/ sábado 26 de septiembre de 2020

Match Point | Deja que tus triunfos hablen por ti

Muy buenos días a todos nuestros amables lectores, es un gusto saludarlos en este cuarto y último sábado del mes de septiembre. Tenistas, amantes del deporte blanco y público en general, ojalá que nuestros comentarios de hoy sean de interés para ustedes.

Como todos sabemos, terminó el torneo Master 1000 en el foro itálico, en donde se coronó el serbio Novak Djokovic, actual número uno del mundo y hasta cierto punto una noticia esperada. Decimos hasta cierto punto porque todo indicaba (en el papel), que la final más lógica sería el serbio contra el español Rafael Nadal, número dos del mundo y reconocido como el mejor tenista de la actualidad en esta superficie (arcilla).

Grande y agradable sorpresa nos llevamos todos, ya que el español se encontró en cuartos de final con el argentino Diego Schwartzman, quien llevaba una gran desventaja en el frente a frente porque nunca había podido ganarle al español, pero como no hay "mal que dure 100 años", el entrenado por Juan Ignacio Chela, salió a jugar con su mejor tenis y con el corazón en la mano, logrando quizá una de las victorias más resonantes de su carrera, dejando fuera del torneo al gigante de la tierra batida y de paso acceder a la semifinal de un torneo de tanta importancia.

No debemos olvidar que todo esto tiene gran trascendencia porque han sido muchos torneos de dominio de ese pequeño y exclusivo grupo de 3 que siempre está en las instancias finales y que Diego vino a romper con las expectativas de muchos, de ver a Nadal en la final contra Nole. A pesar de las marcadas diferencias físicas y de historial, Schwartzman dejó en claro que eso no es problema a la hora de estar uno a uno en la cancha. Comentamos esto porque Diego es marcadamente más bajo de estatura y por lo tanto, alcance y potencia podrían ser menos aunque lo sustituya con velocidad.

Lo importante es que utilizó sus habilidades al máximo para derrotar al español en cuartos de final, al canadiense Shapovalov en la semifinal y alcanzar una final soñada contra el serbio, con quien había jugado 4 veces, perdiendo en las 4 ocasiones, situación muy frecuente que casi todos los jugadores enfrentan, llegar a un partido contra alguno de los 3 grandes con el historial en contra.

El caso es que el argentino jugó la final muy bien, a tal grado que empezó 3-0 arriba en el primer set y algo muy parecido en el segundo pero no fue suficiente, tener en frente al número uno del mundo no es poca cosa y al final, el serbio se alzó con la victoria en dos sets. Pero la grandísima actuación de Diego que de haber ganado se metía en el selecto grupo de los mejores 10 del mundo, ahí queda y sin duda lo veremos dando su máximo esfuerzo en el Roland Garros.

Hoy tenemos el enorme orgullo de gritar a los cuatro vientos que hay a una compatriota en el cuadro principal de un Grand Slam, la mexicana Renata Zarazúa logró vencer a la francesa Daniela Seguel en sets corridos 6-3 y 6-3, para lograr colocarse en el main draw de un torneo de tanta importancia, situación que no sucedía desde hace 25 años. Ahora esperamos que la suerte la acompañe para ver quién será su rival en primera ronda, aunque sabemos que para trascender hay que ganarle al que esté enfrente, sea top ten o top cinco, pero no le caería mal una rival con menos ranking (deseo personal). Por lo pronto nuestros mejores deseos para Renata y estaremos pendientes de las transmisiones en televisión, a ver si nos toca la suerte de que su partido esté programado.

Los detalles no tan buenos que siempre existen, sobre todo en la actualidad, esto es que cinco jugadores de la clasificación (no dieron los nombres), fueron retirados del torneo, dos que dieron positivo y tres tuvieron contacto con un entrenador que dio positivo. Parece que esta situación no termina.

Hoy tenemos el grandísimo gusto de saludar a una tenista cuya técnica es excelsa y su consistencia dominante. Seria y serena a la hora de jugar, siempre concentrada en ganar. Campeona en muchos torneos desde antes que cerrara en su última categoría, La A, ella es Carolina Garibaldi, miembro de una familia de grandes deportistas exitosos.

Nuestra reflexión de hoy… Deja que tus triunfos hablen por ti.

Comentarios y sugerencias…

max._1607@hotmail.,com @ÁlamosArmando

Punto para partido.

