/ martes 29 de septiembre de 2020

Las enfermedades del corazón silentes y mortales

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en esta zona sur, así como a nivel nacional y en el mundo

El órgano principal del aparato circulatorio es el corazón, el que da la batalla en cualquier cirugía, capaz de dar vida a dos seres al mismo tiempo cuando una mujer está embarazada, es la bomba impulsora de la sangre con capacidad de producir contracciones rítmicas espontáneamente y a intervalos regulares, es el que cuando deja de latir se declara legalmente muerta a la persona.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Existe un ‘abismo’ en la cultura de la prevención y el cuidado de las enfermedades cardiovasculares que son las principales causantes del deterioro del vital órgano, tan solo en 2019 el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) informó de 149 mil 368 muertes en México por enfermedades del corazón, lo que representa 20.7% de los decesos del 2019 y se traduce como la principal causa de mortandad en el país.

El Estado de Tamaulipas registra una tasa de incidencia de 12.1 casos por cada cien mil habitantes, por arriba de la media nacional, con una estimación de casi 5 mil muertes al año por esta causante, duplicando los decesos que ocurren por diabetes y tumores malignos, que son la segunda y tercera causa de muerte en la entidad, de acuerdo al informe que emite el instituto.

Hoy en el Día Mundial del Corazón abordamos el tema de estos males que por igual afectan a jóvenes que a personas entradas en edad.

INFARTOS NO RESPETAN EDAD

En la zona sur la cardiopatía isquémica o angina de pecho es una de las enfermedades del corazón más común y aunque es prevenible se llega a convertir en la principal causa de muerte de jóvenes y adultos, con el infarto de miocardio. Son cuatro los factores que llevan a esta condición: hipertensión arterial, obesidad, tabaquismo y diabetes.

Las enfermedades del corazón son conocidas como el asesino silencioso | Nudia Toscano

“Las enfermedades cardiovasculares son las que más producen cardiopatías, ya no se tiene edad ya se puede presentar en jóvenes o en edad adulta, eso se da porque la hipertensión arterial ya se puede encontrar en jóvenes obesos, el chavo cree que no puede enfermarse pero es más grave un infarto en jóvenes que en ancianos, por sus múltiples consecuencias y causantes. La angina de pecho lo que le dice al médico es que hay una alta posibilidad de que se esté tapando de colesterol las arterias del corazón y esto termina en un infarto, si no recibe tratamiento oportuno” señaló el doctor Francisco Contreras Gerardo, vicepresidente del Colegio de Cardiología de Tamaulipas.

El especialista indicó que se duplica el riesgo de una condición cardiaca cuando se está arriba de los 45 años de edad en hombres y arriba de los 55 años en mujeres, mientras que 1 de cada mil jóvenes llegan a desarrollar angina de pecho (preinfarto).

Al menos 75% de las personas que tienen un paro al corazón mueren antes de llegar al hospital, mientras que 25% que logra ser atendiendo en un nosocomio fallecen el 50% y solamente una cuarta parte sobrevive, con una proyección de vida no mayor a 10 años.

“Dependerá del tipo de infarto y la extensión del corazón que murió, nada es igual después de un infarto, ocurre lo mismo cuando es en el cerebro, la persona ya no habla igual, no camina igual ni es la misma de antes, es lo mismo nada más que en el corazón es difícil verlo, hay estudios para conocer el pronóstico del paciente que se infartó” dijo.

Mediante un ecocardiograma los médicos precisan como quedó el corazón después de un infarto, la mayoría registra daño del 10, 20, 30, 40, 50%, “hay gente que queda con el 20% de función cardiaca, la mortalidad a largo plazo es alta, de cinco a diez años mueren”.

PREVENCIÓN, LA MEJOR OPCIÓN PARA NO MORIR DEL CORAZÓN

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda llevar una dieta balanceada, limitar la sal, la grasa saturada y el colesterol que se encuentra en carnes rojas, leche entera y huevos, así como incluir frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y pescado, reducir el estrés practicando deporte o yoga, acudir a revisiones médicas, mantener un peso óptimo con un índice de masa corporal por debajo de 25, realizar actividad física y dejar de fumar así como limitar el consumo de alcohol para reducir riesgos de sufrir un infarto.

