/ sábado 10 de octubre de 2020

Cuidados Paliativos, la oportunidad de una muerte digna

La Facultad de Enfermería de Tampico y el Hospital "Dr. Carlos Canseco" son líderes a nivel nacional en la intervención de los cuidados al paciente en fase terminal

Si algo tenemos seguro desde el momento que nacemos es que vamos a morir, conforme crecemos o maduramos nuestra petición es hacerlo con dignidad y con el menor dolor que sea posible.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Justamente para lograr que esos últimos momentos se ajusten a ese deseo común existen los cuidados paliativos, los que en este proceso de despedida ayudan a la familia a decir adiós.

Hoy, como cada segundo sábado de octubre, se conmemora el Día Mundial de los Cuidados Paliativos decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un derecho esencial para todas las personas.

Pese a su importancia al menos 50% de los enfermos terminales del mundo no reciben esta atención, mientras que 75% mueren con dolor emocional, lo que se busca evitar con esta práctica.

Pero, ¿qué son los cuidados paliativos?, en palabras de la Premio Nacional en Investigación por la Sociedad Internacional Sigma Nursing, Hortensia Castañeda Hidalgo, son todos aquellos cuidados que se brindan al paciente que tiene una enfermedad terminal o crónica degenerativa que lleva al deterioro y conlleva la capacitación de la familia para que pueda aplicarle solución intravenosa así como cambiarle de posición y darle su tratamiento médico curándole el dolor, para que la persona tenga una muerte digna en su hogar o en una institución médica si así lo decide, brindando bienestar emocional, físico, espiritual y social, en un ambiente de amor y comprensión.

Aunque esta práctica tuvo su inicio enfocado a pacientes con cáncer terminal, actualmente se brinda a quienes presentan cualquier enfermedad que pone en riesgo la vida, como quienes llegan a desarrollar insuficiencia renal terminal, eventos vasculares cerebrales, seniles, todo aquel que no se pueda valer por sí mismo y que sepa que fallecerá por ese padecimiento.

“Muchas veces lo que más afecta al paciente terminal es no tener con quién hablar, no tener la oportunidad de despedirse, no tener calidad de vida porque no tienen quién les atienda dignamente, los cuidados paliativos dan esta oportunidad”, señala Ángela Hurtado, máster en Tanatología.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

TERAPIA MUNDIAL

Esta modalidad terapéutica surge en el Siglo XX por una enfermera británica, quien designó el área de un hospital para dar la atención a pacientes en fase terminal, narra Castañeda Hidalgo, enfermera especializada en Tanatología, miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Al declarar la OMS como una estrategia necesaria en el sistema de salud, en México se modificó en 2019 el artículo 4to de la Constitución, convirtiendo en Ley los cuidados paliativos en pacientes terminales, quedando como obligación de cada institución de salud brindar el servicio, sin embargo, la reforma no contempló las modificaciones a la plantilla e infraestructura que esto requiere.

“Da derecho a una muerte digna y se refiere a que no muera solo, no muera con dolor o síntomas agobiantes, que muera confortable y rodeado de sus seres queridos, ese es el derecho que se implementa, pero faltó el detalle de que no están abiertos consultorios de tanatólogos en el Sector Salud, se necesita que haya un tanatólogo por cada institución, se debe modificar el aspecto de contratación de personal, porque la atención se le brinda en la habitación al paciente no en un área determinada como Hospiten-unidades de cuidados paliativos-, hay que reformar la infraestructura y la plantilla especializada”. A nivel nacional fue el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” el primero en adoptar este servicio de salud con una Unidad Especializada, sin embargo, en México no existe un programa para que el personal de salud asista al paciente terminal en su hogar como se lleva a cabo en países del primer mundo, agregó la entrevistada.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

HOSPITAL “DR. CARLOS CANSECO”, EJEMPLO NACIONAL

En el año 2006 la doctora Beatriz Rivera funda en el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” la primera Unidad de Cuidados Paliativos Hospiten que fue inaugurada por el entonces titular de la Secretaría de Salud de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, convirtiéndose en la primera instancia de cuidados especializados en pacientes en fase terminal en todo México.

