/ sábado 11 de febrero de 2023

El amorío que inició la Guerra de Troya, ¿París y Helena realmente se amaban?

Dependiendo de la fuente consultada, la Guerra de Troya no se originó por el amorío de París y Helena. Al contrario, el príncipe rapto a la reina, o Helena fue hechizada por Afrodita

La Guerra de Troya enfrentó a dos reinos poderosos durante cerca de diez años. Todo se originó a partir del (supuesto) amorío entre el príncipe París de Troya y la reina Helena de Esparta. Sin embargo, la historia moderna del romance es diferente a la tradición mitológica y literaria de la antigua Grecia. ¿París y Helena realmente se amaban? Parece ser que no.

La cultura popular sostiene que París y Helena apostaron por su romance a pesar de todas las adversidades en su contra. No obstante, dependiendo a quién se lo preguntes, hay diversas interpretaciones de la relación.

Te puede interesar: Perséfone y el triste origen de las cuatro estaciones, según los griegos

Algunas fuentes indican que Helena fue secuestrada. Otros reportes apuntan que fue hechizada por la diosa Afrodita, quien tomó dominio de su mente y doblegó su voluntad. Incluso hay rumores de que la reina huyó de Esparta rumbo a Troya por simple deseo carnal.

La versión mitológica sobre París y Helena

Dentro del Olimpo griego, tres diosas son consideradas las más poderosas entre todas las demás. Hera, diosa del matrimonio; Atenea, diosa de la sabiduría; y Afrodita, diosa del amor. Cierto día, movidas por la ambición, todas quisieron para sí una manzana de oro. Ninguno de sus compañeros, incluido Zeus, accedió a actuar como juez del conflicto.

La cultura popular sostiene que París y Helena apostaron por su romance a pesar de todas las adversidades en su contra | Pixabay

El problema quedó resuelto cuando se acordó que un joven campesino de Troya, de nombre Alejandro, tendría la palabra final. Las tres diosas se presentaron ante él y lo intentaron seducir con diversas recompensas.

Hera le prometió poder, Atenea le aseguró fama de sabio y, por su parte, Afrodita le ofreció como regalo a la mujer más hermosa del mundo. Alejandro, entonces, se inclinó ante la diosa del amor.

Al poco tiempo, Alejandro descubrió que su verdadero nombre era París, príncipe de la ciudad. Sus padres lo habían abandonado de bebé, movidos por los deseos de los adivinos, quien al nacer el niño, pronosticaron un grave peligro para el reino.

Una vez en el poder, París acude junto a su hermano Héctor al reino de Esparta para firmar la paz. En dicho lugar, conoce a la esposa de su anfitrión, Menelao, la reina Helena. Helena, para los ojos del príncipe, es la recompensa prometida por la diosa Afrodita.

En el libro “La Odísea”, Homero relata los hechos ocurridos diez años después de la Guerra de Troya | Pixabay

La versión de Homero sobre París y Helena

De acuerdo al escritor antiguo, Homero, París secuestra y fuerza a Helena. La reina de Esparta, en el libro “La Ilíada” reprocha de manera continua su rapto, asegurando que su esposo, Menelao, no va a permitir que tales acciones queden incólumes.

Menelao, rey de Esparta, en asociación con su hermano, Agamenón, líder bélico, planean atacar Troya. Después de 10 años de conflicto, logran su cometido, destruir la ciudad desde su interior.

Los argivos fingen su rendición, ofrecen como tributo a Troya un caballo de madera, el cual contiene en sus entrañas, a los guerreros aqueos escondidos. Una vez dentro de las murallas, los dánaos asesinan, apresan y saquean a los troyanos.

En el libro “La Odísea”, Homero relata los hechos ocurridos diez años después de la Guerra de Troya, es decir, cuatro lustros después del rapto de Helena. En estas páginas, la reina asegurar estar feliz de su regreso a Esparta, después de la muerte de París. En sus palabras, su corazón latía de gozo cuando los griegos tomaron el control de Troya.

También puedes leer: Descubren cabeza de estatua de Afrodita

La reina también aduce que su conducta fue motivada por los hechizos de Afrodita, igualmente denominada Cipris, por eso no intentó escapar antes de la compañía de París.

La versión de Eurípides sobre París y Helena

En la tragedia llamada “El Cíclope” de Eurípides, el personaje principal asegura que la Guerra de Troya fue fruto del carácter endeble de la reina, la cual cedió ante apetencias físicas y emocionales impropias de alguien de su condición.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Entonces, ¿París y Helena realmente se amaban? Acorde a Homero y Eurípides, no. Según la mitología griega, tampoco. No obstante, la pareja se ha posicionado en la cultura popular como un referente del poder del amor. Habría que preguntarse, ¿el amor siempre es impulsivo, tiende al caos y conlleva la destrucción de todo lo que nos rodea?

La Guerra de Troya enfrentó a dos reinos poderosos durante cerca de diez años. Todo se originó a partir del (supuesto) amorío entre el príncipe París de Troya y la reina Helena de Esparta. Sin embargo, la historia moderna del romance es diferente a la tradición mitológica y literaria de la antigua Grecia. ¿París y Helena realmente se amaban? Parece ser que no.

La cultura popular sostiene que París y Helena apostaron por su romance a pesar de todas las adversidades en su contra. No obstante, dependiendo a quién se lo preguntes, hay diversas interpretaciones de la relación.

