/ domingo 19 de julio de 2020

Con novela “Nadie nos vio partir”, Tamara Trottner abraza la vulnerabilidad del humano

Tamara Trottner recurre a la autoficción para narrar una historia que la ha acompañado durante casi toda su vida

La novela Nadie nos vio partir de Tamara Trottner, lleva al lector por tres continentes: África en tiempos del Apartheid, Europa y América, igualmente convulsos, con sus conflictos locales, al tiempo que, explica la autora, "la protagonista va cambiando y modificándose con su entorno".

Basada en su propia vivencia: al día siguiente de su fiesta de cumpleaños, su padre la secuestró, la separó de su madre y la llevó a otro país, Nadie nos vio partir es protagonizada por Ana, una niña que observa con la inocencia de sus cinco años lo que sucede a su alrededor. A su edad, no es posible hacer juicios de valor. Y en la ficción, tampoco lo hace. "No juzgo a los personajes", advierte Trottner.

En la trama, parar vengarse de su esposa, un hombre secuestra a sus hijos y huye con ellos a distintos países; entonces, dos poderosas familias se enfrentan. "Algunas acciones de los personajes que podemos juzgar como malas, después nos damos cuenta que también tienen su razón de ser, no hay verdades absolutas. Ante los ojos de una niña, observando a las dos personas que más quiere en el mundo, le genera lo que quiero provocar en el lector, emociones viscerales".

"Como niños se nos permite ser vulnerables, pero como adultos ya como que no deberíamos serlo. Esta es la mirada de una niña de cinco años, pero también la de una escritora de 50, que decide plasmar la historia, con su visión. Todos somos vulnerables y se vale, estamos en este mundo viviendo una vida que nos vuelve vulnerables".

El libro no sólo refleja su experiencia, sino la pasión que la autora tiene por viajar. "Al moverte geográficamente por otros espacios, te vulneras, no hablas el idioma, no conoces la comida y tienes que recibir el aprendizaje con absoluta humildad. Si viajas como viajero y no como turista y te expones a los países en donde de repente no vas a saber qué pasa y te vas a perder, es increíble, sales de ese viaje transformada en otra persona, como pasa en la novela, que el texto mismo es un viaje".

Del género autoficción (acuñado en los años 70), inspirada en hechos reales, la novela ha acompañado a la autora durante la mayor parte de su vida. "Al ser una autoficción, no hay mucho qué investigar, porque es una vivencia que llevo en las entrañas. Empecé a escribir a los 16 años y la terminé 40 años después, ya con un doctorado en letras, un taller literario y lo llevé a la ficción, algunas vivencias son personales y otras noveladas, aunque en realidad empecé a hacerla mucho antes, con 7, 8 años, en el patio de la escuela. Les platicaba la historia a mis compañeritos y veía cómo se les abrían los ojos, se quedaban con el sándwich a medio morder, esperando a que siguiera; yo creo que eso me convirtió en escritora, darme cuenta del poder de la palabra para embelesar, para conquistar, para enamorar".

La novela Nadie nos vio partir de Tamara Trottner, lleva al lector por tres continentes: África en tiempos del Apartheid, Europa y América, igualmente convulsos, con sus conflictos locales, al tiempo que, explica la autora, "la protagonista va cambiando y modificándose con su entorno".

Basada en su propia vivencia: al día siguiente de su fiesta de cumpleaños, su padre la secuestró, la separó de su madre y la llevó a otro país, Nadie nos vio partir es protagonizada por Ana, una niña que observa con la inocencia de sus cinco años lo que sucede a su alrededor. A su edad, no es posible hacer juicios de valor. Y en la ficción, tampoco lo hace. "No juzgo a los personajes", advierte Trottner.

