/ viernes 9 de junio de 2023

Minería submarina se suma a las amenazas contra los océanos

México tiene una voz internacional importante para poder exigir la preservacion de su ecosistema marino

Por primera vez en la historia de la humanidad tenemos la oportunidad de tomar como planeta la decisión de iniciar o no una actividad extractiva de manera global. Esta se daría en aguas internacionales, una zona que equivale a más de 40% de la superficie del planeta. Hago referencia a la minería submarina.

Dichos trabajos buscan extraer minerales de los ecosistemas menos conocidos: los fondos marinos, que se encuentran a más de dos mil metros de profundidad.

Lee también: Pesca deportiva, una oportunidad para crear consciencia sobre sostenibilidad

Lo poco que conocemos de estos es que albergan una vida única que ha evolucionado durante millones de años por la hostilidad y estabilidad de su hábitat. Por un lado, por la hostilidad de la poca a nula visibilidad con la que se enfrentan los organismos todos los días, por la cantidad abismal de presión de los cientos de kilos de agua encima de ellos y por las temperaturas heladas que bajan la velocidad de movimiento y crecimiento de cada individuo hasta el nivel molecular. Por otro lado, por la estabilidad, debido a que estos hábitats son muy similares hoy a lo que fueron hace más de diez mil años.

México tiene una voz internacional importante para poder exigir la preservacion de su ecosistema marino. | Foto: Pexels

La minería submarina tiene varios impactos. Primero, la pérdida de biodiversidad directa al extraer el sustrato de los minerales que resguardan vida, como los nódulos polimetálicos, cortezas de cobalto y ventanas hidrotermales, y también la pérdida de biodiversidad por todo el sedimento lleno de materia orgánica y metales pesados conocidos, como plumas de sedimento, que se levantarán al extraer los minerales, los cuales pueden transportarse más de doscientos kilómetros a la redonda antes de asentarse, sofocando algunos organismos y alterando a otros. Esta actividad tiene planeado empezar en áreas de concesión gigantescas como las de la franja Clarión-Clipperton frente a México, áreas que tienen concesiones actuales de exploración minera (todavía no de explotación), las cuales suman una extensión mayor al territorio continental de Estados Unidos.

Más de 700 científicos de todo el mundo se han pronunciado, exigiendo una pausa a las regulaciones y varios países de nuestra región como República Dominicana, Panamá, Costa Rica, Ecuador y Chile se han unido al pedido de otros países al solicitar una pausa precautoria. Por ejemplo, Francia pidió una prohibición completa, y el presidente Macron ha dicho que jamás aceptara ni un tipo de actividad extractiva en los fondos marinos.

En tanto, empresas líderes a nivel mundial —como BMV, Samsung, Google y Volvo— apoyan una moratoria y han indicado que no comprarán minerales que provengan del mar profundo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Es de destacar que México tiene una voz internacional importante para poder exigir la preservacion de su ecosistema marino, eventualmente ubicado frente a una de las principales áreas de explotacion. Sin embargo, su embajador en Jamaica y representante en la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés), Juan José Mijares, está promoviendo fuertemente las regulaciones. La asamblea retomará las discuciones este mes de julio. ¿México se alineará con el pedido global de moratoria? Esperemos que sí.

@danielcaceres

*Representante regional de la Sustainable Ocean Alliance (SOA)

Por primera vez en la historia de la humanidad tenemos la oportunidad de tomar como planeta la decisión de iniciar o no una actividad extractiva de manera global. Esta se daría en aguas internacionales, una zona que equivale a más de 40% de la superficie del planeta. Hago referencia a la minería submarina.

Dichos trabajos buscan extraer minerales de los ecosistemas menos conocidos: los fondos marinos, que se encuentran a más de dos mil metros de profundidad.

Lee también: Pesca deportiva, una oportunidad para crear consciencia sobre sostenibilidad

Lo poco que conocemos de estos es que albergan una vida única que ha evolucionado durante millones de años por la hostilidad y estabilidad de su hábitat. Por un lado, por la hostilidad de la poca a nula visibilidad con la que se enfrentan los organismos todos los días, por la cantidad abismal de presión de los cientos de kilos de agua encima de ellos y por las temperaturas heladas que bajan la velocidad de movimiento y crecimiento de cada individuo hasta el nivel molecular. Por otro lado, por la estabilidad, debido a que estos hábitats son muy similares hoy a lo que fueron hace más de diez mil años.

México tiene una voz internacional importante para poder exigir la preservacion de su ecosistema marino. | Foto: Pexels

La minería submarina tiene varios impactos. Primero, la pérdida de biodiversidad directa al extraer el sustrato de los minerales que resguardan vida, como los nódulos polimetálicos, cortezas de cobalto y ventanas hidrotermales, y también la pérdida de biodiversidad por todo el sedimento lleno de materia orgánica y metales pesados conocidos, como plumas de sedimento, que se levantarán al extraer los minerales, los cuales pueden transportarse más de doscientos kilómetros a la redonda antes de asentarse, sofocando algunos organismos y alterando a otros. Esta actividad tiene planeado empezar en áreas de concesión gigantescas como las de la franja Clarión-Clipperton frente a México, áreas que tienen concesiones actuales de exploración minera (todavía no de explotación), las cuales suman una extensión mayor al territorio continental de Estados Unidos.

Más de 700 científicos de todo el mundo se han pronunciado, exigiendo una pausa a las regulaciones y varios países de nuestra región como República Dominicana, Panamá, Costa Rica, Ecuador y Chile se han unido al pedido de otros países al solicitar una pausa precautoria. Por ejemplo, Francia pidió una prohibición completa, y el presidente Macron ha dicho que jamás aceptara ni un tipo de actividad extractiva en los fondos marinos.

En tanto, empresas líderes a nivel mundial —como BMV, Samsung, Google y Volvo— apoyan una moratoria y han indicado que no comprarán minerales que provengan del mar profundo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Es de destacar que México tiene una voz internacional importante para poder exigir la preservacion de su ecosistema marino, eventualmente ubicado frente a una de las principales áreas de explotacion. Sin embargo, su embajador en Jamaica y representante en la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés), Juan José Mijares, está promoviendo fuertemente las regulaciones. La asamblea retomará las discuciones este mes de julio. ¿México se alineará con el pedido global de moratoria? Esperemos que sí.

@danielcaceres

*Representante regional de la Sustainable Ocean Alliance (SOA)

Local

Crisis hídrica ocasionó un aumento del 25% en infecciones de la piel

Desde alergias hasta hongo y bacterias han afectado a la población, reportó la Jurisdicción Sanitaria No. II

Policiaca

Conductor se duerme en medio de plena avenida principal en Ciudad Madero

Las autoridades recibieron múltiples llamadas de emergencia alertando sobre un vehículo obstruyendo el tránsito

Doble Vía

Nuevo disturbio tropical se forma en el Golfo de México, SMN mantiene vigilancia

En el transcurso de la semana el fenómeno podría incrementar su desarrollo ciclónico

Virales

Quinceañera de Tamaulipas se toma fotos junto al camión de Bomberos de su madre

La joven también posó junto a su madre, quien portaba el traje de la corporación de auxilio

Doble Vía

Posponer la hora de dormir: ¿por qué lo hacemos y qué efectos puede tener en nuestra salud?

Quedamos despiertos viendo TikToks o los nuevos capítulos de ‘House of the Dragon’ pueden tener consecuencias

Finanzas

¡Casi se duplica! Crece inversión privada en el sector de hidrocarburos de Tamaulipas

Se esperan capitales por el orden de los mil 176 millones de dólares para este año