/ viernes 7 de junio de 2024

Pozos olvidados de Tampico: testigos de la historia del agua en la ciudad [Video]

Pozos, aljibes y norias fueron las primeras fuentes que dotaron de agua a Tampico, pero ¿qué ha pasado con ellas?

Entre las 20 manzanas trazadas para conformar Santa Anna de Tampico en 1823, estuvo la que correspondió a la llamada Plaza de Armas, ahí se establecerá el centro político religioso y comercial del nuevo puerto, pero también la primera fuente de agua potable para la recién fundada población.

Al mismo tiempo que se acondicionaban calles y lotes para las viviendas, se fueron identificando también varios veneros que escurrían sobre la zona de lo que iba a ser la traza urbana, quedando algunos en los predios principales como la plaza y donde más tarde se erigiría la catedral de Tampico.

Era una costumbre contar con un almacenamiento de agua

Adrián Pérez Sobrevilla, historiador de la ciudad, señala que además del pozo que se encuentra en la esquina Poniente de la Plaza de Armas también se tenían varios más, por las calles Emilio Carranza y Sor Juana Inés de la Cruz, así como al interior de la Catedral de Tampico, todos funcionando para brindar agua potable a la ciudadanía que así lo requería.

Durante el ciclón de 1955 se reactivaron varios pozos por la contingencia que se presentó / Archivo de Tampico



"Desde estas norias, con carretas de mulas y cubetas cuadradas de lámina, se llevaba agua a las casas y algunos comercios de la ciudad, el acarreador y su "maroma" eran parte del paisaje diario.

Un oficio muy útil en esos tiempos, pues facilitaba el vital líquido a la gente y su trabajo era con un esfuerzo muy grande para cumplir con todos los pedidos solicitados", agrega.

➡️ También puedes leer: Evolución de la crisis de agua en Tampico: ¿qué es y por qué preocupa tanto la sequía excepcional?

En la Plaza de Armas se construyó el primer pozo para uso público / Paulo Monsiváis



Señala que en todo ese sector de la zona centro y sus alrededores había manantiales y las personas creaban sus propias norias para obtener el agua potable, pues era algo común que en las viviendas también se tuvieran aljibes para captar el agua de la lluvia, como era la Casa Fernández o la Gándara, que tienen sus cisternas para acumular este recurso

“De esta forma las familias podían contar con el líquido para todas las necesidades diarias, además que en esa época había una gran abundancia de agua, por lo que se podía ir captando en grandes cantidades, que almacenaban en este tipo de infraestructura que tuvo desde hace más de un siglo”, expresa.

En diversas viviendas existieron pozos como una forma de contar con agua potable / Javier Hernádez

Hace casi 90 años se empezó tratar el agua para venderla como producto

Añade que estaban identificadas diversas corrientes de los veneros en el trazo de la ciudad y las personas ubicaban dónde podrían encontrar el escurrimiento para realizar los pozos, pues fueron la primera fuente de agua potable que se tuvo en el puerto y saber dónde estaba, así como en su construcción, se requería de una técnica especial.

➡️ También puedes leer: Niveles en lagunas de Tampico, los más bajos en 80 años: especialistas

Los pozos han sido salvación en momentos de emergencia / Colección Aguayo



Menciona que el ubicado en la plaza principal de Tampico sería el primero de los que fueron tomados como fuentes públicas de agua potable y la realización seguramente fue hecha por los encargados de estructurar las calles y hacer el trazado de la ciudad, es decir, las primeras autoridades del puerto.

Será hasta finales de los años de 1930 o principios de la década de 1940 cuando unos comerciantes españoles empiezan a vender el agua tratada, comenta Adrián Pérez Sobre Villa, negocio que se ubicada por la zona de la Laguna del Carpintero y quienes con una carreta de mulas iban casa por casa ofreciendo "el agua de tomar".

La Casa Fernández, también cuenta con un pozo desde su construcción en 1929 / Paulo Monsiváis



"Rodolfo Gallegos Casados, fue el fabricante de la "Zarza Cola", bebida muy popular entre la población y luego esa máquina se la vendió a Leo Fleishman, que ya tenía la embotelladora del refresco Pureza antes de Coca Cola.

Después el señor Gallegos comenzó ya con el agua Pluvio Pura del Carmen, una de las primeras tratadoras que operaron en la ciudad".

