/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo y el juicio del siglo, mejor que una narcoserie

Los propios socios dieron la estocada final a Guzmán Loera

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

El juicio de Joaquín El Chapo Guzmán fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de El Chapo con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Pero, sobre todo, escuchó innumerables relatos de la vida y obra del capo contados por 14 de sus exsocios: secretarios, pilotos, un sicario, un gerente, un contador, sus mayores proveedores de cocaína en Colombia, su mayor traficante en Estados Unidos, su jefe de comunicaciones y hasta una ex amante que se escapó con él desnudo por un túnel.

Estos testigos relataron cómo el capo compraba toneladas de cocaína en Colombia a tres mil dólares el kilo y las transportaba hasta México en submarinos semisumergibles, aviones, barcos pesqueros o contenedores comerciales, a veces con escalas en Ecuador, Guatemala, Belice, República Dominicana y Honduras.

Y cómo la droga llegaba finalmente a Estados Unidos por túneles, escondida en latas de jalapeños en trenes, en camiones de gasolina o en compartimentos secretos en automóviles, y era revendida aquí en hasta por 35.000 dólares el kilo.

Todo gracias a la complicidad de corruptos funcionarios de México que recibieron millones en sobornos, incluidos hasta supuestamente expresidentes.

Local

Seguridad en La Ribera está garantizada en Semana Santa

Restauranteros de la zona de La Ribera, de Tampico Alto, esperan que la coordinación entre la autoridad municipal y corporaciones policiacas encargadas de la seguridad de la población

Local

Con promoción contrarrestan publicidad negativa de la zona

Autoridades estatales y municipales de Tampico han intensificado sus tareas de promoción turística

Local

Trabajadores de limpieza del Hospital General de Tampico hacen paro laboral

Por falta de pago de una quincena, empleados de la compañía de limpieza que trabajan en el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco” efectuaron un paro de labores por varias horas para exigir el pago correspondiente

Policiaca

Termina lesionado al impactarse contra camión de basura

Situación que movilizó a personal de la Cruz Roja que atendieron a la persona y condujeron a un hospital de la zona

Local

Amplían horario de cierre para visitar el buque patrulla

En su primer día abierto al público recibió 3373 personas; estará abierto hasta el 21 de abril

Local

Miles de turistas y familias locales abarrotan las Fiestas de Abril

Ayer con la presencia de Yuridia se registró un lleno total y los asistentes disfrutaron de un espectáculo de primer nivel

Ciencia

Basura espacial se duplicará para 2030, según científico ruso

En la actualidad, el Sistema de Control Espacial ha catalogado más de 50 mil objetos espaciales

Mundo

Trump viajará a Japón a finales de mayo para reunirse con Abe y Naruhito

Trump será el primer líder extranjero en mantener un encuentro con Naruhito

Mundo

Informe de Mueller no demuestra injerencia de Rusia: Kremlin

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que Rusia, "al igual que antes", no acepta este tipo de acusaciones