/ sábado 24 de agosto de 2019

Emblemática casona del puerto

A un sexenio de su reapertura, sus propietarios aún luchan por convertirla en un recinto cultural autosostenible

Recorrer los pasillos y sótanos de la casona ubicada en la calle Sor Juana Inés de la Cruz es hacer un viaje al pasado.

“Fue edificada en 1856 por el expresidente de México, Manuel González Flores, y lo primero que se construyó fueron los medio sótanos que en aquella época eran utilizados como bodegas de grano. A principios de 1900 la heredó su hijo, hacia 1914 fue asediada por los revolucionarios y después de los ciclones del 33 mi abuelo la compró”, explica Carmen Sofía Gándara González, directora de Casa Gándara.

REAPERTURA AL PÚBLICO

El tiempo ha dejado huella en sus puertas, cristales y paredes. Sin embargo, sus cimientos siguen firmes.

En entrevista para El Sol de Tampico, recuerda que dejó de estar habitada en 2004 y casi 8 años después, en octubre del 2012, el grupo Tampico Hermoso se interesó en realizar una sesión fotográfica al interior del inmueble, “a cambio ellos me ayudarían a limpiarla. Para ese entonces yo había dejado de visitarla por la inseguridad del 2010 y ya se había convertido en una jungla”, detalla mientras señala algunas de las plantas que continúan creciendo sobre los muros.

“Inició el proyecto pensando en hacer una exposición de fotografía, abrimos dos salas por 15 días, el Dr. Celso Ponce y el cronista Marco Flores Torres se sumaron a la causa trayendo aparatos médicos antiguos y cámaras fotográficas para mostrarlas dentro de la exhibición; de eso ya han pasado seis años”, comenta Carmen Gándara, indicando que decidieron mantener las puertas abiertas a la comunidad ante la necesidad de un lugar donde los creativos que aún no son conocidos puedan mostrar su quehacer artístico y cultural en Tampico.

En este sentido, remarca que conservar esta pieza arquitectónica es el granito de arena que ella y sus hermanos quieren dejar a Tampico, sitio al que aprendieron a amar y valorar.

UN ALTO PRECIO

Con relación a los proyectos que han tenido dentro del recinto habilitado como museo, indica que algunos han sido buenos y otros no tanto, pero han sido una forma de generar ingresos para el mantenimiento del mismo.

“Tenemos un promedio de 30 personas que entran al mes y son 20 pesos por cada una, con eso tenemos que pagar agua, luz, teléfono, limpieza y administración. Generalmente no nos alcanza y termino poniendo de mi bolsa. No buscamos un negocio, queremos que la casa sea autosostenible e iniciativas como ‘La Casa del Terror’ nos han ayudado, pero no ha sido suficiente”, comenta tras enumerar algunas de las áreas que urge rehabilitar.

Por lo anterior, subraya que están trabajando con GADA, un grupo de arquitectos que se dedica a la restauración y puesta en valor de edificios antiguos entre otras cosas, pero el proyecto en papel tiene un costo de casi 2 millones de pesos, “y todavía no hablamos de la pintura, la fachada, impermeabilización, losa y carpintería, porque al ser un inmueble protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) existen muchas condiciones y especificaciones”.

LO QUE VIENE

Durante la conversación, Carmen manifiesta que están esperando que la Secretaría de Hacienda logre reconocerlos como un donatario autorizado, es decir, como una asociación civil capaz de recibir donativos. Indica que dicho trámite se había detenido por diversas causas, pero confían en tener buenas noticias en pró-ximas fechas.

EN HONOR A MARCO FLORES

El fallecimiento del cronista vitalicio de Tampico, Marco Antonio Flores Torres, cimbró a la sociedad tampiqueña y también fue un golpe muy duro para Casa Gándara, ya que él era un colaborador entregado y gustaba de recibir a las personas en la que era conocida como “su oficina”, por lo que planean un homenaje en agradecimiento al destacado historiador.

“Para nosotros fue una pérdida enorme, entonces queremos que una de las salas lleve su nombre, estamos empezando a trabajar en eso como un pequeño homenaje para él; es por el gran agradecimiento que existe y por su esfuerzo, es una de las primeras cosas que se van a hacer”, dice, añadiendo que sería el salón donde permanecen sus cámaras el que posiblemente lleve su nombre.

CONFORMACIÓN DE UN PATRONATO

Otra de las acciones que a futuro se planean es la formación de un patronato que ayude en la recaudación de fondos, la misión es que la restauración sea una realidad, porque la casa presenta graves daños. “Necesito el apoyo de los tampiqueños con convocatoria y contactos, yo no quiero esta casa para mí, no viviré en Tampico nunca, pero si puedo hacerlo en vida, en vida se la dejo al municipio. No quiero verla como otra construcción histórica más en el abandono: clausurada porque no se vende y sin compradores porque es propiedad del INAH”, concluye la entrevista, remarcando que su máximo anhelo es que sea una joya arquitectónica que brille y destaque como atractivo del puerto, que sea un lugar más para visitar y que forme parte del patrimonio de la ciudad.

Recorrer los pasillos y sótanos de la casona ubicada en la calle Sor Juana Inés de la Cruz es hacer un viaje al pasado.

“Fue edificada en 1856 por el expresidente de México, Manuel González Flores, y lo primero que se construyó fueron los medio sótanos que en aquella época eran utilizados como bodegas de grano. A principios de 1900 la heredó su hijo, hacia 1914 fue asediada por los revolucionarios y después de los ciclones del 33 mi abuelo la compró”, explica Carmen Sofía Gándara González, directora de Casa Gándara.

REAPERTURA AL PÚBLICO

El tiempo ha dejado huella en sus puertas, cristales y paredes. Sin embargo, sus cimientos siguen firmes.

