/ martes 14 de mayo de 2019

Morena convulsa

La presencia en Tamaulipas de la dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky, resultó una clara muestra de los problemas que enfrenta ese partido con la fragmentación de grupos, la inconformidad por la lista de candidatos y por la presencia de muchos perfiles provenientes de lo que queda del PRI, así como de una gran informalidad.

Hasta pareciera como si los orígenes perredistas (con todo y tribus) de lo que hoy es Morena, volvieran con más fuerza que nunca en esta elección, a menos de un año de haberse convertido en la primera fuerza política del país.

Por supuesto que Yeidckol Polevnsky, trajo a Victoria y a Madero el mensaje contrario, uno en el que alabó los liderazgos naturales de su partido, calificando al presidente municipal de Ciudad Madero Adrián Oseguera Kernion como el mejor alcalde de Tamaulipas y destacando la labor de los legisladores Américo Villarreal y Erasmo González Robledo, así como del “superdelegado José Ramón Gómez, haciendo un llamado a la unidad de la militancia morenista, lo que al final pareciera fue una especie de grito en el desierto, en medio de una guerra de acusaciones e impugnaciones ante el Tribunal Electoral.

Hay que decirlo, la decisión del presidente municipal de Ciudad Madero de hacerse a un lado de las campañas, siguiendo el ejemplo del propio Andrés Manuel López Obrador, ha sido muy importante en bien de la transparencia y la legalidad del proceso. Ese fue uno de los temas que la dirigente partidista abordó en su reunión en privado con el alcalde Oseguera Kernion, quien no asistió al mitin que tuvo lugar en la Unidad Deportiva. Un mitin que fue un desastre para la causa del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, pues la candidata a la diputación por ese Distrito (20), la bejaranista Bertha Sánchez fue ampliamente abucheada por los casi dos mil morenistas presentes en el acto, en el que también estuvieron los candidatos Emmanuel Ledezma (18), Rosa María Rosales (19); José Luis Ornelas (21) y Nohemí Magaña (22). Es lógico que la imposición de la candidata del Distrito 20 de Madero, una dirigente de mercados rodantes que ya ha sido rechazada por la propia militancia de su partido, sea quizás el lado más flaco de Morena en esta contienda, cuando se supondría, sería lo contrario, por ser justamente ese municipio el de mayor fortaleza para ese partido en el estado.

Por cierto que cuando le preguntaron a Yeidckol por el abucheo, ella dijo que no lo escuchó, además de justificar que la inmensa mayoría de los presentes, se salieron cuando ella daba su discurso, pues había llegado casi dos horas tarde al evento, ahí lo de la informalidad y su costo.

Y no hay que ir tan lejos, el vacío que han dejado los candidatos de Morena en Madero los han aprovechado muy bien los candidatos del Partido del Trabajo, que arrebatándoles la bandera de la Cuarta Transformación, se han posicionado muy bien en el electorado petrolero; es el caso de Azael Portillo (18) y Elena Cuervo (19). El propio Azael ha hecho una gran cantidad de propuestas, basadas en su constante presencia en el territorio, que incluyen modificaciones a la Ley de Transporte Público, impulso al turismo, desarrollo económico, la municipalización de la Comapa, una ley de Abasto, una policía municipal, entre otros temas como la transparencia y los derechos de los trabajadores; mientras que la candidata de Morena ha pasado prácticamente desapercibida. Sin duda la escisión (inexistente para la propia Yeidckol) con el líder del Senado Ricardo Monreal, le cobrará una factura muy alta a Morena en Tamaulipas, un partido convulsionado entre múltiples corrientes que tratan de allegarse del suficiente poder para éste y los próximos botines electorales, respaldados únicamente de la figura del presidente (que ya no estará en la boleta, al menos en esta contienda) y con ello a la “marca” del partido, que según las últimas encuestas se ha desplomado, justamente ante la turbulencia del proceso selectivo de candidatos y de una insípida campaña.

A los integrantes de Morena les urgen auténticos liderazgos, disciplina, unidad y uniformidad de criterios y acciones, que sus militantes conozcan los postulados de este nuevo partido y dejen de arrebatarse la bandera de López Obrador para hacerse de una estructura seria y que vean lo que no están viendo: las causas que deben atender del electorado.

Correo: marioagamezh@hotmail.com

He aquí un buen criterio para medir al genio: observa si progresa o sólo da vueltas sobre sí mismo

Samuel Taylor Coleridge, Poeta inglés

La presencia en Tamaulipas de la dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky, resultó una clara muestra de los problemas que enfrenta ese partido con la fragmentación de grupos, la inconformidad por la lista de candidatos y por la presencia de muchos perfiles provenientes de lo que queda del PRI, así como de una gran informalidad.