Lo que les valió el Premio Nacional a la Innovación a la Calidad de Salud en el año de 2008, al trascender como el primer nosocomio público dependiente de la Secretaría de Salud con una unidad de este rango, lo que únicamente a la fecha es atendiendo en instancias privadas de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, al día de hoy, siguen siendo los únicos en la zona sur y a nivel estatal, tanto entre nosocomios privados y públicos en ofrecer este servicio.

“Iniciamos en la que era una casa de los ingenieros que construyeron el hospital antiguo, estaba atrás del área de consulta externa separada del hospital, en el año de 2006, la fundadora hizo las gestiones al ver una oportunidad de instalar la unidad ahí, al comenzar la construcción de este hospital nos cambiamos a donde eran los dormitorios de médicos y actualmente contamos con la unidad en el primer piso, con unas dignas y muy bonitas instalaciones, en donde se tiene todo lo necesario para el paciente y su familia”.

Lo anterior fue expresado por Angela Hurtado Aguilar, jefa de servicio de Cuidados Paliativos en el Hospital General de Tampico, detallando que las instalaciones cuentan con dormitorios, sala de día en donde se imparten pláticas y capacitación, cocineta con refrigerador, comedor y horno de microondas y área de recreación, un espacio con todas las comodidades para quienes solicitan la atención.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

MÁS DE 30 PERSONAS ACUDEN MENSUALMENTE AL HOSPITAL CANSECO

El Hospital Canseco cuenta con un equipo multidisciplinario para brindar el cuidado holístico en la unidad Hospiten, integrado por un médico especializado en Algología (curación del dolor), enfermeras especialistas en cuidados paliativos, psicólogos, psiquiatras, nutriólogo y personal de apoyo espiritual (respetando la religión que profesa cada paciente).

Hurtado Aguilar, licenciada en Enfermería con Maestría en Tanatología, explicó que en la unidad de Cuidados Paliativos del nosocomio público se cuenta con capacidad para cinco pacientes y su familiar, a quienes se les brinda una atención integral con capacitación a su familia para que una vez disminuidos sus síntomas sea dado de alta a cargo del familiar que fue capacitado, para que de esta manera tenga una muerte digna rodeado del amor de sus seres queridos.

“En las instituciones se enfocan en los cuidados físicos, aquí se atiende todo de manera integral, lo que evita que esté siendo internado frecuentemente, porque tan solo estar en el hospital genera problemas emocionales, lo que buscamos es que no muera con dolor, que no muera solo ni abandonado o con sed o falta de aire, que muera amado, por lo que se les da de alta cuando se tiene el control de sus síntomas y se le da un tratamiento fármaco para seguir en casa”.

No se tiene un límite de días para la estancia, por lo que al mes llegan a recibir hasta más de 30 pacientes que en promedio habitan de 4 a 6 días en la unidad, buscando llegar a más personas, para que todos tengan la oportunidad de vivir estos últimos cuidados en su vida, siendo el procedimiento de acceso, el siguiente: • El paciente puede llegar al área de urgencias, donde es valorado y pasa a una interconsulta a Cuidados Paliativos.

• El paciente puede estar activo en un servicio, como Medicina Interna o Cirugía en el mismo hospital, con tratamiento para una patología ya detectada sin cura, se pasa a una interconsulta y se le brinda el pase para el servicio. • Se reciben pacientes particulares y envíos de otras instituciones, con diagnóstico terminal, desde urgencias se traslada a la unidad.