El también presidente de la Asociación de Medicina Interna de Tamaulipas, explicó que el consumo de un solo cigarro al mes inflama 10 años al corazón, además de que las enfermedades cardiovasculares incluida el tabaquismo y los triglicéridos, producen taponamiento desde las arterias y endurecimiento, lo que se clasifica un envejecimiento prematuro del corazón.

Solamente 1% de la población acude a un chequeo médico sintiéndose bien, lo que apuntó el especialista es lamentable porque las cardiopatías son mayormente silenciosas al igual que el resto de las enfermedades que la provocan, por lo que lo recomendable es que toda persona que se sienta o sea sana, debe de realizarse un chequeo completo al año a partir de los 55 años de edad en mujeres y en hombre al cumplir 45 años de edad, que deberá incluir estudios de laboratorio de colesterol, triglicéridos y glucosa, además de un ecocardiograma. Los hombres deben someterse a la prueba de esfuerzo que es poner al paciente a caminar monitorizado, mientras que el paciente con diabetes debe de realizarse el mismo chequeo dos veces por año.

Contreras explicó que la revisión médica reduciría el alto índice de mortalidad, ya que tan solo de los pacientes que tienen hipertensión arterial se estima que 50% tiene un diagnóstico y el otro 50% desconoce que sufre la enfermedad porque no se realiza su revisión periódica.

Aunque se le conoce a este padecimiento como el ‘asesinato silencioso’, de los casos diagnosticados únicamente 50% toma el medicamento, sin embargo para el control se requiere una consulta médica continúa por lo que solamente entre el 13 al 15 % de los hipertensos están controlados.

LA ÚLTIMA ESTACIÓN

La insuficiencia cardiaca o ‘la última estación’ se llega cuando se ha fracasado en infarto, hipertensión, diabetes y demás enfermedades que son factores de riesgo, siendo la única oportunidad de vida el trasplante de corazón.

De acuerdo con al Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) tan solo en el primer semestre de este 2020, 48 personas en México se agregaron a la lista de espera para un trasplante de corazón, en el mismo periodo se han hecho únicamente 6 trasplantes, en el IMSS e ISSSTE, tres cada uno, todos ellos en la Ciudad de México, lo que representa la baja probabilidad de que sobreviva una persona con insuficiencia cardiaca.

“La insuficiencia cardiaca son corazones grandes, cada vez lo vemos más entre la población, es cuando se necesita el trasplante del corazón, lo que ha fracasado porque nadie quiere donar y para donar el corazón tienes que morir y no hay una cultura de donación en México, aquí se atiende una gran cantidad de gente en hemodiálisis por este problema en lugar de trasplantarlos, porque no hay donadores”.

El Cenatra revela, además, en su informe de enero a junio de este mismo año, que tan solo 10 personas que han muerto por paro cardíaco irreversible en Tamaulipas han donado sus órganos, contrario al cero que se tiene en trasplantes del órgano en residentes de esta misma entidad en lo que va del año.

El órgano principal del aparato circulatorio es el corazón, el que da la batalla en cualquier cirugía, capaz de dar vida a dos seres al mismo tiempo cuando una mujer está embarazada, es la bomba impulsora de la sangre con capacidad de producir contracciones rítmicas espontáneamente y a intervalos regulares, es el que cuando deja de latir se declara legalmente muerta a la persona.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Existe un ‘abismo’ en la cultura de la prevención y el cuidado de las enfermedades cardiovasculares que son las principales causantes del deterioro del vital órgano, tan solo en 2019 el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) informó de 149 mil 368 muertes en México por enfermedades del corazón, lo que representa 20.7% de los decesos del 2019 y se traduce como la principal causa de mortandad en el país.