Hasta pareciera como si los orígenes perredistas (con todo y tribus) de lo que hoy es Morena, volvieran con más fuerza que nunca en esta elección, a menos de un año de haberse convertido en la primera fuerza política del país.

Por supuesto que Yeidckol Polevnsky, trajo a Victoria y a Madero el mensaje contrario, uno en el que alabó los liderazgos naturales de su partido, calificando al presidente municipal de Ciudad Madero Adrián Oseguera Kernion como el mejor alcalde de Tamaulipas y destacando la labor de los legisladores Américo Villarreal y Erasmo González Robledo, así como del “superdelegado José Ramón Gómez, haciendo un llamado a la unidad de la militancia morenista, lo que al final pareciera fue una especie de grito en el desierto, en medio de una guerra de acusaciones e impugnaciones ante el Tribunal Electoral.

Hay que decirlo, la decisión del presidente municipal de Ciudad Madero de hacerse a un lado de las campañas, siguiendo el ejemplo del propio Andrés Manuel López Obrador, ha sido muy importante en bien de la transparencia y la legalidad del proceso. Ese fue uno de los temas que la dirigente partidista abordó en su reunión en privado con el alcalde Oseguera Kernion, quien no asistió al mitin que tuvo lugar en la Unidad Deportiva. Un mitin que fue un desastre para la causa del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, pues la candidata a la diputación por ese Distrito (20), la bejaranista Bertha Sánchez fue ampliamente abucheada por los casi dos mil morenistas presentes en el acto, en el que también estuvieron los candidatos Emmanuel Ledezma (18), Rosa María Rosales (19); José Luis Ornelas (21) y Nohemí Magaña (22). Es lógico que la imposición de la candidata del Distrito 20 de Madero, una dirigente de mercados rodantes que ya ha sido rechazada por la propia militancia de su partido, sea quizás el lado más flaco de Morena en esta contienda, cuando se supondría, sería lo contrario, por ser justamente ese municipio el de mayor fortaleza para ese partido en el estado.

Por cierto que cuando le preguntaron a Yeidckol por el abucheo, ella dijo que no lo escuchó, además de justificar que la inmensa mayoría de los presentes, se salieron cuando ella daba su discurso, pues había llegado casi dos horas tarde al evento, ahí lo de la informalidad y su costo.

Y no hay que ir tan lejos, el vacío que han dejado los candidatos de Morena en Madero los han aprovechado muy bien los candidatos del Partido del Trabajo, que arrebatándoles la bandera de la Cuarta Transformación, se han posicionado muy bien en el electorado petrolero; es el caso de Azael Portillo (18) y Elena Cuervo (19). El propio Azael ha hecho una gran cantidad de propuestas, basadas en su constante presencia en el territorio, que incluyen modificaciones a la Ley de Transporte Público, impulso al turismo, desarrollo económico, la municipalización de la Comapa, una ley de Abasto, una policía municipal, entre otros temas como la transparencia y los derechos de los trabajadores; mientras que la candidata de Morena ha pasado prácticamente desapercibida. Sin duda la escisión (inexistente para la propia Yeidckol) con el líder del Senado Ricardo Monreal, le cobrará una factura muy alta a Morena en Tamaulipas, un partido convulsionado entre múltiples corrientes que tratan de allegarse del suficiente poder para éste y los próximos botines electorales, respaldados únicamente de la figura del presidente (que ya no estará en la boleta, al menos en esta contienda) y con ello a la “marca” del partido, que según las últimas encuestas se ha desplomado, justamente ante la turbulencia del proceso selectivo de candidatos y de una insípida campaña.

A los integrantes de Morena les urgen auténticos liderazgos, disciplina, unidad y uniformidad de criterios y acciones, que sus militantes conozcan los postulados de este nuevo partido y dejen de arrebatarse la bandera de López Obrador para hacerse de una estructura seria y que vean lo que no están viendo: las causas que deben atender del electorado.

Correo: marioagamezh@hotmail.com

He aquí un buen criterio para medir al genio: observa si progresa o sólo da vueltas sobre sí mismo

Samuel Taylor Coleridge, Poeta inglés

martes 25 de junio de 2019

Multas por la basura

jueves 20 de junio de 2019

Tamaulipas, su Apuesta Energética 

martes 18 de junio de 2019

Tamaulipas Seguro y en crecimiento

martes 11 de junio de 2019

El rumbo de Tampico

jueves 06 de junio de 2019

Luz y sombra

martes 04 de junio de 2019

Tamaulipas de azul

jueves 30 de mayo de 2019

A-elegir diputados

martes 28 de mayo de 2019

La marca vende

jueves 23 de mayo de 2019

Encuestas apócrifas

martes 21 de mayo de 2019

Campaña estéril

Cargar Más