Te puede interesar: Perséfone y el triste origen de las cuatro estaciones, según los griegos

Algunas fuentes indican que Helena fue secuestrada. Otros reportes apuntan que fue hechizada por la diosa Afrodita, quien tomó dominio de su mente y doblegó su voluntad. Incluso hay rumores de que la reina huyó de Esparta rumbo a Troya por simple deseo carnal.

La versión mitológica sobre París y Helena

Dentro del Olimpo griego, tres diosas son consideradas las más poderosas entre todas las demás. Hera, diosa del matrimonio; Atenea, diosa de la sabiduría; y Afrodita, diosa del amor. Cierto día, movidas por la ambición, todas quisieron para sí una manzana de oro. Ninguno de sus compañeros, incluido Zeus, accedió a actuar como juez del conflicto.

La cultura popular sostiene que París y Helena apostaron por su romance a pesar de todas las adversidades en su contra | Pixabay

El problema quedó resuelto cuando se acordó que un joven campesino de Troya, de nombre Alejandro, tendría la palabra final. Las tres diosas se presentaron ante él y lo intentaron seducir con diversas recompensas.

Hera le prometió poder, Atenea le aseguró fama de sabio y, por su parte, Afrodita le ofreció como regalo a la mujer más hermosa del mundo. Alejandro, entonces, se inclinó ante la diosa del amor.

Al poco tiempo, Alejandro descubrió que su verdadero nombre era París, príncipe de la ciudad. Sus padres lo habían abandonado de bebé, movidos por los deseos de los adivinos, quien al nacer el niño, pronosticaron un grave peligro para el reino.

Una vez en el poder, París acude junto a su hermano Héctor al reino de Esparta para firmar la paz. En dicho lugar, conoce a la esposa de su anfitrión, Menelao, la reina Helena. Helena, para los ojos del príncipe, es la recompensa prometida por la diosa Afrodita.

En el libro “La Odísea”, Homero relata los hechos ocurridos diez años después de la Guerra de Troya | Pixabay

La versión de Homero sobre París y Helena

De acuerdo al escritor antiguo, Homero, París secuestra y fuerza a Helena. La reina de Esparta, en el libro “La Ilíada” reprocha de manera continua su rapto, asegurando que su esposo, Menelao, no va a permitir que tales acciones queden incólumes.

Menelao, rey de Esparta, en asociación con su hermano, Agamenón, líder bélico, planean atacar Troya. Después de 10 años de conflicto, logran su cometido, destruir la ciudad desde su interior.

Los argivos fingen su rendición, ofrecen como tributo a Troya un caballo de madera, el cual contiene en sus entrañas, a los guerreros aqueos escondidos. Una vez dentro de las murallas, los dánaos asesinan, apresan y saquean a los troyanos.

En el libro “La Odísea”, Homero relata los hechos ocurridos diez años después de la Guerra de Troya, es decir, cuatro lustros después del rapto de Helena. En estas páginas, la reina asegurar estar feliz de su regreso a Esparta, después de la muerte de París. En sus palabras, su corazón latía de gozo cuando los griegos tomaron el control de Troya.

También puedes leer: Descubren cabeza de estatua de Afrodita

La reina también aduce que su conducta fue motivada por los hechizos de Afrodita, igualmente denominada Cipris, por eso no intentó escapar antes de la compañía de París.

La versión de Eurípides sobre París y Helena

En la tragedia llamada “El Cíclope” de Eurípides, el personaje principal asegura que la Guerra de Troya fue fruto del carácter endeble de la reina, la cual cedió ante apetencias físicas y emocionales impropias de alguien de su condición.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Entonces, ¿París y Helena realmente se amaban? Acorde a Homero y Eurípides, no. Según la mitología griega, tampoco. No obstante, la pareja se ha posicionado en la cultura popular como un referente del poder del amor. Habría que preguntarse, ¿el amor siempre es impulsivo, tiende al caos y conlleva la destrucción de todo lo que nos rodea?

Local

Generar energías limpias en Tamaulipas, el compromiso del Congreso del Petróleo

El evento concentró a más de 10 mil personas en el sur de la entidad, entre congresistas, estudiantes y expositores

Local

Tamaulipas reanudará clases de manera parcial: solo volverán 15 municipios

En el estado no se tuvieron clases los días miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de junio debido al paso de la tormenta Alberto

Policiaca

Cuatro muertos tras enfrentamiento de la Guardia Estatal con civiles armados en Tamaulipas

Los hechos de violencia ocurrieron durante la tarde de este domingo 23 de junio en el norte de la entidad

Local

Campo Trión: por qué es considerado un motor de crecimiento petrolero para Tamaulipas

Una vez que este concluido el Puerto del Norte en Matamoros se espera que se detone una serie de proveeduría local

Salud

Erliquiosis: asesina silenciosa de mascotas y amenaza oculta para los humanos

Los síntomas de la erliquiosis en humanos se suelen confundir con dengue, por lo que ante cualquier señal es necesario ir al médico

Deportes

CETis 109 brilla en Puebla: campeones nacionales de futbol y subcampeones de voleibol

Estudiantes de este bachillerato ubicado en Ciudad Madero, Tamaulipas obtuvieron los primeros lugares en distintas disciplinas