“He visto cómo cambian los pacientes, cómo cambia su situación emocional cuando se sienten seguros de que serán bien cuidados en casa, cuando se les da la oportunidad de despedirse de su familia, emocionalmente es lo más elemental de como egresan de la unidad, ven el tiempo que les queda de vida de diferente manera, porque lo que se hace es que el paciente no muera solo”, señaló la también administradora de servicios de enfermería del nosocomio.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

FACULTAD DE ENFERMERíA DE LA UAT, DE LAS PRIMERAS EN EL PAíS EN IMPARTIR TANATOLOGíA

La atención de calidad e integral que se puede brindar para una muerte digna al paciente, motivó a la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Tamaulipas a integrar a su programa de enseñanza la cátedra de Tanatología, lo que la convierte en una de las primeras a nivel nacional en modificar su plan de estudios para poder cumplir con los cuidados paliativos.

“Desde el año 2000 se implementa la materia, no es así en otras facultades del país, ni tampoco en las facultades de Medicina, sería una buena idea educativa incorporar esta asignatura a los planes de estudio de todas aquellas carreras que se dedican al cuidado de la salud, porque necesitamos que existan profesionales conocedores del área para que se puede tener consultorios en todas las instancias de salud y brindar los cuidados palitivos a los pacientes terminales”, dijo la doctora Hortensia Castañeda Hidalgo, docente de Tanatología en la UAT.

Explicó que la tanatología es la ciencia que estudia las pérdidas significativas en los seres humanos, partiendo de una intervención para atender el duelo previniendo que se sostenga un sufrimiento a lo largo de la vida, especialidad que no es exclusiva de la enfermería, sino que pueden llevar a la práctica médicos, abogados, psicólogos y personas que busquen una empatía con el paciente que sufre una pérdida.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

Si algo tenemos seguro desde el momento que nacemos es que vamos a morir, conforme crecemos o maduramos nuestra petición es hacerlo con dignidad y con el menor dolor que sea posible.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Justamente para lograr que esos últimos momentos se ajusten a ese deseo común existen los cuidados paliativos, los que en este proceso de despedida ayudan a la familia a decir adiós.

Hoy, como cada segundo sábado de octubre, se conmemora el Día Mundial de los Cuidados Paliativos decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un derecho esencial para todas las personas.

Pese a su importancia al menos 50% de los enfermos terminales del mundo no reciben esta atención, mientras que 75% mueren con dolor emocional, lo que se busca evitar con esta práctica.

Pero, ¿qué son los cuidados paliativos?, en palabras de la Premio Nacional en Investigación por la Sociedad Internacional Sigma Nursing, Hortensia Castañeda Hidalgo, son todos aquellos cuidados que se brindan al paciente que tiene una enfermedad terminal o crónica degenerativa que lleva al deterioro y conlleva la capacitación de la familia para que pueda aplicarle solución intravenosa así como cambiarle de posición y darle su tratamiento médico curándole el dolor, para que la persona tenga una muerte digna en su hogar o en una institución médica si así lo decide, brindando bienestar emocional, físico, espiritual y social, en un ambiente de amor y comprensión.

Aunque esta práctica tuvo su inicio enfocado a pacientes con cáncer terminal, actualmente se brinda a quienes presentan cualquier enfermedad que pone en riesgo la vida, como quienes llegan a desarrollar insuficiencia renal terminal, eventos vasculares cerebrales, seniles, todo aquel que no se pueda valer por sí mismo y que sepa que fallecerá por ese padecimiento.

“Muchas veces lo que más afecta al paciente terminal es no tener con quién hablar, no tener la oportunidad de despedirse, no tener calidad de vida porque no tienen quién les atienda dignamente, los cuidados paliativos dan esta oportunidad”, señala Ángela Hurtado, máster en Tanatología.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

TERAPIA MUNDIAL

Esta modalidad terapéutica surge en el Siglo XX por una enfermera británica, quien designó el área de un hospital para dar la atención a pacientes en fase terminal, narra Castañeda Hidalgo, enfermera especializada en Tanatología, miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Al declarar la OMS como una estrategia necesaria en el sistema de salud, en México se modificó en 2019 el artículo 4to de la Constitución, convirtiendo en Ley los cuidados paliativos en pacientes terminales, quedando como obligación de cada institución de salud brindar el servicio, sin embargo, la reforma no contempló las modificaciones a la plantilla e infraestructura que esto requiere.

