/ martes 15 de junio de 2021

Para ganar en las elecciones hay que repartir dinero: excandidato a diputado migrante en Zacatecas

Rogelio Ávila Muro contendió por una curul migrante por el Distrito 11 de Zacatecas, pero, a su parecer, para ganar unas elecciones en México necesitas repartir dinero

Una diputación para el Congreso de Zacatecas cuesta cinco millones de pesos: Rogelio Ávila Muro, quien contendió por una curul migrante por el Distrito 11 de Zacatecas, narra su experiencia política, su caminar por el terruño al que pretendía ayudar a resolver la problemática de la pobreza. Conoció que “a la gente hay que darle dinero para que pueda votar”, pero de Illinois no se trajo una alforja llena para repartir.

“…Realmente quise hacer una campaña como se corre en los Estados Unidos. No quise incurrir en corrupción, pero aquí en México si tú no tienes dinero, no pagas los votos, no ganas…”, dice en entrevista.

Refiere: Me enfrenté a algo muy sucio. Es trágico para un migrante venir solito y sin operadores y conocer toda la podredumbre que hay detrás de las elecciones, un auténtico cochinero.

Te voy a platicar mi historia, porque vamos a hacer una película. Se va a llamar “El Cochinero”.

“Empecé por tratar de contender por Morena y me pusieron todas las trabas del mundo. Me hicieron a un lado.

El Partido Encuentro Solidario (PES) me acogió. Me prestan una casa, con un muchacho y dos computadoras y a empezar. No tenía nada. El PES es un partido muy pobre que no tenía ni para darnos para la gasolina. No hubo apoyo. No tiene estructuras como las del PAN, PRI, PRD.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y vino el primer golpe:

Llegó un licenciado y me dice: “Señor Rogelio, ¿Cómo está? Queremos verlo. Y viene con un señor a un lado y me dice: Le quiero presentar al profesor tal y tal. Me suelta: ¿Quiere ganar los 5 municipios?

¡Pues claro que los quiero ganar! Tengo que buscar los votos!

Me dice: Soy un operador político. Le cobro 5 millones de pesos y lo hago diputado.

¿Tiene el nombre?

–No, no le pregunté el nombre porque realmente me dije: “cómo voy a dar yo 5 millones de pesos.

Y le contesté: “No, no, ¡ni me diga más! Me salí y me fui. Tenía muchas cosas por hacer.

Pero me contó que él tenía estructuras. En todos los municipios tenía gente y contactos.

“Seguí con mi campaña. Realmente la hice tranquilo. Visité la gente”.

¿Cuál fue su experiencia?

–Me di cuenta que la gente tiene muchas mañas. Se aprovecha. Las elecciones son una gran oportunidad para ellos de resolver parte de sus problemas económicos.

¿Venden su voto al mejor postor?

–¡Claro! Y lo venden bien. Caminé muchos kilómetros y me di cuenta cómo está el estado de Zacatecas, cómo está la pobreza, la falta de atención de los gobiernos, la ausencia de servicios básicos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Anduve calle por calle y tocaba: Buenos días, señora. Soy Rogelio Ávila, soy candidato a diputado local migrante. Y sí me recibían. Al principio como que querían correr, como que le tenían miedo al PES, al partido.

Y me respondían: ¿Qué me va a dar?

El 90%, la mayoría siempre te pregunta: ¿Qué me va a dar? Le decía: “Señora, le quiero dar un buen servicio ahora que llegue a diputado con su voto.

Y me decían: “No, no, no. Todos dicen lo mismo. Todos son iguales, corruptos…”

Señora, no me diga corrupto a mí. Yo vivo en Estados Unidos, no he tenido puestos políticos…

Venía la réplica: “…Mire señor, si usted no me da una despensa y una ayudita: Necesito 10 sacos de cemento para arreglar mi piso…”

–Señora, no se los puedo dar porque no me dio dinero el partido y realmente si le doy dinero, mi camioneta no funciona. Tengo que pagar la gasolina y pagar a mis ayudantes de mi bolsillo.

Piden desde sacos de cemento hasta pago de recetas

¿Qué le pidieron?

