/ lunes 16 de mayo de 2022

Juan Rulfo en la Huasteca: así fue el recorrido que hizo el escritor por un sitio arqueológico

Entre 1950 y 1951, Rulfo realizó un recorrido a un sitio arqueológico huasteco para escribir una crónica de su viaje

En un episodio que quedó registrado en su obra literaria y fotográfica, el escritor Juan Rulfo recorrió la Huasteca para escribir una crónica sobre un sitio arqueológico. A continuación te contamos este viaje del autor de “Pedro Páramo” y “El llano en llamas”.

LA CRÓNICA DE UN VIAJE

Entre 1950 y 1951, Rulfo realizó un recorrido por el municipio Castillo de Teayo, donde está la zona arqueológica a la que se llega por Poza Rica, Veracruz. Ahí es donde se asienta una estructura piramidal edificada por un antiguo pueblo huasteco, y único vestigio que permanece de lo que fuera una ciudad.

En su artículo “Juan Rulfo, fotógrafo”, Práxedis Razo afirma que la visita de Rulfo a la Huasteca veracruzana se dio a través de una asignación de la Asociación Automovilística Mexicana, que en aquellos años editaba la revista “Mapa: revista de automovilismo y turismo”.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Razo añade que, acompañado de su cámara Rolleiflex Automat 6x6, Rulfo recorrió diversos sitios atractivos de todo el país, para registrarlos en imagen y escribir crónicas de sus travesías. En el caso del Castillo de Teayo, el artículo estuvo integrado por siete fotografías, entre ellas aspectos del basamento piramidal, así como de algunas esculturas y relieves huastecos.

COMALA EN LA HUASTECA

“Con un aguacero a cuestas, Juan Rulfo alcanza de madrugada la Huasteca profunda. Atraviesa el Totonacapan antes. Llegado al norte de Veracruz, enriquece las crónicas de territorios que ancestrales versos llaman el ‘país de la lluvia y de la niebla’”, explica el historiador Raúl Sinencio Chávez.

Sinencio Chávez indica que en el relato de Rulfo se inicia con una descripción del ardúa recorrido de Rulfo para llegar al sitio. Allí lo recibe un guía, quien lo lleva a la cima de la pirámide y en lo alto comienza a relatarles la historia antigua del Castillo de Teayo.

A lo largo del texto es posible percibir algunos ecos fantasmales de Comala: “En el castillo de Teayo la gente estaba dormida. Parecía un pueblo muerto”.

En el texto el guía señala que el destino de esa ciudad fue desaparecer, pero no a manos de otros mexicanos sino de los conquistadores españoles: “Los mexicanos se fueron un día a defender su país y ya no volvieron. Quienes acabaron con los dioses de Teayo fue esa gente que se llamó ‘Gente de razón’ y que hizo la conquista de estas tierras…”.

➡️ También te puede interesar: Pirámides en Tampico: sepulturas y pictogramas sin resolver

ENTRE LA CRÓNICA Y LA FICCIÓN

El número 194 de la revista “Mapas” aparecería en 1952 y allí Rulfo firmó todos sus textos con el seudónimo “Juan de la Cosa”, refiere Práxedis Razo.

Por su parte, la Fundación Juan Rulfo publicó de manera íntegra el relato “Castillo de Teayo” en 2002 en el libro “Letras e imágenes” y lo incorpora al trabajo literario de Rulfo en el volumen “Obras”, de 2011.

“Se trata de un texto en un territorio compartido entre la crónica de un viaje y la ficción”, señala la fundación en una edición conmemorativa por el centenario de Juan Rulfo de “El gallo de oro y otros relatos”.

En un episodio que quedó registrado en su obra literaria y fotográfica, el escritor Juan Rulfo recorrió la Huasteca para escribir una crónica sobre un sitio arqueológico. A continuación te contamos este viaje del autor de “Pedro Páramo” y “El llano en llamas”.

LA CRÓNICA DE UN VIAJE

Entre 1950 y 1951, Rulfo realizó un recorrido por el municipio Castillo de Teayo, donde está la zona arqueológica a la que se llega por Poza Rica, Veracruz. Ahí es donde se asienta una estructura piramidal edificada por un antiguo pueblo huasteco, y único vestigio que permanece de lo que fuera una ciudad.