“Da derecho a una muerte digna y se refiere a que no muera solo, no muera con dolor o síntomas agobiantes, que muera confortable y rodeado de sus seres queridos, ese es el derecho que se implementa, pero faltó el detalle de que no están abiertos consultorios de tanatólogos en el Sector Salud, se necesita que haya un tanatólogo por cada institución, se debe modificar el aspecto de contratación de personal, porque la atención se le brinda en la habitación al paciente no en un área determinada como Hospiten-unidades de cuidados paliativos-, hay que reformar la infraestructura y la plantilla especializada”. A nivel nacional fue el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” el primero en adoptar este servicio de salud con una Unidad Especializada, sin embargo, en México no existe un programa para que el personal de salud asista al paciente terminal en su hogar como se lleva a cabo en países del primer mundo, agregó la entrevistada.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

HOSPITAL “DR. CARLOS CANSECO”, EJEMPLO NACIONAL

En el año 2006 la doctora Beatriz Rivera funda en el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” la primera Unidad de Cuidados Paliativos Hospiten que fue inaugurada por el entonces titular de la Secretaría de Salud de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, convirtiéndose en la primera instancia de cuidados especializados en pacientes en fase terminal en todo México.

Lo que les valió el Premio Nacional a la Innovación a la Calidad de Salud en el año de 2008, al trascender como el primer nosocomio público dependiente de la Secretaría de Salud con una unidad de este rango, lo que únicamente a la fecha es atendiendo en instancias privadas de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, al día de hoy, siguen siendo los únicos en la zona sur y a nivel estatal, tanto entre nosocomios privados y públicos en ofrecer este servicio.

“Iniciamos en la que era una casa de los ingenieros que construyeron el hospital antiguo, estaba atrás del área de consulta externa separada del hospital, en el año de 2006, la fundadora hizo las gestiones al ver una oportunidad de instalar la unidad ahí, al comenzar la construcción de este hospital nos cambiamos a donde eran los dormitorios de médicos y actualmente contamos con la unidad en el primer piso, con unas dignas y muy bonitas instalaciones, en donde se tiene todo lo necesario para el paciente y su familia”.

Lo anterior fue expresado por Angela Hurtado Aguilar, jefa de servicio de Cuidados Paliativos en el Hospital General de Tampico, detallando que las instalaciones cuentan con dormitorios, sala de día en donde se imparten pláticas y capacitación, cocineta con refrigerador, comedor y horno de microondas y área de recreación, un espacio con todas las comodidades para quienes solicitan la atención.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

MÁS DE 30 PERSONAS ACUDEN MENSUALMENTE AL HOSPITAL CANSECO

El Hospital Canseco cuenta con un equipo multidisciplinario para brindar el cuidado holístico en la unidad Hospiten, integrado por un médico especializado en Algología (curación del dolor), enfermeras especialistas en cuidados paliativos, psicólogos, psiquiatras, nutriólogo y personal de apoyo espiritual (respetando la religión que profesa cada paciente).

Hurtado Aguilar, licenciada en Enfermería con Maestría en Tanatología, explicó que en la unidad de Cuidados Paliativos del nosocomio público se cuenta con capacidad para cinco pacientes y su familiar, a quienes se les brinda una atención integral con capacitación a su familia para que una vez disminuidos sus síntomas sea dado de alta a cargo del familiar que fue capacitado, para que de esta manera tenga una muerte digna rodeado del amor de sus seres queridos.

“En las instituciones se enfocan en los cuidados físicos, aquí se atiende todo de manera integral, lo que evita que esté siendo internado frecuentemente, porque tan solo estar en el hospital genera problemas emocionales, lo que buscamos es que no muera con dolor, que no muera solo ni abandonado o con sed o falta de aire, que muera amado, por lo que se les da de alta cuando se tiene el control de sus síntomas y se le da un tratamiento fármaco para seguir en casa”.