–Piden láminas para un techo, boilers solares, tinacos, cemento, despensa, medicinas, para una silla de ruedas. Tengo un pedido de 15 sillas de ruedas que no he entregado. Te piden muchísimas cosas.

Me di cuenta de que sí te dan el voto, pero está de por medio la corrupción.

Ví que a la gente, si le das el tinaco y 500 pesos, hace un compromiso contigo. Te dan su voto.

¿Qué más encontró en esos caminos en busca del voto?

–Ya cerca del 6 de junio, el día de las elecciones, me contactó otro profesor cuyo nombre no se lo agarre…me dijo que era licenciado y por allí anda. Otro operador político. Me dijo: Mire, mi diputado, ya lo hizo muy bien. Usted caminó todo el tiempo e hizo muy buen trabajo. Le voy a decir: casi le firmo en un papelito que usted será diputado, pero le falta algo…

¿Qué me falta? Y me soltó: ¡Repartir! ¿Y ahora cuánto? Me dijo: un millón 800 mil pesos, aproximadamente. Y según ellos, se van a repartir. Se mueven de esa manera.

Y otro más me dijo: Rogelio, ¿cómo está? Oiga le voy a decir una cosa: tenemos 9 votos en la familia. ¡Gracias! No, son nueve mil pesos.

Pero ni siquiera van a votar por mí, ni siquiera me van a dar su voto. Y me contestó: ¡Claro que vamos a votar por ti, te mando la foto.

Seguí el recorrido, pero me desanimé.

La gente así se comporta con todos los candidatos. No solo conmigo. Y me di cuenta: Si quieres ganar una campaña, trae mucho dinero.

A lo largo de la campaña les decía: Como diputado migrante les puedo ayudar, porque en Estados Unidos consigo sillas de ruedas, bastones o bordones donados; pero después de la campaña.

¿Se imaginaba que eso iba a encontrar cuando se decidió contender?

–No, no. Creí que como migrante, y tener a muchos familiares de migrantes en las comunidades, iban a ser honestos y a votar por la persona indicada, que iban a dar un voto honesto; pero no sé que pasó: sacamos 991 votos cinco municipios: Villanueva, Genaro Codina, Ciudad Cuauhtémoc, Luis Moya y una fracción de Ojo Caliente.

Algo sucedió y me pregunto: ¿Qué tan mal hicimos el trabajo que ni siquiera dos mil votos pudimos sacar? Si dividimos los 991 votos por los cinco municipios, menos de 200 votos por municipio. ¡No es posible!

¿Qué población habrá en esos cinco municipios?

–Villanueva tiene 21 mil habitantes, de los cuales votan aproximada entre 13 mil a 14 mil; en Genaro Codina, tres mil 500 votos; en Ciudad Cuauhtémoc, cinco mil votos; en Ojo Caliente, hablamos de cuatro mil votos y Luis Moya, seis mil votos.

¿Cuánto se necesita para una campaña?

–Como 3 millones de pesos. Estas elecciones en Zacatecas se movieron con dinero. No es un voto como en EU, donde llegas y dices: ¡Señora hay que votar por Biden! Ya ve cómo nos fue mal con Donald Trump. Y la respuesta: “Sí, só, por Biden, adiós”.

Y aquí, te piden de todo. Se aprovechan de los candidatos. Ven a un candidato y se le acercan y lo corretean a uno: Un día, cerca de una Farmacia de Similares, una señora: “Mire no puedo pagar mi receta son 500 pesos. Le doy mi voto” y te enseñan las recetas, recordó.

Una diputación para el Congreso de Zacatecas cuesta cinco millones de pesos: Rogelio Ávila Muro, quien contendió por una curul migrante por el Distrito 11 de Zacatecas, narra su experiencia política, su caminar por el terruño al que pretendía ayudar a resolver la problemática de la pobreza. Conoció que “a la gente hay que darle dinero para que pueda votar”, pero de Illinois no se trajo una alforja llena para repartir.

“…Realmente quise hacer una campaña como se corre en los Estados Unidos. No quise incurrir en corrupción, pero aquí en México si tú no tienes dinero, no pagas los votos, no ganas…”, dice en entrevista.

