/ sábado 21 de septiembre de 2019

Inminente desaparición del Cordón Litoral

Cidiport responsabiliza a API Altamira de no ejecutar proyectos que garanticen la seguridad de la zona 

Un cordón litoral de tan solo 20 centímetros es lo que protege a los habitantes de una catástrofe, estimando que un huracán que avanza a 600 kilómetros lo hace a 30 centímetros sobre el nivel del mar, expone a los habitantes a que los efectos de cualquier fenómeno natural, aun cuando éste no se registre propiamente en la zona, se resientan con daños irreversibles, teniendo como antecedentes al “Hilda”, “Gilberto” o “Catrina”, que generó una sobreelevación del mar de 7 metros, de desarrollarse una vez más en esta zona sur un hecho de esta naturaleza, la marea de tormenta va a chocar con esa zona alta y va a derramar todas sus aguas a la parte sur de Altamira y norte de Madero, en donde se estima habitan más de 60 mil personas.

“Lo que va a pasar, en breve, vamos a perder el cordón litoral y entonces se abre una bahía en el sur y eso, el mar nos lo va a acercar a la zona de las lagunas que tenemos, todo eso lo vamos a perder” y va a ocasionar que “la infraestructura que está en la costa, no solo la habitacional sino la de comunicaciones es la que va a enfrentar, cuando el mar se vaya acercando, los embates del oleaje o mareas de tormenta, la principal barrera que va a protegernos en su momento cuando esto pase, va a ser las vías del ferrocarril que comunican al Puerto Industrial de Altamira y al Corredor Urbano, eso significa que son a donde va a ir a chocar el oleaje cuando entre, pero ni las vías del ferrocarril ni el corredor urbano fueron diseñados para eso, no tienen la fortaleza, van a contener en un momento el agua, pero cuando el agua los socave, el agua va a llegar a abordar toda la zona de inundación que está hacia la zona continental”.

Sostuvo en rueda de prensa Sergio Bernardo Jiménez Hernández, director del Cidiport de la UAT, advirtiendo que es tan profundo el daño que tan solo una tormenta de uno o dos metros generaría problemas críticos, ya que no existe futuro de la franja que divide la costa y el mar, a diez años, ya que para esto se tendría que contar con cien metros que no existen porque la fase actual del cordón está comiéndose el piso de las marismas y cuando termine de hacerlo, aseguró, entrará como un muro de agua hacia los pobladores.

Para prevenir una desgracia de grandes dimensiones, en el año 2011 el Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria, Marítima y Costera (Cidiport) hizo un exhorto al entonces presidente de México de tomar acciones para mitigar el riesgo lo que procedió a un presupuesto por 600 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda, recurso que fue retirado ante el retraso de dos años en el proyecto ejecutivo por el Instituto Mexicano de Transporte, quien hasta el 2013 entregó el proyecto a API, ante lo que es una desgracia anunciada, el dinero fue recuperado, sin embargo, con el paso de los años y la nula inversión el litoral se sigue recortando, sumando más de 380 metros a la fecha con una estimación de 11 metros por año.

“Se necesita que aquí se siente a la mesa el director de API Altamira, porque en él está la solución, el que tiene que hacer la inversión y corregir el problema es la Administración Portuaria de Altamira, tiene ya el proyecto, tienen el conocimiento del problema, tienen todos los elementos, sé que han avanzado porque ya diseñaron el camino de acceso a las obras de protección, tuvieron que hacer el camino porque la erosión se comió todo el cordón litoral, tuvieron que construir un camino especial para poder llegar, ahorita viene la fase de construcción, este es un incumplimiento, que puede ir a juicio quien no haga caso de esto, porque si llega a haber una catástrofe ya hay responsables porque fueron avisados”.


…la infraestructura que está en la costa, no solo la habitacional sino la de comunicaciones es la que va a enfrentar, cuando el mar se vaya acercando, los embates del oleaje o mareas de tormenta”

Sergio Bernardo Jiménez Hernández / Director del Cidiport de la UAT

  • En 1972, el Cordón Litoral tenía 400 metros de ancho en las marismas de Altamira, el litoral se sigue recortando, sumando más de 380 metros a la fecha a razón de 11 metros por año.

Un cordón litoral de tan solo 20 centímetros es lo que protege a los habitantes de una catástrofe, estimando que un huracán que avanza a 600 kilómetros lo hace a 30 centímetros sobre el nivel del mar, expone a los habitantes a que los efectos de cualquier fenómeno natural, aun cuando éste no se registre propiamente en la zona, se resientan con daños irreversibles, teniendo como antecedentes al “Hilda”, “Gilberto” o “Catrina”, que generó una sobreelevación del mar de 7 metros, de desarrollarse una vez más en esta zona sur un hecho de esta naturaleza, la marea de tormenta va a chocar con esa zona alta y va a derramar todas sus aguas a la parte sur de Altamira y norte de Madero, en donde se estima habitan más de 60 mil personas.