En entrevista para El Sol de Tampico, recuerda que dejó de estar habitada en 2004 y casi 8 años después, en octubre del 2012, el grupo Tampico Hermoso se interesó en realizar una sesión fotográfica al interior del inmueble, “a cambio ellos me ayudarían a limpiarla. Para ese entonces yo había dejado de visitarla por la inseguridad del 2010 y ya se había convertido en una jungla”, detalla mientras señala algunas de las plantas que continúan creciendo sobre los muros.

“Inició el proyecto pensando en hacer una exposición de fotografía, abrimos dos salas por 15 días, el Dr. Celso Ponce y el cronista Marco Flores Torres se sumaron a la causa trayendo aparatos médicos antiguos y cámaras fotográficas para mostrarlas dentro de la exhibición; de eso ya han pasado seis años”, comenta Carmen Gándara, indicando que decidieron mantener las puertas abiertas a la comunidad ante la necesidad de un lugar donde los creativos que aún no son conocidos puedan mostrar su quehacer artístico y cultural en Tampico.

En este sentido, remarca que conservar esta pieza arquitectónica es el granito de arena que ella y sus hermanos quieren dejar a Tampico, sitio al que aprendieron a amar y valorar.

UN ALTO PRECIO

Con relación a los proyectos que han tenido dentro del recinto habilitado como museo, indica que algunos han sido buenos y otros no tanto, pero han sido una forma de generar ingresos para el mantenimiento del mismo.

“Tenemos un promedio de 30 personas que entran al mes y son 20 pesos por cada una, con eso tenemos que pagar agua, luz, teléfono, limpieza y administración. Generalmente no nos alcanza y termino poniendo de mi bolsa. No buscamos un negocio, queremos que la casa sea autosostenible e iniciativas como ‘La Casa del Terror’ nos han ayudado, pero no ha sido suficiente”, comenta tras enumerar algunas de las áreas que urge rehabilitar.

Por lo anterior, subraya que están trabajando con GADA, un grupo de arquitectos que se dedica a la restauración y puesta en valor de edificios antiguos entre otras cosas, pero el proyecto en papel tiene un costo de casi 2 millones de pesos, “y todavía no hablamos de la pintura, la fachada, impermeabilización, losa y carpintería, porque al ser un inmueble protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) existen muchas condiciones y especificaciones”.

LO QUE VIENE

Durante la conversación, Carmen manifiesta que están esperando que la Secretaría de Hacienda logre reconocerlos como un donatario autorizado, es decir, como una asociación civil capaz de recibir donativos. Indica que dicho trámite se había detenido por diversas causas, pero confían en tener buenas noticias en pró-ximas fechas.

EN HONOR A MARCO FLORES

El fallecimiento del cronista vitalicio de Tampico, Marco Antonio Flores Torres, cimbró a la sociedad tampiqueña y también fue un golpe muy duro para Casa Gándara, ya que él era un colaborador entregado y gustaba de recibir a las personas en la que era conocida como “su oficina”, por lo que planean un homenaje en agradecimiento al destacado historiador.

“Para nosotros fue una pérdida enorme, entonces queremos que una de las salas lleve su nombre, estamos empezando a trabajar en eso como un pequeño homenaje para él; es por el gran agradecimiento que existe y por su esfuerzo, es una de las primeras cosas que se van a hacer”, dice, añadiendo que sería el salón donde permanecen sus cámaras el que posiblemente lleve su nombre.

CONFORMACIÓN DE UN PATRONATO

Otra de las acciones que a futuro se planean es la formación de un patronato que ayude en la recaudación de fondos, la misión es que la restauración sea una realidad, porque la casa presenta graves daños. “Necesito el apoyo de los tampiqueños con convocatoria y contactos, yo no quiero esta casa para mí, no viviré en Tampico nunca, pero si puedo hacerlo en vida, en vida se la dejo al municipio. No quiero verla como otra construcción histórica más en el abandono: clausurada porque no se vende y sin compradores porque es propiedad del INAH”, concluye la entrevista, remarcando que su máximo anhelo es que sea una joya arquitectónica que brille y destaque como atractivo del puerto, que sea un lugar más para visitar y que forme parte del patrimonio de la ciudad.

Local

La lección que olvidó Tampico

Todo comenzó mientras las familias dormían, una incesante precipitación empezó inundar el puerto, era una llovizna que golpeaba con insistencia las paredes de las casas

Local

Uso del celular causa la mitad de los accidentes vehiculares

El 50 % de los accidentes viales que se registran en la zona centro y avenidas, es por el uso de los teléfonos al momento de conducir un vehículo

Local

Procede Coepris a destruir miles de peces

Busca evitar su comercialización, lo que generaría un riesgo a la salud pública

Doble Vía

¡Tétrico hallazgo! Mujer refrigeraba perros muertos en su casa

Fue una joven la que denunció los hechos en un video subido a redes

Local

Diócesis de Tampico apoya marcha a favor de la vida

El máximo representante del catolicismo en Tampico, Armando Álvarez Cano, expresó que se encuentran apoyando la mega marcha a favor de la vida

Local

Procede Coepris a destruir miles de peces

Busca evitar su comercialización, lo que generaría un riesgo a la salud pública

Local

Uso del celular causa la mitad de los accidentes vehiculares

El 50 % de los accidentes viales que se registran en la zona centro y avenidas, es por el uso de los teléfonos al momento de conducir un vehículo

Futbol

¿Santos Laguna cambia sus colores? Filtran posible nuevo jersey

Parece que para el mes de octubre los Guerreros de Santos Laguna podrían usar un nuevo uniforme

Local

Anuncian condiciones muy calurosas y lluviosas

La Capitanía Región al de Puerto de Tampico dio a conocer que para este viernes y sábado habrá intervalos de chubascos