/ martes 30 de noviembre de 2021

Licenciados buscan empleo sin alcanzarlo

De los 2.3 millones de desempleados reportados por el Inegi, 53 por ciento tiene licenciatura o preparatoria

CDMX. Más de la mitad de la población desocupada en el país son personas con estudios de preparatoria y licenciatura, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este segmento de la población representó el 53 por ciento de los 2.3 millones de desempleados registrados durante octubre pasado, reveló Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Este porcentaje es equivalente a un aumento de 3.76 puntos porcentuales frente al registrado en octubre de 2020, cuando los licenciados o personas con preparatoria representaron el 48.8 por ciento de los desocupados en el país.

“El aumento del desempleo en este segmento obedece a que muchas oficinas o empresas suspendieron labores por el Covid-19, pero cuando retomaron sus operaciones lo hicieron con un menor número de personal por problemas financieros o porque se dieron cuenta que la tecnología podía cubrir estas tareas”, consideró Salvador Soriano, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Hasta abril del año pasado, los meses sin movilidad por la pandemia, la desocupación en este segmento fue de 31.67 por ciento, pero cinco meses después ascendió a 52.07 por ciento.

Al cierre de 2020, de acuerdo con el Inegi, el 56.7 por ciento de los desempleados había cursado una licenciatura o terminado su educación en preparatoria.

Fue determinante también los salarios o hasta los tiempos de traslado del hogar al centro de trabajo que pueden desmotivar la búsqueda de empleo en la población, señaló Salvador Soriano, ya que muchas veces la paga no justifica las distancias entre empresa y domicilio.

La otra parte de los desempleados fueron personas con estudios completos de secundaria y primaria, quienes representaron el 32.6 y 10.8 por ciento, respectivamente, de la tasa de desocupación reportada por el Inegi.

Además, alrededor de cuatro de cada 10 personas desocupadas en octubre no concluyeron la primaria.

Un análisis de la firma ManpowerGroup reveló que las habilidades blandas, como el manejo del estrés, facilidad de comunicación o servicio al cliente, junto a conocimientos digitales y tecnológicos, son los principales aspectos que buscan las empresas en las personas.

Incluso, el documento resaltó que los puestos de trabajo más demandados a causa de la pandemia cambiaron por completo y ahora están más orientados a perfiles con habilidades tecnológicas.

Las oportunidades laborales con mayor demanda son como analista científico de datos, especialista en inteligencia artificial y aprendizaje automático; al igual que en estrategia y marketing digital o automatización de proyectos.

Por el contrario, los puestos de trabajo con tareas “repetitivas”, como las secretarias administrativas o ejecutivas, personal de contabilidad, trabajadores de ensamble y fábrica, así como gerentes de servicios empresariales y administración, son aquellos que tienen una menor demanda de personal en las compañías, según ManpowerGroup.

“En el país la escasez de personal con este nuevo perfil se concentra en sectores clave como la logística y manufactura, ambos reportan una gran dificultad para reclutar el candidato adecuado”, agregó el informe.

Con los 2.3 millones de desempleados en octubre la tasa de desocupación en México se ubicó en un nivel de 3.9 por ciento, 0.8 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el Inegi.

Sin embargo, el instituto resaltó que en comparación con el mes inmediato anterior no hubo variación alguna. Del total de desempleados en octubre el 90 por ciento tenía experiencia laboral.

“El principal riesgo para el empleo es la variante Ómicron que aparentemente es más contagiosa. El sector turístico de México no debería registrar afectaciones fuertes si el impacto del virus es moderado”, expresó Ricardo Aguilar, economista en jefe de Invex.

El experto añadió que la reapertura del comercio y los servicios ha sido clave para el empleo en esos sectores, así como para la recuperación económica en general.

“A pesar de los esfuerzos de la actual administración para formalizar a los trabajadores, aún faltan incentivos para que tanto éstos como los empleadores decidan ingresar al sector formal”, concluyó el analista.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

CDMX. Más de la mitad de la población desocupada en el país son personas con estudios de preparatoria y licenciatura, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este segmento de la población representó el 53 por ciento de los 2.3 millones de desempleados registrados durante octubre pasado, reveló Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Este porcentaje es equivalente a un aumento de 3.76 puntos porcentuales frente al registrado en octubre de 2020, cuando los licenciados o personas con preparatoria representaron el 48.8 por ciento de los desocupados en el país.

“El aumento del desempleo en este segmento obedece a que muchas oficinas o empresas suspendieron labores por el Covid-19, pero cuando retomaron sus operaciones lo hicieron con un menor número de personal por problemas financieros o porque se dieron cuenta que la tecnología podía cubrir estas tareas”, consideró Salvador Soriano, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Hasta abril del año pasado, los meses sin movilidad por la pandemia, la desocupación en este segmento fue de 31.67 por ciento, pero cinco meses después ascendió a 52.07 por ciento.

