/ lunes 14 de junio de 2021

Casas abandonadas, de sueños a pesadillas

Se han convertido en deudas impagables para el trabajador

Desde mediados de la década de los 90 a la actualidad, Tampico, Madero y Altamira tuvieron un crecimiento exponencial en casas-habitación de interés social, con créditos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

La oferta de vivienda por el mismo Infonavit se masificó al cambiar las reglas de operación y entrar empresas constructoras como intermediarias para satisfacer la gran demanda, surgiendo así nuevas colonias y grandes conjuntos habitacionales, que arrasaron con campos de futbol y de beisbol y potreros que servían para la cría y engorda de ganado.

Las grandes cañadas llenas de montes y frondosos árboles, ubicadas en el norte de la ciudad, en un abrir y cerrar de ojos se convirtieron en placas de concreto con casas de interés social. Un factor de repetición que marcaba una urbanidad desenfrenada.

El trabajador empezó a obtener fácilmente un crédito de vivienda y sin importar el lugar y el monto que le descontarían de su nómina decidieron contratar el crédito, poniendo muchas veces en riesgo el ingreso familiar.

“En lugar de ayudar, un crédito de vivienda al trabajador le vino a perjudicar, mayormente si nada más es él la fuente de ingresos en el hogar, y por consiguiente el trabajador jamás observó o verificó el monto del dinero que le descontaría el Infonavit”, señaló el secretario general de la Federación Local de Trabajadores de Altamira (FLTA), Julio Salvador Alfaro Flores.

CAUSAS DEL ABANDONO DE CASAS

Así como surgieron las oportunidades de adquirir una vivienda sin importar el lugar donde se encontraría, la calidad de la construcción, la zona en que se decidió edificar o si era inundable, surgió un nuevo problema: las casas abandonadas.

Los mismos trabajadores prefirieron salirse y rentar en sitios más cercanos a sus fuentes de trabajo o a escuelas de sus hijos.

Para el dirigente sindical el motivo principal por el que un trabajador abandona la vivienda es el alto descuento.

“El problema lo tenemos con los montos altos, ese es el factor número uno, pues es más el descuento que le hace el Infonavit al trabajador que lo que gana, dejándolo sin dinero para la manutención de la familia, pago de pasajes y gastos escolares”, dijo.

NÚMERO DE CASAS ABANDONADAS

Conforme avanzó la demanda de casas de interés social por parte de los trabajadores también hubo una sobreoferta de propiedades por parte de empresas constructoras que nunca fueron reguladas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ni del propio Infonavit, sin que se cumpliera el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos que obliga al Estado a otorgar un espacio digno de vivienda para el trabajador.

Los que adquirieron las primeras viviendas tuvieron la fortuna obtenerlas en una zona adecuada.

En ese crecimiento desmedido el punto más endeble fue Altamira, donde el constructor, apoyado por compadrazgos o complicidades dentro del Infonavit, estado y municipio, construyeron un gran número de casas-habitación, departamentos en terrenos inundables y lejos de las grandes avenidas, centros de trabajo y de la zona centro de esa ciudad.

Para el representante de los trabajadores sindicalizados en Altamira “el abandono de las casas-habitación en la zona urbana de Altamira no se debe a que hayan sido edificadas en un mal punto geográfico de la ciudad, sino que se volvieron impagables para el trabajador”, agregó Alfaro Flores.

A muchos de los que ya tienen un crédito no les queda otra opción que dejar de pagar la casa, “hasta que el Infonavit vea qué va a hacer con esta y revenderla”.

Estimó que de los 10 mil trabajadores que laboran en la industria petroquímica de Altamira unos tres mil tienen un crédito de vivienda con Infonavit, “pero de esa cantidad por lo menos 5% al cabo de un año o dos años de estar en su nueva propiedad se ve en la necesidad de abandonarla, pues no puede pagar el monto que le descuentan”.

RECOMENDACIONES ANTES DE ADQUIRIR UNA VIVIENDA

Lo más recomendable para el trabajador antes de adquirir una deuda con el Infonavit es verificar cuándo será el descuento que se le aplicará y si es solventable su pago.