Refiere: Me enfrenté a algo muy sucio. Es trágico para un migrante venir solito y sin operadores y conocer toda la podredumbre que hay detrás de las elecciones, un auténtico cochinero.

Te voy a platicar mi historia, porque vamos a hacer una película. Se va a llamar “El Cochinero”.

“Empecé por tratar de contender por Morena y me pusieron todas las trabas del mundo. Me hicieron a un lado.

El Partido Encuentro Solidario (PES) me acogió. Me prestan una casa, con un muchacho y dos computadoras y a empezar. No tenía nada. El PES es un partido muy pobre que no tenía ni para darnos para la gasolina. No hubo apoyo. No tiene estructuras como las del PAN, PRI, PRD.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y vino el primer golpe:

Llegó un licenciado y me dice: “Señor Rogelio, ¿Cómo está? Queremos verlo. Y viene con un señor a un lado y me dice: Le quiero presentar al profesor tal y tal. Me suelta: ¿Quiere ganar los 5 municipios?

¡Pues claro que los quiero ganar! Tengo que buscar los votos!

Me dice: Soy un operador político. Le cobro 5 millones de pesos y lo hago diputado.

¿Tiene el nombre?

–No, no le pregunté el nombre porque realmente me dije: “cómo voy a dar yo 5 millones de pesos.

Y le contesté: “No, no, ¡ni me diga más! Me salí y me fui. Tenía muchas cosas por hacer.

Pero me contó que él tenía estructuras. En todos los municipios tenía gente y contactos.

“Seguí con mi campaña. Realmente la hice tranquilo. Visité la gente”.

¿Cuál fue su experiencia?

–Me di cuenta que la gente tiene muchas mañas. Se aprovecha. Las elecciones son una gran oportunidad para ellos de resolver parte de sus problemas económicos.

¿Venden su voto al mejor postor?

–¡Claro! Y lo venden bien. Caminé muchos kilómetros y me di cuenta cómo está el estado de Zacatecas, cómo está la pobreza, la falta de atención de los gobiernos, la ausencia de servicios básicos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Anduve calle por calle y tocaba: Buenos días, señora. Soy Rogelio Ávila, soy candidato a diputado local migrante. Y sí me recibían. Al principio como que querían correr, como que le tenían miedo al PES, al partido.

Y me respondían: ¿Qué me va a dar?

El 90%, la mayoría siempre te pregunta: ¿Qué me va a dar? Le decía: “Señora, le quiero dar un buen servicio ahora que llegue a diputado con su voto.

Y me decían: “No, no, no. Todos dicen lo mismo. Todos son iguales, corruptos…”

Señora, no me diga corrupto a mí. Yo vivo en Estados Unidos, no he tenido puestos políticos…

Venía la réplica: “…Mire señor, si usted no me da una despensa y una ayudita: Necesito 10 sacos de cemento para arreglar mi piso…”

–Señora, no se los puedo dar porque no me dio dinero el partido y realmente si le doy dinero, mi camioneta no funciona. Tengo que pagar la gasolina y pagar a mis ayudantes de mi bolsillo.

Piden desde sacos de cemento hasta pago de recetas

¿Qué le pidieron?

–Piden láminas para un techo, boilers solares, tinacos, cemento, despensa, medicinas, para una silla de ruedas. Tengo un pedido de 15 sillas de ruedas que no he entregado. Te piden muchísimas cosas.

Me di cuenta de que sí te dan el voto, pero está de por medio la corrupción.

Ví que a la gente, si le das el tinaco y 500 pesos, hace un compromiso contigo. Te dan su voto.

¿Qué más encontró en esos caminos en busca del voto?

–Ya cerca del 6 de junio, el día de las elecciones, me contactó otro profesor cuyo nombre no se lo agarre…me dijo que era licenciado y por allí anda. Otro operador político. Me dijo: Mire, mi diputado, ya lo hizo muy bien. Usted caminó todo el tiempo e hizo muy buen trabajo. Le voy a decir: casi le firmo en un papelito que usted será diputado, pero le falta algo…

¿Qué me falta? Y me soltó: ¡Repartir! ¿Y ahora cuánto? Me dijo: un millón 800 mil pesos, aproximadamente. Y según ellos, se van a repartir. Se mueven de esa manera.