Al cierre de 2020, de acuerdo con el Inegi, el 56.7 por ciento de los desempleados había cursado una licenciatura o terminado su educación en preparatoria.

Fue determinante también los salarios o hasta los tiempos de traslado del hogar al centro de trabajo que pueden desmotivar la búsqueda de empleo en la población, señaló Salvador Soriano, ya que muchas veces la paga no justifica las distancias entre empresa y domicilio.

La otra parte de los desempleados fueron personas con estudios completos de secundaria y primaria, quienes representaron el 32.6 y 10.8 por ciento, respectivamente, de la tasa de desocupación reportada por el Inegi.

Además, alrededor de cuatro de cada 10 personas desocupadas en octubre no concluyeron la primaria.

Un análisis de la firma ManpowerGroup reveló que las habilidades blandas, como el manejo del estrés, facilidad de comunicación o servicio al cliente, junto a conocimientos digitales y tecnológicos, son los principales aspectos que buscan las empresas en las personas.

Incluso, el documento resaltó que los puestos de trabajo más demandados a causa de la pandemia cambiaron por completo y ahora están más orientados a perfiles con habilidades tecnológicas.

Las oportunidades laborales con mayor demanda son como analista científico de datos, especialista en inteligencia artificial y aprendizaje automático; al igual que en estrategia y marketing digital o automatización de proyectos.

Por el contrario, los puestos de trabajo con tareas “repetitivas”, como las secretarias administrativas o ejecutivas, personal de contabilidad, trabajadores de ensamble y fábrica, así como gerentes de servicios empresariales y administración, son aquellos que tienen una menor demanda de personal en las compañías, según ManpowerGroup.

“En el país la escasez de personal con este nuevo perfil se concentra en sectores clave como la logística y manufactura, ambos reportan una gran dificultad para reclutar el candidato adecuado”, agregó el informe.

Con los 2.3 millones de desempleados en octubre la tasa de desocupación en México se ubicó en un nivel de 3.9 por ciento, 0.8 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el Inegi.

Sin embargo, el instituto resaltó que en comparación con el mes inmediato anterior no hubo variación alguna. Del total de desempleados en octubre el 90 por ciento tenía experiencia laboral.

“El principal riesgo para el empleo es la variante Ómicron que aparentemente es más contagiosa. El sector turístico de México no debería registrar afectaciones fuertes si el impacto del virus es moderado”, expresó Ricardo Aguilar, economista en jefe de Invex.

El experto añadió que la reapertura del comercio y los servicios ha sido clave para el empleo en esos sectores, así como para la recuperación económica en general.

“A pesar de los esfuerzos de la actual administración para formalizar a los trabajadores, aún faltan incentivos para que tanto éstos como los empleadores decidan ingresar al sector formal”, concluyó el analista.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Caballo queda atrapado 15 horas en una zanja, fue rescatado por bomberos

Vecinos de la colonia Miguel Hidalgo Oriente notificaron el hecho a las autoridades

Regional

Pide Congreso de Tamaulipas reducir caravanas migratorias

Aunque no dicen cómo la legislatura 65 solicitará que lleguen menos personas migrantes

Regional

Se reactivan los apoyos funerarios por Covid-19 en la frontera de Tamaulipas

De acuerdo con las autoridades esta cifra podría irse a la alza ante los contagios de la variante Ómicron

Policiaca

Abuelito choca con puerta y con camioneta de la UAT durante la vacunación anticovid

Embistió a un vehículo propiedad de la universidad con tal de ingresar a recibir la vacuna AstraZeneca.

Doble Vía

Barbero “adelanta” citas para poder pagar la operación de su novia en Tamaulipas

La historia sucedió en Nuevo Laredo, donde el joven demostró el amor que siente por sus seres queridos con esta noble acción

Sociedad

Ómicron lleva a México a nuevo récord de casos Covid con 49 mil contagios

La Secretaría de Salud también informó que se registraron 320 nuevos fallecimientos

Regional

Jabalí recorre las calles de Nuevo Laredo, era “un marrano exageradamente grande”

“Siempre anda en la madrugada aquí en el ISSSTE”, fue uno de los comentarios que externaron los vecinos

Local

¿Dónde comprar el limón más barato en Tampico, Madero y Altamira?

Actualmente la arpilla de 13 kilos se vende en 600 pesos en la central de abastos.

Finanzas

Advierten por estafas en el buró de crédito, aquí te decimos porqué

Defraudadores ofreciendo historial crediticio acechan a victimas por Internet