/ sábado 1 de agosto de 2020

"Loco" Castillo, un rudazo de corazón

Asegura que todavía le falta hacer muchas locuras en el ring, se ha destacado por sus memorables actuaciones que han quedado grabadas en la mente del público

Vaya trayectoria la que ha tenido "Loco" Castillo, y es que el orgullo del Cascajal ha dejado su huella en el llamado "arte del pancracio" con memorables actuaciones que han quedado grabadas en la mente del público, porque si algo lo caracteriza es un profesionalismo a toda prueba y como el mismo se define: "soy un rudazo de corazón".

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Si es cierto que "la locura no tiene cura", entonces hay "Loco" Castillo para rato. El luchador nacido un 14 de septiembre de 1978 en el barrio del Cascajal, fue alumno de Rudi "La Chata" Castillo. "Debuté profesionalmente a los 17 años de edad con el personaje de 'Cascabelito', para posteriormente quedarme con el personaje que me dio fama y prestigio", afirma.

Y la verdad es que todo lo que ha logrado "Loco" Castillo se lo ha ganado a pulso, y entre los grandes logros obtenidos, recuerda que "fui campeón del estado de Tamaulipas al lado de Súper Brazo; además, a lo largo de mi carrera he ganado tres máscaras y seis cabelleras, aunque ¡vaya que me ha costado conseguirlo".

"He luchado al lado de grandes íconos de la baraja luchística de las empresas más importantes como Triple A, Consejo Mundial de Lucha Libre e independientes como La Dinastía Alvarado, Sangre Azteca, Tiffany, Terrible, y muchos más", asegura.

Además, fue líder de la llamada Secta Cibernética en Tampico, ganador de tres "reality show" consecutivamente. "Pero una de las luchas que marcaron mi carrera fue el triangular de apuestas en el cual mee jugué la cabellera enfrentando a Máximo y al Felino. Esa noche el público que asistió al Auditorio Municipal de Tampico me otorgó el indulto".

"La verdad es que me sentí muy emocionado, fue un momento muy importante en mi carrera", se sincera el "Loco" Castillo, que reitera, "soy un rudazo de corazón, pero, además, vuelvo a recordarles que la locura no tiene cura. Sean felices". De eso no hay duda, "Loco" Castillo es feliz dentro de la lucha libre y afirma que tiene todavía muchas locuras que realizar sobre el ring.

Vaya trayectoria la que ha tenido "Loco" Castillo, y es que el orgullo del Cascajal ha dejado su huella en el llamado "arte del pancracio" con memorables actuaciones que han quedado grabadas en la mente del público, porque si algo lo caracteriza es un profesionalismo a toda prueba y como el mismo se define: "soy un rudazo de corazón".

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Si es cierto que "la locura no tiene cura", entonces hay "Loco" Castillo para rato. El luchador nacido un 14 de septiembre de 1978 en el barrio del Cascajal, fue alumno de Rudi "La Chata" Castillo. "Debuté profesionalmente a los 17 años de edad con el personaje de 'Cascabelito', para posteriormente quedarme con el personaje que me dio fama y prestigio", afirma.

Y la verdad es que todo lo que ha logrado "Loco" Castillo se lo ha ganado a pulso, y entre los grandes logros obtenidos, recuerda que "fui campeón del estado de Tamaulipas al lado de Súper Brazo; además, a lo largo de mi carrera he ganado tres máscaras y seis cabelleras, aunque ¡vaya que me ha costado conseguirlo".

"He luchado al lado de grandes íconos de la baraja luchística de las empresas más importantes como Triple A, Consejo Mundial de Lucha Libre e independientes como La Dinastía Alvarado, Sangre Azteca, Tiffany, Terrible, y muchos más", asegura.

Además, fue líder de la llamada Secta Cibernética en Tampico, ganador de tres "reality show" consecutivamente. "Pero una de las luchas que marcaron mi carrera fue el triangular de apuestas en el cual mee jugué la cabellera enfrentando a Máximo y al Felino. Esa noche el público que asistió al Auditorio Municipal de Tampico me otorgó el indulto".

"La verdad es que me sentí muy emocionado, fue un momento muy importante en mi carrera", se sincera el "Loco" Castillo, que reitera, "soy un rudazo de corazón, pero, además, vuelvo a recordarles que la locura no tiene cura. Sean felices". De eso no hay duda, "Loco" Castillo es feliz dentro de la lucha libre y afirma que tiene todavía muchas locuras que realizar sobre el ring.

Local

Mamá de niño con cáncer vende llaveros para pagar tratamiento

Los llaveros son vendidos en Tampico, Ciudad Madero y Altamira para apoyar a Christopher

Local

DIF de Pueblo Viejo activará comedor comunitario

En los próximos días se abrirá esta instalación remodelada especialmente para el sector más vulnerable de la zona

Local

Proyectan 14 congresos para 2021 en Tampico

La mayor parte de los congresos se reprogramaron para el próximo año

Local

Puertos de Tampico y Altamira envían ayuda a damnificados de Tabasco

El apoyo se recolectó a través de una campaña que duró 15 días en la zona sur de Tamaulipas

Sociedad

Sí hay llamado de atención para México por casos de Covid-19: OPS

Si es necesario, se debe retroceder la reapertura económica, dice el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud

Salud

OMS advierte que tras primeras vacunaciones no bajarán casos de Covid-19

La vacuna será otra herramienta más que tenemos para detener la transmisión, pero no será el fin del virus: Mike Ryan

Regional

Tamaulipas sí toma las cosas en serio ante el Covid-19: SST

Las autoridades continúan exhortando a la ciudadanía a seguir con las medidas sanitarias correspondientes

Local

Mamá de niño con cáncer vende llaveros para pagar tratamiento

Los llaveros son vendidos en Tampico, Ciudad Madero y Altamira para apoyar a Christopher

Local

DIF de Pueblo Viejo activará comedor comunitario

En los próximos días se abrirá esta instalación remodelada especialmente para el sector más vulnerable de la zona