El Estado de Tamaulipas registra una tasa de incidencia de 12.1 casos por cada cien mil habitantes, por arriba de la media nacional, con una estimación de casi 5 mil muertes al año por esta causante, duplicando los decesos que ocurren por diabetes y tumores malignos, que son la segunda y tercera causa de muerte en la entidad, de acuerdo al informe que emite el instituto.

Hoy en el Día Mundial del Corazón abordamos el tema de estos males que por igual afectan a jóvenes que a personas entradas en edad.

INFARTOS NO RESPETAN EDAD

En la zona sur la cardiopatía isquémica o angina de pecho es una de las enfermedades del corazón más común y aunque es prevenible se llega a convertir en la principal causa de muerte de jóvenes y adultos, con el infarto de miocardio. Son cuatro los factores que llevan a esta condición: hipertensión arterial, obesidad, tabaquismo y diabetes.

Las enfermedades del corazón son conocidas como el asesino silencioso | Nudia Toscano

“Las enfermedades cardiovasculares son las que más producen cardiopatías, ya no se tiene edad ya se puede presentar en jóvenes o en edad adulta, eso se da porque la hipertensión arterial ya se puede encontrar en jóvenes obesos, el chavo cree que no puede enfermarse pero es más grave un infarto en jóvenes que en ancianos, por sus múltiples consecuencias y causantes. La angina de pecho lo que le dice al médico es que hay una alta posibilidad de que se esté tapando de colesterol las arterias del corazón y esto termina en un infarto, si no recibe tratamiento oportuno” señaló el doctor Francisco Contreras Gerardo, vicepresidente del Colegio de Cardiología de Tamaulipas.

El especialista indicó que se duplica el riesgo de una condición cardiaca cuando se está arriba de los 45 años de edad en hombres y arriba de los 55 años en mujeres, mientras que 1 de cada mil jóvenes llegan a desarrollar angina de pecho (preinfarto).

Al menos 75% de las personas que tienen un paro al corazón mueren antes de llegar al hospital, mientras que 25% que logra ser atendiendo en un nosocomio fallecen el 50% y solamente una cuarta parte sobrevive, con una proyección de vida no mayor a 10 años.

“Dependerá del tipo de infarto y la extensión del corazón que murió, nada es igual después de un infarto, ocurre lo mismo cuando es en el cerebro, la persona ya no habla igual, no camina igual ni es la misma de antes, es lo mismo nada más que en el corazón es difícil verlo, hay estudios para conocer el pronóstico del paciente que se infartó” dijo.

Mediante un ecocardiograma los médicos precisan como quedó el corazón después de un infarto, la mayoría registra daño del 10, 20, 30, 40, 50%, “hay gente que queda con el 20% de función cardiaca, la mortalidad a largo plazo es alta, de cinco a diez años mueren”.

PREVENCIÓN, LA MEJOR OPCIÓN PARA NO MORIR DEL CORAZÓN

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda llevar una dieta balanceada, limitar la sal, la grasa saturada y el colesterol que se encuentra en carnes rojas, leche entera y huevos, así como incluir frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y pescado, reducir el estrés practicando deporte o yoga, acudir a revisiones médicas, mantener un peso óptimo con un índice de masa corporal por debajo de 25, realizar actividad física y dejar de fumar así como limitar el consumo de alcohol para reducir riesgos de sufrir un infarto.

El también presidente de la Asociación de Medicina Interna de Tamaulipas, explicó que el consumo de un solo cigarro al mes inflama 10 años al corazón, además de que las enfermedades cardiovasculares incluida el tabaquismo y los triglicéridos, producen taponamiento desde las arterias y endurecimiento, lo que se clasifica un envejecimiento prematuro del corazón.