“Es necesario poner sobre la balanza qué tanto les van a quitar sobre su salario para que se animen a contraer la deuda, cuánto les va a quedar para vivir al trabajador y su familia y sobre todo si a largo plazo va a poder pagar el crédito que será por varios años”, dijo el entrevistado.

COLONIAS CON CASAS ABANDONADAS

Conforme avanzó la demanda de vivienda por parte del sector laboral se establecieron nuevas colonias para, en su mayoría, desarrollar casas de interés social de alto costo.

Para lograr ese objetivo se ocuparon amplios sectores, sin muchas veces determinar su orografía, riesgo de inundación, cercanas a sitios peligrosos y lejos de la zona centro de la ciudad o los centros laborales.

Prueba de ello son las colonias Las Haciendas I y II, Los Prados, Arboledas, Villas de Altamira, Arrecifes I y II, Jardines de Arboledas I y II, Florida I y II, Abedules, San Jacinto y otras más.

En esos sitios las casas fueron vendidas en montos que van de los 200 a 700 mil pesos, muy por encima de su valor real ante la mala ubicación geográfica, pésima calidad de material empleado, defectos en cimentación y otros factores que no fueron tomados en cuenta.

Las construcciones abandonadas por los trabajadores representan un problema social, al ser nidos de malvivientes o son invadidas, registrándose el robo de servicios como energía eléctrica y agua potable.

Desde mediados de la década de los 90 a la actualidad, Tampico, Madero y Altamira tuvieron un crecimiento exponencial en casas-habitación de interés social, con créditos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

La oferta de vivienda por el mismo Infonavit se masificó al cambiar las reglas de operación y entrar empresas constructoras como intermediarias para satisfacer la gran demanda, surgiendo así nuevas colonias y grandes conjuntos habitacionales, que arrasaron con campos de futbol y de beisbol y potreros que servían para la cría y engorda de ganado.

Las grandes cañadas llenas de montes y frondosos árboles, ubicadas en el norte de la ciudad, en un abrir y cerrar de ojos se convirtieron en placas de concreto con casas de interés social. Un factor de repetición que marcaba una urbanidad desenfrenada.

El trabajador empezó a obtener fácilmente un crédito de vivienda y sin importar el lugar y el monto que le descontarían de su nómina decidieron contratar el crédito, poniendo muchas veces en riesgo el ingreso familiar.

“En lugar de ayudar, un crédito de vivienda al trabajador le vino a perjudicar, mayormente si nada más es él la fuente de ingresos en el hogar, y por consiguiente el trabajador jamás observó o verificó el monto del dinero que le descontaría el Infonavit”, señaló el secretario general de la Federación Local de Trabajadores de Altamira (FLTA), Julio Salvador Alfaro Flores.

CAUSAS DEL ABANDONO DE CASAS

Así como surgieron las oportunidades de adquirir una vivienda sin importar el lugar donde se encontraría, la calidad de la construcción, la zona en que se decidió edificar o si era inundable, surgió un nuevo problema: las casas abandonadas.

Los mismos trabajadores prefirieron salirse y rentar en sitios más cercanos a sus fuentes de trabajo o a escuelas de sus hijos.

Para el dirigente sindical el motivo principal por el que un trabajador abandona la vivienda es el alto descuento.

“El problema lo tenemos con los montos altos, ese es el factor número uno, pues es más el descuento que le hace el Infonavit al trabajador que lo que gana, dejándolo sin dinero para la manutención de la familia, pago de pasajes y gastos escolares”, dijo.

NÚMERO DE CASAS ABANDONADAS

Conforme avanzó la demanda de casas de interés social por parte de los trabajadores también hubo una sobreoferta de propiedades por parte de empresas constructoras que nunca fueron reguladas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ni del propio Infonavit, sin que se cumpliera el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos que obliga al Estado a otorgar un espacio digno de vivienda para el trabajador.

Los que adquirieron las primeras viviendas tuvieron la fortuna obtenerlas en una zona adecuada.

En ese crecimiento desmedido el punto más endeble fue Altamira, donde el constructor, apoyado por compadrazgos o complicidades dentro del Infonavit, estado y municipio, construyeron un gran número de casas-habitación, departamentos en terrenos inundables y lejos de las grandes avenidas, centros de trabajo y de la zona centro de esa ciudad.

