias en la cabeza de los cocodrilos poseen un entramado de terminaciones nerviosas que les permiten percibir incluso presiones muy pequeñas.

Para detectar esto, Leitch empleó filamentos von Frey, instrumentos especializados en medición de sensibilidad que tienen el grosor de un cabello. Al contacto con los filamentos, los cocodrilos respondieron al estímulo rápidamente.

Como comparación, Leitch y su maestro tocaron la punta de sus dedos con los filamentos y ninguno tuvo alguna sensación. “No podía creer que los cocodrilos tuvieran esa reacción”, expresó el estudiante.

Otro parte de su estudio consistió en analizar las protuberancias en especies muertas. Al seccionar los bultos de los cocodrilos se encontró con que se conectaban con el nervio trigémino, el cual está vinculado con el morder, masticar y tragar.

PARA CAZAR Y PARA CUIDAR

Tanto Duncan Leitch como Ken Catania concluyen que los órganos sensoriales integumentarios ayudan a los saurios a capturar su presa mediante las ondas que producen dentro del agua, o incluso al sentir el contacto directo con otro animal.

“Probablemente también usa sus sensores para distinguir diferentes objetos dentro de su mandíbula”, explica Leitch”. Es tal el nivel de sensibilidad de la madre cocodrilo, que le permite cargar a sus crías en en hocico sin morderlas o causarles daño.

Leitch indica que aún falta determinar por qué los cocodrilos cuentan con estos órganos sensoriales en casi todo el cuerpo, mientras que los caimanes sólo cuentan con los de sus mandíbulas.

“Una de las teorías sería que el ancestro de los cocodrilos modernos ya contaba con estos órganos, pero que en algún momento el linaje de los caimanes lo perdió. Sin duda son animales fascinantes, todavía falta por descubrir más sobre su sensibilidad tan especial”, señaló.

Aunque su apariencia es feroz y su cuerpo duro y escamoso, todo indica que los cocodrilos son más sensibles de lo que creemos. Las pequeñas protuberancias que cubren la cabeza de estos reptiles les proporciona una sensibilidad diez veces más intensa que la de la yema de los dedos humanos.

Un estudio publicado en la Journal of Experimental Biology ha revelado que estos bultos, así como los minúsculos puntos negros en la cabeza de los cocodrilos, son nervios “ultrasensibles” que les permiten percibir las ondas del agua y orientarse mientras nadan, así como los movimientos de su presa.

Aunque los científicos suponían que estas protuberancias dotaban de cierta sensibilidad a los lagartos, la función que cumplían los órganos sensoriales integumentarios (ISOs) fue un misterio durante mucho tiempo.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

El estudiante de la Universidad de Vanderbilt, Duncan Leitch, junto a su asesor, el biólogo Ken Catania, se encargó de encontrar la función de estos puntos sensibles tras estudiar 18 crías de cocodrilo americano y cuatro cocodrilos del Nilo.

HASTA LA MÁS LIGERA PRESIÓN

Después de analizar a estas especies, Duncan Leitch se dio cuenta que las protuberancias en la cabeza de los cocodrilos poseen un entramado de terminaciones nerviosas que les permiten percibir incluso presiones muy pequeñas.

Para detectar esto, Leitch empleó filamentos von Frey, instrumentos especializados en medición de sensibilidad que tienen el grosor de un cabello. Al contacto con los filamentos, los cocodrilos respondieron al estímulo rápidamente.

Como comparación, Leitch y su maestro tocaron la punta de sus dedos con los filamentos y ninguno tuvo alguna sensación. “No podía creer que los cocodrilos tuvieran esa reacción”, expresó el estudiante.

Otro parte de su estudio consistió en analizar las protuberancias en especies muertas. Al seccionar los bultos de los cocodrilos se encontró con que se conectaban con el nervio trigémino, el cual está vinculado con el morder, masticar y tragar.

PARA CAZAR Y PARA CUIDAR

Tanto Duncan Leitch como Ken Catania concluyen que los órganos sensoriales integumentarios ayudan a los saurios a capturar su presa mediante las ondas que producen dentro del agua, o incluso al sentir el contacto directo con otro animal.

“Probablemente también usa sus sensores para distinguir diferentes objetos dentro de su mandíbula”, explica Leitch”. Es tal el nivel de sensibilidad de la madre cocodrilo, que le permite cargar a sus crías en en hocico sin morderlas o causarles daño.

Leitch indica que aún falta determinar por qué los cocodrilos cuentan con estos órganos sensoriales en casi todo el cuerpo, mientras que los caimanes sólo cuentan con los de sus mandíbulas.

“Una de las teorías sería que el ancestro de los cocodrilos modernos ya contaba con estos órganos, pero que en algún momento el linaje de los caimanes lo perdió. Sin duda son animales fascinantes, todavía falta por descubrir más sobre su sensibilidad tan especial”, señaló.

Local

Integran nueva firma en la zona, JEF Abogados Corporativos

Unieron la experiencia de 3 abogados reconocidos en la zona sur de Tamaulipas para conformar la que busca ser la mejor firma legal

Sociales

Cetmar de Ciudad Madero abre cuenta de TikTok, ¡y ya subió su primer video!

Ya se puede ver el primer video de Cetmar Madero en la plataforma china

Regional

¡No solo en EU! Tamaulipecos encuentran oportunidades laborales en Canadá y Alemania

El Gobierno del Estado, por medio del Servicio Nacional de Empleo, les facilitó los trámites para su vinculación y contratación

Regional

Américo Villarreal celebra cuarto aniversario del triunfo de AMLO

Villarreal obtuvo la senaduría y AMLO la Presidencia de México hace 4 años

OMG!

Ricky Martin recibe orden de restricción por violencia doméstica en Puerto Rico

El equipo legal de Ricky Martin sostuvo que las acusaciones en contra del cantante que condujeron a esta orden son falsas, sin detallar cuáles son

Mundo

Rusia asegura que controla la región de Lugansk en Ucrania

El Ministerio de Defensa ruso informó este domingo que controla la región de Lugansk, tras cercar a las tropas ucranianas que defendían la ciudad de Lisichansk

Teatro

Fallece el director teatral Peter Brook a los 97 años

Peter Brook, nacido en Londres, fue de los principales actores en una revolución que buscaba una nueva conexión entre el público y la interpretación

Gossip

“Una artista nunca se va”: compañeros de Susana Dosamantes lamentan su muerte 

Actores como Jacqueline Andere resaltan su carretera artística y la manera de impulsar a sus hijos

Gossip

Ganadores de La Academia 20 Años cumplirán su sueño de grabar disco

El crítico Arturo López Gavito confirma que además del premio en efectivo, tendrán un contrato