Y otro más me dijo: Rogelio, ¿cómo está? Oiga le voy a decir una cosa: tenemos 9 votos en la familia. ¡Gracias! No, son nueve mil pesos.

Pero ni siquiera van a votar por mí, ni siquiera me van a dar su voto. Y me contestó: ¡Claro que vamos a votar por ti, te mando la foto.

Seguí el recorrido, pero me desanimé.

La gente así se comporta con todos los candidatos. No solo conmigo. Y me di cuenta: Si quieres ganar una campaña, trae mucho dinero.

A lo largo de la campaña les decía: Como diputado migrante les puedo ayudar, porque en Estados Unidos consigo sillas de ruedas, bastones o bordones donados; pero después de la campaña.

¿Se imaginaba que eso iba a encontrar cuando se decidió contender?

–No, no. Creí que como migrante, y tener a muchos familiares de migrantes en las comunidades, iban a ser honestos y a votar por la persona indicada, que iban a dar un voto honesto; pero no sé que pasó: sacamos 991 votos cinco municipios: Villanueva, Genaro Codina, Ciudad Cuauhtémoc, Luis Moya y una fracción de Ojo Caliente.

Algo sucedió y me pregunto: ¿Qué tan mal hicimos el trabajo que ni siquiera dos mil votos pudimos sacar? Si dividimos los 991 votos por los cinco municipios, menos de 200 votos por municipio. ¡No es posible!

¿Qué población habrá en esos cinco municipios?

–Villanueva tiene 21 mil habitantes, de los cuales votan aproximada entre 13 mil a 14 mil; en Genaro Codina, tres mil 500 votos; en Ciudad Cuauhtémoc, cinco mil votos; en Ojo Caliente, hablamos de cuatro mil votos y Luis Moya, seis mil votos.

¿Cuánto se necesita para una campaña?

–Como 3 millones de pesos. Estas elecciones en Zacatecas se movieron con dinero. No es un voto como en EU, donde llegas y dices: ¡Señora hay que votar por Biden! Ya ve cómo nos fue mal con Donald Trump. Y la respuesta: “Sí, só, por Biden, adiós”.

Y aquí, te piden de todo. Se aprovechan de los candidatos. Ven a un candidato y se le acercan y lo corretean a uno: Un día, cerca de una Farmacia de Similares, una señora: “Mire no puedo pagar mi receta son 500 pesos. Le doy mi voto” y te enseñan las recetas, recordó.

Local

Hondureña lleva la gastronomía de Tampico a Houston: ofrece más que tortas de la barda

Rosa Oviedo, asegura que la elaboración de las “tortas de la barda” le ha permitido explorar los sabores de México

Local

Exalumnos de la Normal Rural de Güémez celebraron 40 años de graduados en Tampico

El grupo de excompañeros de escuela eligieron a Tampico para recordar vivencias de las épocas de estudiantes normalistas

Local

Excarcelan a mujeres en Altamira, tienen cita con el mastógrafo

Con apoyo de la Policía Estatal, las mujeres fueron trasladas del penal hasta la unidad médica

Gossip

Flow Fest 2021: conoce los horarios del festival y arma tu agenda

Según los horarios del festival, la fiesta de perreo terminará hasta las 02:00 horas de la madrugada del domingo

Local

Exalumnos de la Normal Rural de Güémez celebraron 40 años de graduados en Tampico

El grupo de excompañeros de escuela eligieron a Tampico para recordar vivencias de las épocas de estudiantes normalistas

Círculos

Puerto de las tentaciones: novela inspirada en el petróleo, sindicalismo y el sur de Tamaulipas

Actualmente trabaja en una novela de género negro, se ubica a fines de los años 20 y narra algunos asesinatos en la región

Local

Vacunación anticovid de 18 a 29 años en Altamira: sedes y horarios

La aplicación de la vacuna contra el Covid-19 para la población de los 18 a los 29 años de edad será a partir de este lunes 29 al viernes 3 de diciembre

Literatura

Guadalajara refrendará ser la Capital Mundial del Libro con la FIL 35

Con esta edición, la FIL refrenda su importancia y el impacto que ha tenido a nivel mundial