Solamente 1% de la población acude a un chequeo médico sintiéndose bien, lo que apuntó el especialista es lamentable porque las cardiopatías son mayormente silenciosas al igual que el resto de las enfermedades que la provocan, por lo que lo recomendable es que toda persona que se sienta o sea sana, debe de realizarse un chequeo completo al año a partir de los 55 años de edad en mujeres y en hombre al cumplir 45 años de edad, que deberá incluir estudios de laboratorio de colesterol, triglicéridos y glucosa, además de un ecocardiograma. Los hombres deben someterse a la prueba de esfuerzo que es poner al paciente a caminar monitorizado, mientras que el paciente con diabetes debe de realizarse el mismo chequeo dos veces por año.

Contreras explicó que la revisión médica reduciría el alto índice de mortalidad, ya que tan solo de los pacientes que tienen hipertensión arterial se estima que 50% tiene un diagnóstico y el otro 50% desconoce que sufre la enfermedad porque no se realiza su revisión periódica.

Aunque se le conoce a este padecimiento como el ‘asesinato silencioso’, de los casos diagnosticados únicamente 50% toma el medicamento, sin embargo para el control se requiere una consulta médica continúa por lo que solamente entre el 13 al 15 % de los hipertensos están controlados.

LA ÚLTIMA ESTACIÓN

La insuficiencia cardiaca o ‘la última estación’ se llega cuando se ha fracasado en infarto, hipertensión, diabetes y demás enfermedades que son factores de riesgo, siendo la única oportunidad de vida el trasplante de corazón.

De acuerdo con al Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) tan solo en el primer semestre de este 2020, 48 personas en México se agregaron a la lista de espera para un trasplante de corazón, en el mismo periodo se han hecho únicamente 6 trasplantes, en el IMSS e ISSSTE, tres cada uno, todos ellos en la Ciudad de México, lo que representa la baja probabilidad de que sobreviva una persona con insuficiencia cardiaca.

“La insuficiencia cardiaca son corazones grandes, cada vez lo vemos más entre la población, es cuando se necesita el trasplante del corazón, lo que ha fracasado porque nadie quiere donar y para donar el corazón tienes que morir y no hay una cultura de donación en México, aquí se atiende una gran cantidad de gente en hemodiálisis por este problema en lugar de trasplantarlos, porque no hay donadores”.

El Cenatra revela, además, en su informe de enero a junio de este mismo año, que tan solo 10 personas que han muerto por paro cardíaco irreversible en Tamaulipas han donado sus órganos, contrario al cero que se tiene en trasplantes del órgano en residentes de esta misma entidad en lo que va del año.

Regional

Último llamado a no festejar Halloween

El alcalde neolaredense Enrique Rivas expresó que, muchas personas están muriendo de Covid-19

Local

Por sobredemanda pandemia enferma al Internet

Esta situación de sobredemanda generada por la situación pandémica evidenció lo insuficiente del servicio de conexión

Local

Promueven turismo de Tamaulipas

Durante este foro, se destacó la importancia que representa para el estado la promoción de sus destinos de naturaleza y aventura

Local

Zona sur registra 17°C y mantiene cerrado el puerto

El ambiente diurno será templado a cálido en Tamaulipas y zonas de montaña de Veracruz

Local

¿Excesos? Ni las calaveritas se salvan del etiquetado nutrimental

El sistema de etiquetado entró en vigor en México a partir de octubre y se encuentra en periodo de transición hasta el 30 de noviembre

Local

¡Prepárate! Concurso de catrinas y calaveritas en Madero será virtual

Los ganadores se darán a conocer en una transmisión en vivo que se efectuará a través de la página del gobierno de Ciudad Madero

Regional

Último llamado a no festejar Halloween

El alcalde neolaredense Enrique Rivas expresó que, muchas personas están muriendo de Covid-19

Política

Muñoz Ledo llama espurio a TEPJF y se declara en rebeldía

El diputado pidió a la militancia de Morena rebelarse contra la decisión del Tribunal de dar registro a Mario Delgado como dirigente del partido

Mundo

Asesinato racial en Filadelfia reaviva disturbios

Dos días de caos por la muerte de un hombre negro a manos de la policía; Trump culpa a alcalde demócrata