No se tiene un límite de días para la estancia, por lo que al mes llegan a recibir hasta más de 30 pacientes que en promedio habitan de 4 a 6 días en la unidad, buscando llegar a más personas, para que todos tengan la oportunidad de vivir estos últimos cuidados en su vida, siendo el procedimiento de acceso, el siguiente: • El paciente puede llegar al área de urgencias, donde es valorado y pasa a una interconsulta a Cuidados Paliativos.

• El paciente puede estar activo en un servicio, como Medicina Interna o Cirugía en el mismo hospital, con tratamiento para una patología ya detectada sin cura, se pasa a una interconsulta y se le brinda el pase para el servicio. • Se reciben pacientes particulares y envíos de otras instituciones, con diagnóstico terminal, desde urgencias se traslada a la unidad.

“He visto cómo cambian los pacientes, cómo cambia su situación emocional cuando se sienten seguros de que serán bien cuidados en casa, cuando se les da la oportunidad de despedirse de su familia, emocionalmente es lo más elemental de como egresan de la unidad, ven el tiempo que les queda de vida de diferente manera, porque lo que se hace es que el paciente no muera solo”, señaló la también administradora de servicios de enfermería del nosocomio.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

FACULTAD DE ENFERMERíA DE LA UAT, DE LAS PRIMERAS EN EL PAíS EN IMPARTIR TANATOLOGíA

La atención de calidad e integral que se puede brindar para una muerte digna al paciente, motivó a la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Tamaulipas a integrar a su programa de enseñanza la cátedra de Tanatología, lo que la convierte en una de las primeras a nivel nacional en modificar su plan de estudios para poder cumplir con los cuidados paliativos.

“Desde el año 2000 se implementa la materia, no es así en otras facultades del país, ni tampoco en las facultades de Medicina, sería una buena idea educativa incorporar esta asignatura a los planes de estudio de todas aquellas carreras que se dedican al cuidado de la salud, porque necesitamos que existan profesionales conocedores del área para que se puede tener consultorios en todas las instancias de salud y brindar los cuidados palitivos a los pacientes terminales”, dijo la doctora Hortensia Castañeda Hidalgo, docente de Tanatología en la UAT.

Explicó que la tanatología es la ciencia que estudia las pérdidas significativas en los seres humanos, partiendo de una intervención para atender el duelo previniendo que se sostenga un sufrimiento a lo largo de la vida, especialidad que no es exclusiva de la enfermería, sino que pueden llevar a la práctica médicos, abogados, psicólogos y personas que busquen una empatía con el paciente que sufre una pérdida.

Foto: José Luis Tapia | El Sol de Tampico

Doble Vía

Probabilidad de formación de ciclón en el Golfo de México incrementa a 50%

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que para la próxima semana se esperan lluvias intensas en varias regiones del país

Local

Congreso Petrolero en Tampico: estos serán los beneficios que dejará al sur de Tamaulipas

Hoteles, restaurantes y diversos giros económicos recibirán a miles de visitantes que generarán una derrama económica

Doble Vía

Christian Nodal y Ángela Aguilar ya tienen su piñata, fue hecha en Tamaulipas

El romance entre la joven pareja de cantantes no solo ha generado memes, también piñatas

Local

Alertan por aumento de casos de pediculosis en menores de edad en Tampico

Se intensifica la concientización de los métodos de higiene para prevenir estos casos en las escuelas del sur de Tamaulipas

Doble Vía

Rotoplas lanza campaña para donar tinacos en seis estados, entre ellos Tamaulipas

Rotoplas lanza campaña para donar tinacos a comunidades afectadas por la sequía en México

Salud

¿Peligro en el aire? Así afectan el humo de los incendios y la contaminación a tu salud

La quema de pastizales en la zona sur se ha convertido en un foco de riesgo para los habitantes