En su artículo “Juan Rulfo, fotógrafo”, Práxedis Razo afirma que la visita de Rulfo a la Huasteca veracruzana se dio a través de una asignación de la Asociación Automovilística Mexicana, que en aquellos años editaba la revista “Mapa: revista de automovilismo y turismo”.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Razo añade que, acompañado de su cámara Rolleiflex Automat 6x6, Rulfo recorrió diversos sitios atractivos de todo el país, para registrarlos en imagen y escribir crónicas de sus travesías. En el caso del Castillo de Teayo, el artículo estuvo integrado por siete fotografías, entre ellas aspectos del basamento piramidal, así como de algunas esculturas y relieves huastecos.

COMALA EN LA HUASTECA

“Con un aguacero a cuestas, Juan Rulfo alcanza de madrugada la Huasteca profunda. Atraviesa el Totonacapan antes. Llegado al norte de Veracruz, enriquece las crónicas de territorios que ancestrales versos llaman el ‘país de la lluvia y de la niebla’”, explica el historiador Raúl Sinencio Chávez.

Sinencio Chávez indica que en el relato de Rulfo se inicia con una descripción del ardúa recorrido de Rulfo para llegar al sitio. Allí lo recibe un guía, quien lo lleva a la cima de la pirámide y en lo alto comienza a relatarles la historia antigua del Castillo de Teayo.

A lo largo del texto es posible percibir algunos ecos fantasmales de Comala: “En el castillo de Teayo la gente estaba dormida. Parecía un pueblo muerto”.

En el texto el guía señala que el destino de esa ciudad fue desaparecer, pero no a manos de otros mexicanos sino de los conquistadores españoles: “Los mexicanos se fueron un día a defender su país y ya no volvieron. Quienes acabaron con los dioses de Teayo fue esa gente que se llamó ‘Gente de razón’ y que hizo la conquista de estas tierras…”.

➡️ También te puede interesar: Pirámides en Tampico: sepulturas y pictogramas sin resolver

ENTRE LA CRÓNICA Y LA FICCIÓN

El número 194 de la revista “Mapas” aparecería en 1952 y allí Rulfo firmó todos sus textos con el seudónimo “Juan de la Cosa”, refiere Práxedis Razo.

Por su parte, la Fundación Juan Rulfo publicó de manera íntegra el relato “Castillo de Teayo” en 2002 en el libro “Letras e imágenes” y lo incorpora al trabajo literario de Rulfo en el volumen “Obras”, de 2011.

“Se trata de un texto en un territorio compartido entre la crónica de un viaje y la ficción”, señala la fundación en una edición conmemorativa por el centenario de Juan Rulfo de “El gallo de oro y otros relatos”.

Regional

Américo Villarreal es libre de Covid-19; pruebas resultaron negativas

El gobernador electo de Tamaulipas llama a seguirse cuidando del coronavirus.

Regional

Llega internet a plazas públicas de Nuevo Laredo

Municipio anuncia la instalación de la red en 100 espacios públicos; ya se instalaron los primeros 20 puntos

Local

Habrá lluvias y temperaturas por arriba de los 30ºC para Tampico y la región

De acuerdo con el último reporte, en Tampico y la región se registra una presión barométrica media de 1016 milibares.

Virales

Azafata pide matrimonio a su novia en pleno vuelo: así fue el romántico momento (video)

La azafata Verónica Rojas sorprendió a su novia con una romántica propuesta en los aires

Celebridades

Reaparece Luis Miguel acompañado de tres mujeres, ¿quiénes son?

La publicación fue compartida por un grupo de influencers, quienes por coincidencia se toparon con Luis Miguel en un baño

Turismo

Feria Santiago Apóstol 2022 en Altamira: fechas, horarios y cartelera de artistas

Altamira estará de fiesta durante este julio y es que ya se confirmó que tendrá una feria con motivo del Día de Santiago Apóstol

Doble Vía

¿Qué es y a qué sabe el coyol? Una fruta que también es llamada “coquito”

El coyol, o coquito, es una fruta que ha acompañado a los mexicanos desde tiempos prehispánicos

Sociedad

Unen esfuerzos por las playas en México

Bajo el lema “Unidos por las playas de México”, la empresa Pro Ambiente, filial de CEMEX, otras compañías y vecinos de la zona, llevaron a cabo labores de saneamiento en el litoral costero de playa La Ventanilla, en Oaxaca, donde lograron retirar más de 50 mil botellas de plástico