Para el representante de los trabajadores sindicalizados en Altamira “el abandono de las casas-habitación en la zona urbana de Altamira no se debe a que hayan sido edificadas en un mal punto geográfico de la ciudad, sino que se volvieron impagables para el trabajador”, agregó Alfaro Flores.

A muchos de los que ya tienen un crédito no les queda otra opción que dejar de pagar la casa, “hasta que el Infonavit vea qué va a hacer con esta y revenderla”.

Estimó que de los 10 mil trabajadores que laboran en la industria petroquímica de Altamira unos tres mil tienen un crédito de vivienda con Infonavit, “pero de esa cantidad por lo menos 5% al cabo de un año o dos años de estar en su nueva propiedad se ve en la necesidad de abandonarla, pues no puede pagar el monto que le descuentan”.

RECOMENDACIONES ANTES DE ADQUIRIR UNA VIVIENDA

Lo más recomendable para el trabajador antes de adquirir una deuda con el Infonavit es verificar cuándo será el descuento que se le aplicará y si es solventable su pago.

“Es necesario poner sobre la balanza qué tanto les van a quitar sobre su salario para que se animen a contraer la deuda, cuánto les va a quedar para vivir al trabajador y su familia y sobre todo si a largo plazo va a poder pagar el crédito que será por varios años”, dijo el entrevistado.

COLONIAS CON CASAS ABANDONADAS

Conforme avanzó la demanda de vivienda por parte del sector laboral se establecieron nuevas colonias para, en su mayoría, desarrollar casas de interés social de alto costo.

Para lograr ese objetivo se ocuparon amplios sectores, sin muchas veces determinar su orografía, riesgo de inundación, cercanas a sitios peligrosos y lejos de la zona centro de la ciudad o los centros laborales.

Prueba de ello son las colonias Las Haciendas I y II, Los Prados, Arboledas, Villas de Altamira, Arrecifes I y II, Jardines de Arboledas I y II, Florida I y II, Abedules, San Jacinto y otras más.

En esos sitios las casas fueron vendidas en montos que van de los 200 a 700 mil pesos, muy por encima de su valor real ante la mala ubicación geográfica, pésima calidad de material empleado, defectos en cimentación y otros factores que no fueron tomados en cuenta.

Las construcciones abandonadas por los trabajadores representan un problema social, al ser nidos de malvivientes o son invadidas, registrándose el robo de servicios como energía eléctrica y agua potable.

Regional

Aduana de Reyosa impone multa a Asociación Civil que apoya niños con cáncer

Hasta el momento, el único acuerdo que se pudo lograr fue bajar la multa hasta 6 mil pesos

Local

Albañiles son los más expuestos a sufrir golpes de calor: Juan Mena Méndez

Externaron algunas recomendaciones para que los trabajadores no sufran las inclemencias de las altas temperaturas

Regional

Evalúan condiciones de escuelas de nivel básico en frontera para regreso a clases

Se deben establecer las condiciones para implementar los protocolos dictados por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios

Regional

Aduana de Reyosa impone multa a Asociación Civil que apoya niños con cáncer

Hasta el momento, el único acuerdo que se pudo lograr fue bajar la multa hasta 6 mil pesos

Local

¿Buscas trabajo? Habrá feria del empleo para jóvenes en Tampico

En la feria virtual se ofertarán vacantes para puestos operativos y profesionistas

Local

Registran invasiones en áreas del tren de la zona sur

Actualmente se tienen varios puntos de conflicto y en otras regiones del estado por esta situación

Local

Albañiles son los más expuestos a sufrir golpes de calor: Juan Mena Méndez

Externaron algunas recomendaciones para que los trabajadores no sufran las inclemencias de las altas temperaturas

Regional

Evalúan condiciones de escuelas de nivel básico en frontera para regreso a clases

Se deben establecer las condiciones para implementar los protocolos dictados por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios

Local

Cruz Roja reporta 6 traslados de jóvenes con Covid-19 diariamente en el sur

Baja saturación de oxígeno y alta frecuencia respiratoria provocada por el coronavirus lleva a los jóvenes a ser internados de emergencia