➡️ También puedes leer: ¿El regreso de los pozos? Ante escasez de agua, lo creen una posibilidad

El pozo de catedral también fue clausurado / Paulo Monsiváis

Quedan los pozos sin uso por muchos años y la crisis los reactiva

Esta idea de negocio empezó a prosperar y varias empresas idénticas surgieron entonces en Tampico, por lo que poco a poco se fue dejando de utilizar los pozos que se tenían en la zona centro.

Sin embargo, en las colonias de la periferia aún se siguieron usando hasta finales de 1960, cuando el agua corriente en las tuberías ya fue abarcando gran parte de la ciudad.

➡️ También puedes leer: Huracán Hilda y su impacto en Tampico: ¿cómo se vivió septiembre de 1955?

Los mecanismos de estas norias era muy sencillos / Paulo Monsiváis



En la contingencia de 1955, cuando el ciclón Hilda azotó al puerto, tanto el pozo de la Plaza de Armas como el de la Catedral volvieron a reactivarse, ya que toda la infraestructura quedó destruida y fue necesario dotar de agua potable otra vez directo de los veneros de la ciudad, pero una vez que pasó esta emergencia volvieron a clausurarse para permanecer así hasta nuestros días.

Sigue nuestro canal de EL SOL DE TAMPICO: las mejores noticias en WhatsApp

Tampico fue catalogada a mediados de los años de 1950 como la segunda ciudad más húmeda del mundo, debido a que las lagunas y los ríos que la rodeaban creaban un ambiente muy bochornoso, situación que ha transformado de manera drástica con el cambio climático que alcanzó ya esta región y ahora se ha convertido en una de las zonas donde la sequía impactó y los pozos de entonces se han reactivado.

Entre las 20 manzanas trazadas para conformar Santa Anna de Tampico en 1823, estuvo la que correspondió a la llamada Plaza de Armas, ahí se establecerá el centro político religioso y comercial del nuevo puerto, pero también la primera fuente de agua potable para la recién fundada población.

Al mismo tiempo que se acondicionaban calles y lotes para las viviendas, se fueron identificando también varios veneros que escurrían sobre la zona de lo que iba a ser la traza urbana, quedando algunos en los predios principales como la plaza y donde más tarde se erigiría la catedral de Tampico.

Era una costumbre contar con un almacenamiento de agua

Adrián Pérez Sobrevilla, historiador de la ciudad, señala que además del pozo que se encuentra en la esquina Poniente de la Plaza de Armas también se tenían varios más, por las calles Emilio Carranza y Sor Juana Inés de la Cruz, así como al interior de la Catedral de Tampico, todos funcionando para brindar agua potable a la ciudadanía que así lo requería.

Durante el ciclón de 1955 se reactivaron varios pozos por la contingencia que se presentó / Archivo de Tampico



"Desde estas norias, con carretas de mulas y cubetas cuadradas de lámina, se llevaba agua a las casas y algunos comercios de la ciudad, el acarreador y su "maroma" eran parte del paisaje diario.

Un oficio muy útil en esos tiempos, pues facilitaba el vital líquido a la gente y su trabajo era con un esfuerzo muy grande para cumplir con todos los pedidos solicitados", agrega.

➡️ También puedes leer: Evolución de la crisis de agua en Tampico: ¿qué es y por qué preocupa tanto la sequía excepcional?

En la Plaza de Armas se construyó el primer pozo para uso público / Paulo Monsiváis



Señala que en todo ese sector de la zona centro y sus alrededores había manantiales y las personas creaban sus propias norias para obtener el agua potable, pues era algo común que en las viviendas también se tuvieran aljibes para captar el agua de la lluvia, como era la Casa Fernández o la Gándara, que tienen sus cisternas para acumular este recurso

“De esta forma las familias podían contar con el líquido para todas las necesidades diarias, además que en esa época había una gran abundancia de agua, por lo que se podía ir captando en grandes cantidades, que almacenaban en este tipo de infraestructura que tuvo desde hace más de un siglo”, expresa.

En diversas viviendas existieron pozos como una forma de contar con agua potable / Javier Hernádez

Hace casi 90 años se empezó tratar el agua para venderla como producto

Añade que estaban identificadas diversas corrientes de los veneros en el trazo de la ciudad y las personas ubicaban dónde podrían encontrar el escurrimiento para realizar los pozos, pues fueron la primera fuente de agua potable que se tuvo en el puerto y saber dónde estaba, así como en su construcción, se requería de una técnica especial.