“Lo que va a pasar, en breve, vamos a perder el cordón litoral y entonces se abre una bahía en el sur y eso, el mar nos lo va a acercar a la zona de las lagunas que tenemos, todo eso lo vamos a perder” y va a ocasionar que “la infraestructura que está en la costa, no solo la habitacional sino la de comunicaciones es la que va a enfrentar, cuando el mar se vaya acercando, los embates del oleaje o mareas de tormenta, la principal barrera que va a protegernos en su momento cuando esto pase, va a ser las vías del ferrocarril que comunican al Puerto Industrial de Altamira y al Corredor Urbano, eso significa que son a donde va a ir a chocar el oleaje cuando entre, pero ni las vías del ferrocarril ni el corredor urbano fueron diseñados para eso, no tienen la fortaleza, van a contener en un momento el agua, pero cuando el agua los socave, el agua va a llegar a abordar toda la zona de inundación que está hacia la zona continental”.

Sostuvo en rueda de prensa Sergio Bernardo Jiménez Hernández, director del Cidiport de la UAT, advirtiendo que es tan profundo el daño que tan solo una tormenta de uno o dos metros generaría problemas críticos, ya que no existe futuro de la franja que divide la costa y el mar, a diez años, ya que para esto se tendría que contar con cien metros que no existen porque la fase actual del cordón está comiéndose el piso de las marismas y cuando termine de hacerlo, aseguró, entrará como un muro de agua hacia los pobladores.

Para prevenir una desgracia de grandes dimensiones, en el año 2011 el Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria, Marítima y Costera (Cidiport) hizo un exhorto al entonces presidente de México de tomar acciones para mitigar el riesgo lo que procedió a un presupuesto por 600 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda, recurso que fue retirado ante el retraso de dos años en el proyecto ejecutivo por el Instituto Mexicano de Transporte, quien hasta el 2013 entregó el proyecto a API, ante lo que es una desgracia anunciada, el dinero fue recuperado, sin embargo, con el paso de los años y la nula inversión el litoral se sigue recortando, sumando más de 380 metros a la fecha con una estimación de 11 metros por año.

“Se necesita que aquí se siente a la mesa el director de API Altamira, porque en él está la solución, el que tiene que hacer la inversión y corregir el problema es la Administración Portuaria de Altamira, tiene ya el proyecto, tienen el conocimiento del problema, tienen todos los elementos, sé que han avanzado porque ya diseñaron el camino de acceso a las obras de protección, tuvieron que hacer el camino porque la erosión se comió todo el cordón litoral, tuvieron que construir un camino especial para poder llegar, ahorita viene la fase de construcción, este es un incumplimiento, que puede ir a juicio quien no haga caso de esto, porque si llega a haber una catástrofe ya hay responsables porque fueron avisados”.


…la infraestructura que está en la costa, no solo la habitacional sino la de comunicaciones es la que va a enfrentar, cuando el mar se vaya acercando, los embates del oleaje o mareas de tormenta”

Sergio Bernardo Jiménez Hernández / Director del Cidiport de la UAT

  • En 1972, el Cordón Litoral tenía 400 metros de ancho en las marismas de Altamira, el litoral se sigue recortando, sumando más de 380 metros a la fecha a razón de 11 metros por año.

Local

Abren playa Miramar únicamente para restaurantes y hoteles

Ante el arranque de la primera fase de la llamada nueva realidad, en donde se contempla la apertura del 50 por ciento en hoteles

Local

Inauguran calle cercana al Paseo de la Cortadura

Las autoridades aseguraron que la pavimentación mejorará el acceso vehicular al sitio turístico, especialmente en vacaciones

Local

Continúan operativos de vigilancia en sitios turísticos

Elementos de la Policía Estatal se mantienen efectuando recorridos por los principales atractivos turísticos para informar de los riesgos ante el Covid-19

Policiaca

Destroza su auto último modelo al chocar con tráiler estacionado

El conductor de la pequeña unidad resultó con lesiones de consideración y se mantiene hospitalizado para su debida recuperación

Local

Insisten en que se mantengan medidas sanitarias preventivas

El alcalde de Tampico expresó que los ciudadanos deben acatar las recomendaciones de las autoridades sanitarias para prevenir más contagios ante la reapertura de los negocios

Local

Atienden vía telefónica a buscadores de empleo

Hay una baja oferta de empleo que puede incrementarse una vez que avance la nueva normalidad

Local

Cerradas hasta el 15 de junio las Juntas Locales de Conciliación

La decisión de extender la suspensión no modifica los anteriores acuerdos ni medidas expuestas, por lo que se mantienen interrumpidas las labores a usuarios, abogados y público

Sociedad

Cruz Roja pide a México manejo digno de fallecidos por Covid-19

El Comité Internacional de la Cruz Roja pidió un manejo digno de los cuerpos y la protección a las familias de los fallecidos

Política

Se reúnen gobernadores con Sánchez Cordero

La titular de Gobernación pido a los gobernadores trabajar en conjunto y llegar a acuerdos para que las actividades económicas se reanuden lo antes posible