/ martes 1 de mayo de 2018

Wimbledon aumenta los premios para sus participantes, anuncia un torneo más "verde"

Los organizadores del torneo más antiguo del Grand Slam anunciaron premios por 46.57 millones de dólares

LONDRES.- Wimbledon anunció este martes un aumento de los premios que otorga el torneo, junto con un nuevo proyecto de sostenibilidad que busca garantizar que las pistas de césped no son lo único verde en el All England Club.

Los organizadores del torneo más antiguo del Grand Slam, el único que se celebra sobre hierba y que se disputará entre el 2 y el 15 de julio, anunciaron premios por 46.57 millones de dólares para la edición 2018, un alza del 7.6 por ciento frente al año anterior.

Esa cifra incluye premios de 2.25 millones de libras para cada uno de los ganadores del cuadro masculino y femenino, un incremento desde los 2.2 millones de libras que recibieron Roger Federer y Garbiñe Muguruza en 2017.

Las organizadores también advirtieron a los tenistas que jueguen sabiendo que tienen una lesión y abandonen a mitad de partido que pueden quedarse sin el dinero de primera ronda. La medida busca evitar una repetición de la ola de abandonos ocurrida el año pasado.

Además, se anunció una iniciativa para hacer más "verde" el torneo, con una prohibición de las pajitas de plástico -se usaron unas 400 mil el año pasado-, la introducción de vehículos eléctricos en la flota de autos de cortesía, puntos adicionales para tomar agua y bolsas de papel en las tiendas.

"La sostenibilidad es un área de atención importante y necesaria, sobre todo en los grandes eventos", dijo Lewis. "Hemos puesto en marcha una visión de sostenibilidad para la gestión del club y del campeonato de una manera que minimice el impacto en nuestro medio ambiente".

Además de dejar a los tenistas sin sus premios en primera ronda si se retiran de un partido o juegan "por debajo de los estándares profesionales" según el club, Wimbledon hará cumplir de forma estricta el tiempo de calentamiento para acelerar el encuentro, aunque extenderá el tiempo permitido entre puntos de 20 a 25 segundos.

La bolsa de premios de Wimbledon para 2018 eclipsa los 55 millones de dólares australianos (41.32 millones de dólares) repartidos en enero por el primer Grand Slam del año en Melbourne, pero es menor a los 39.2 millones de euros (47.18 millones de dólares) del Abierto de Francia. El Abierto de Estados Unidos debe anunciar aún sus premios.

LONDRES.- Wimbledon anunció este martes un aumento de los premios que otorga el torneo, junto con un nuevo proyecto de sostenibilidad que busca garantizar que las pistas de césped no son lo único verde en el All England Club.

Los organizadores del torneo más antiguo del Grand Slam, el único que se celebra sobre hierba y que se disputará entre el 2 y el 15 de julio, anunciaron premios por 46.57 millones de dólares para la edición 2018, un alza del 7.6 por ciento frente al año anterior.

Esa cifra incluye premios de 2.25 millones de libras para cada uno de los ganadores del cuadro masculino y femenino, un incremento desde los 2.2 millones de libras que recibieron Roger Federer y Garbiñe Muguruza en 2017.

Las organizadores también advirtieron a los tenistas que jueguen sabiendo que tienen una lesión y abandonen a mitad de partido que pueden quedarse sin el dinero de primera ronda. La medida busca evitar una repetición de la ola de abandonos ocurrida el año pasado.

Además, se anunció una iniciativa para hacer más "verde" el torneo, con una prohibición de las pajitas de plástico -se usaron unas 400 mil el año pasado-, la introducción de vehículos eléctricos en la flota de autos de cortesía, puntos adicionales para tomar agua y bolsas de papel en las tiendas.

"La sostenibilidad es un área de atención importante y necesaria, sobre todo en los grandes eventos", dijo Lewis. "Hemos puesto en marcha una visión de sostenibilidad para la gestión del club y del campeonato de una manera que minimice el impacto en nuestro medio ambiente".

Además de dejar a los tenistas sin sus premios en primera ronda si se retiran de un partido o juegan "por debajo de los estándares profesionales" según el club, Wimbledon hará cumplir de forma estricta el tiempo de calentamiento para acelerar el encuentro, aunque extenderá el tiempo permitido entre puntos de 20 a 25 segundos.

La bolsa de premios de Wimbledon para 2018 eclipsa los 55 millones de dólares australianos (41.32 millones de dólares) repartidos en enero por el primer Grand Slam del año en Melbourne, pero es menor a los 39.2 millones de euros (47.18 millones de dólares) del Abierto de Francia. El Abierto de Estados Unidos debe anunciar aún sus premios.

Local

Cierran hoteles con buena ocupación

La reciente actividad de juegos deportivos y congresos propicia un cierre positivo para la hotelería

Local

Esperan oleada de obreros por nuevos trabajos en refinería

Actualmente los 6 mil trabajadores de los sindicatos del ramo metal-mecánico se encuentran laborando en diversos proyectos de construcción de plataformas

Local

Las posadas, una tradición perdida

Cada vez son menos las fiestas de Navidad que se hacen a la manera tradicional

Finanzas

Tradeco, vetada con Peña Nieto, vuelve con la 4T

La constructora de polémicos proyectos en los sexenios de Fox y Calderón pugna por un contrato de casi 4 mil mdp en Salina Cruz

Política

Después del T-MEC, toca renegociar el tratado con la UE

Se tiene como meta llegar a un acuerdo en 2020 en temas como comercio electrónico y ambiente

Política

INE vuelve a citar a comparecer a AMLO

El citatorio es por la investigación que realiza sobre el presunto uso de los recursos públicos a su favor

Política

Calderón, cerca del registro de su partido

México Libre alcanzó las 200 asambleas distritales con las que acredita tener representación nacional

Celebridades

Céline Dion regresa a la música tras cinco años de ausencia

La cantante regresa a la música con Courage, su primer disco después de cinco años, en el que ofrece una mirada íntima tras la muerte de su esposo en 2016

Celebridades

Harry Styles ahora es retro en su nuevo disco Fine lines

Con nuevo disco, el cantante británico se reinventa y le da un giro a su imagen y a su música