➡️ También puedes leer: Niveles en lagunas de Tampico, los más bajos en 80 años: especialistas

Los pozos han sido salvación en momentos de emergencia / Colección Aguayo



Menciona que el ubicado en la plaza principal de Tampico sería el primero de los que fueron tomados como fuentes públicas de agua potable y la realización seguramente fue hecha por los encargados de estructurar las calles y hacer el trazado de la ciudad, es decir, las primeras autoridades del puerto.

Será hasta finales de los años de 1930 o principios de la década de 1940 cuando unos comerciantes españoles empiezan a vender el agua tratada, comenta Adrián Pérez Sobre Villa, negocio que se ubicada por la zona de la Laguna del Carpintero y quienes con una carreta de mulas iban casa por casa ofreciendo "el agua de tomar".

La Casa Fernández, también cuenta con un pozo desde su construcción en 1929 / Paulo Monsiváis



"Rodolfo Gallegos Casados, fue el fabricante de la "Zarza Cola", bebida muy popular entre la población y luego esa máquina se la vendió a Leo Fleishman, que ya tenía la embotelladora del refresco Pureza antes de Coca Cola.

Después el señor Gallegos comenzó ya con el agua Pluvio Pura del Carmen, una de las primeras tratadoras que operaron en la ciudad".

➡️ También puedes leer: ¿El regreso de los pozos? Ante escasez de agua, lo creen una posibilidad

El pozo de catedral también fue clausurado / Paulo Monsiváis

Quedan los pozos sin uso por muchos años y la crisis los reactiva

Esta idea de negocio empezó a prosperar y varias empresas idénticas surgieron entonces en Tampico, por lo que poco a poco se fue dejando de utilizar los pozos que se tenían en la zona centro.

Sin embargo, en las colonias de la periferia aún se siguieron usando hasta finales de 1960, cuando el agua corriente en las tuberías ya fue abarcando gran parte de la ciudad.

➡️ También puedes leer: Huracán Hilda y su impacto en Tampico: ¿cómo se vivió septiembre de 1955?

Los mecanismos de estas norias era muy sencillos / Paulo Monsiváis



En la contingencia de 1955, cuando el ciclón Hilda azotó al puerto, tanto el pozo de la Plaza de Armas como el de la Catedral volvieron a reactivarse, ya que toda la infraestructura quedó destruida y fue necesario dotar de agua potable otra vez directo de los veneros de la ciudad, pero una vez que pasó esta emergencia volvieron a clausurarse para permanecer así hasta nuestros días.

Sigue nuestro canal de EL SOL DE TAMPICO: las mejores noticias en WhatsApp

Tampico fue catalogada a mediados de los años de 1950 como la segunda ciudad más húmeda del mundo, debido a que las lagunas y los ríos que la rodeaban creaban un ambiente muy bochornoso, situación que ha transformado de manera drástica con el cambio climático que alcanzó ya esta región y ahora se ha convertido en una de las zonas donde la sequía impactó y los pozos de entonces se han reactivado.

Policiaca

Sedena destruye más de mil armas decomisadas en Reynosa, Tamaulipas [Fotos]

Estas acciones se realizan en el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y de la política de Cero Impunidad

Cultura

Refinería Francisco I. Madero: de El Águila a Pemex, cumple 110 años de historia

Descubre los 110 años de historia de la Refinería Francisco I. Madero: del Porfiriato a la Expropiación Petrolera

Local

Luto en Playa Miramar: recuerdan a Karla y Jessica, comerciantes que fallecieron en trágico accidente

Ambas mujeres murieron en un accidente ocurrido este domingo 14 de julio en el Callejón de Barriles, Ciudad Madero

Policiaca

Envían a la cárcel al presunto responsable de homicidio en el restaurante The Roadside, en Tampico

Será en el transcurso de las siguientes horas cuando las autoridades den a conocer su situación jurídica

Turismo

Pareja de Tampico viaja en combi adaptada por México y Centroamérica, conoce su historia [Video]

Oriundos del puerto jaibo, llevan cuatro años conociendo el sur de México y han llegado hasta Belice

En el ring

La reacción de El Mariana, streamer de Tamaulipas, tras perder en La Velada del Año

El influencer originario de Matamoros se vio cara a cara contra el creador de contenido español YoSoyPlex