Muy buenos días a todos nuestros amables lectores, es un gusto saludarlos en este cuarto y último sábado del mes de septiembre. Tenistas, amantes del deporte blanco y público en general, ojalá que nuestros comentarios de hoy sean de interés para ustedes.

Como todos sabemos, terminó el torneo Master 1000 en el foro itálico, en donde se coronó el serbio Novak Djokovic, actual número uno del mundo y hasta cierto punto una noticia esperada. Decimos hasta cierto punto porque todo indicaba (en el papel), que la final más lógica sería el serbio contra el español Rafael Nadal, número dos del mundo y reconocido como el mejor tenista de la actualidad en esta superficie (arcilla).

Grande y agradable sorpresa nos llevamos todos, ya que el español se encontró en cuartos de final con el argentino Diego Schwartzman, quien llevaba una gran desventaja en el frente a frente porque nunca había podido ganarle al español, pero como no hay "mal que dure 100 años", el entrenado por Juan Ignacio Chela, salió a jugar con su mejor tenis y con el corazón en la mano, logrando quizá una de las victorias más resonantes de su carrera, dejando fuera del torneo al gigante de la tierra batida y de paso acceder a la semifinal de un torneo de tanta importancia.

No debemos olvidar que todo esto tiene gran trascendencia porque han sido muchos torneos de dominio de ese pequeño y exclusivo grupo de 3 que siempre está en las instancias finales y que Diego vino a romper con las expectativas de muchos, de ver a Nadal en la final contra Nole. A pesar de las marcadas diferencias físicas y de historial, Schwartzman dejó en claro que eso no es problema a la hora de estar uno a uno en la cancha. Comentamos esto porque Diego es marcadamente más bajo de estatura y por lo tanto, alcance y potencia podrían ser menos aunque lo sustituya con velocidad.

Lo importante es que utilizó sus habilidades al máximo para derrotar al español en cuartos de final, al canadiense Shapovalov en la semifinal y alcanzar una final soñada contra el serbio, con quien había jugado 4 veces, perdiendo en las 4 ocasiones, situación muy frecuente que casi todos los jugadores enfrentan, llegar a un partido contra alguno de los 3 grandes con el historial en contra.

El caso es que el argentino jugó la final muy bien, a tal grado que empezó 3-0 arriba en el primer set y algo muy parecido en el segundo pero no fue suficiente, tener en frente al número uno del mundo no es poca cosa y al final, el serbio se alzó con la victoria en dos sets. Pero la grandísima actuación de Diego que de haber ganado se metía en el selecto grupo de los mejores 10 del mundo, ahí queda y sin duda lo veremos dando su máximo esfuerzo en el Roland Garros.

Hoy tenemos el enorme orgullo de gritar a los cuatro vientos que hay a una compatriota en el cuadro principal de un Grand Slam, la mexicana Renata Zarazúa logró vencer a la francesa Daniela Seguel en sets corridos 6-3 y 6-3, para lograr colocarse en el main draw de un torneo de tanta importancia, situación que no sucedía desde hace 25 años. Ahora esperamos que la suerte la acompañe para ver quién será su rival en primera ronda, aunque sabemos que para trascender hay que ganarle al que esté enfrente, sea top ten o top cinco, pero no le caería mal una rival con menos ranking (deseo personal). Por lo pronto nuestros mejores deseos para Renata y estaremos pendientes de las transmisiones en televisión, a ver si nos toca la suerte de que su partido esté programado.

Los detalles no tan buenos que siempre existen, sobre todo en la actualidad, esto es que cinco jugadores de la clasificación (no dieron los nombres), fueron retirados del torneo, dos que dieron positivo y tres tuvieron contacto con un entrenador que dio positivo. Parece que esta situación no termina.

Hoy tenemos el grandísimo gusto de saludar a una tenista cuya técnica es excelsa y su consistencia dominante. Seria y serena a la hora de jugar, siempre concentrada en ganar. Campeona en muchos torneos desde antes que cerrara en su última categoría, La A, ella es Carolina Garibaldi, miembro de una familia de grandes deportistas exitosos.

Nuestra reflexión de hoy… Deja que tus triunfos hablen por ti.

Comentarios y sugerencias…

max._1607@hotmail.,com @ÁlamosArmando

Punto para partido.