En la trama, parar vengarse de su esposa, un hombre secuestra a sus hijos y huye con ellos a distintos países; entonces, dos poderosas familias se enfrentan. "Algunas acciones de los personajes que podemos juzgar como malas, después nos damos cuenta que también tienen su razón de ser, no hay verdades absolutas. Ante los ojos de una niña, observando a las dos personas que más quiere en el mundo, le genera lo que quiero provocar en el lector, emociones viscerales".

"Como niños se nos permite ser vulnerables, pero como adultos ya como que no deberíamos serlo. Esta es la mirada de una niña de cinco años, pero también la de una escritora de 50, que decide plasmar la historia, con su visión. Todos somos vulnerables y se vale, estamos en este mundo viviendo una vida que nos vuelve vulnerables".

El libro no sólo refleja su experiencia, sino la pasión que la autora tiene por viajar. "Al moverte geográficamente por otros espacios, te vulneras, no hablas el idioma, no conoces la comida y tienes que recibir el aprendizaje con absoluta humildad. Si viajas como viajero y no como turista y te expones a los países en donde de repente no vas a saber qué pasa y te vas a perder, es increíble, sales de ese viaje transformada en otra persona, como pasa en la novela, que el texto mismo es un viaje".

Del género autoficción (acuñado en los años 70), inspirada en hechos reales, la novela ha acompañado a la autora durante la mayor parte de su vida. "Al ser una autoficción, no hay mucho qué investigar, porque es una vivencia que llevo en las entrañas. Empecé a escribir a los 16 años y la terminé 40 años después, ya con un doctorado en letras, un taller literario y lo llevé a la ficción, algunas vivencias son personales y otras noveladas, aunque en realidad empecé a hacerla mucho antes, con 7, 8 años, en el patio de la escuela. Les platicaba la historia a mis compañeritos y veía cómo se les abrían los ojos, se quedaban con el sándwich a medio morder, esperando a que siguiera; yo creo que eso me convirtió en escritora, darme cuenta del poder de la palabra para embelesar, para conquistar, para enamorar".

Local

Del fondo de la tierra al espacio Aldama, la reserva natural de Tamaulipas

En noviembre de 1828, por decreto del Gobierno del Estado, pasa de ser población de Presa del Rey a Aldama, alberga al cenote más profundo del mundo que ha sido utilizado por la NASA para sus investigaciones espaciales

Local

Notable incremento del comercio en línea

En el 2019, de los casi 18 millones de mexicanos que realizaron adquisiciones en línea, alrededor del un millón 600 mil, esto es, 9% dijo tener problemas con sus compras

Local

El fotoperiodista José Luis Tapia, de El Sol de Tampico, gana el concurso "Luz y Café"

Con el tema Epidemia inspirado en la obra literaria de Albert Camus "La peste", el concurso de fotografía se realizó de manera virtual

Mundo

Francia reduce medidas para las fiestas navideñas

El gobierno galo prevé levantar el confinamiento a partir del 15 de diciembre, dijo el presidente francés Emmanuel Macron

Gossip

Industria audiovisual ha perdido 145 millones de dólares

Un estudio realizado por Olsberg•SPI ve en la producción cinematográfica y de televisión un impulso para la recuperación económica de los países

Celebridades

Maradona, el ídolo de todos

El cine lo hizo llegar hasta Cannes con Maradona by Kusturica; la música lo afianzó como ídolo, Rodrigo y Andrés Calamaro le dedicaron canciones

Cine

México se ha vuelto referente del cine, pero está lejos de crear industria: Martín Hernández

Martín Hernández, editor y diseñador de sonido dos veces nominado al Oscar considera que hablar de cine mexicano es un atavismo

Sociedad

Adriana se vacunó contra Covid-19, dice que no hay malestar

Adriana debe esperar hasta el 31 de noviembre para vacunarse contra la influenza luego de participar en el ensayo de la farmacéutica CanSino

Local

Estados irán por inversión extranjera

A través de su cuenta de Twitter, el organismo lamentó esta situación que impulsada también por la falta de estrategias oficiales orientadas la reactivación económica