/ sábado 26 de febrero de 2022

Carnaval en el Puerto: la alegría que lleva más de 100 años [Video]

Tantas anécdotas como disfraces ha tenido esta fiesta que une el entusiasmo y la alegría del pueblo en el puerto

Este año el “Miércoles de Ceniza” será el 2 de marzo, es decir que durante este fin de semana se tendría que haber realizado el carnaval, de acuerdo con la tradición católica, que enmarca esta celebración durante los días previos a la temporada de la cuaresma.

INICIÓ EN SALONES DE CLUBES SOCIALES

En Tampico se tiene registro que, en 1935, apenas 12 años después de su última fundación, ya se representaba una fiesta carnestolenda, en el primer teatro de la ciudad, ubicado en las instalaciones de La Lonja Mercantil, situada en lo que hoy es la esquina de Salvador Díaz Mirón y César López de Lara y que era una asociación de comerciantes, antecedente de lo que hoy es el Casino Tampiqueño.

Y será hasta 1880 cuando gente de otros estratos sociales también comienzan a replicar cada vez con mayor participación los bailes de disfraces en el teatro del pueblo, creándose en diversas colonias los llamados “rebumbios”, que no son otra cosa que bailes populares que organizaban vecinos.

EL CENTENARIO DEL PUERTO MARCA UN ANTES Y UN DESPUÉS

“Seguramente los españoles que vivían en Veracruz y que habían participado en los “bailes de máscaras” que se realizaban allá, fueron quienes lo trajeron a Tampico, pues los lazos con aquel puerto son muchos, ya que eran zonas que tenían una relación política, económica y cultural muy fuerte”.

Señala el investigador Francisco Ramos Alcocer, quien menciona que “se puede llamar ya un carnaval en forma al que se realizó en la conmemoración de los 100 años de Tampico, pues la participación masiva y conjunta de toda la sociedad marcó una nueva época para esta celebración, que antes dividía a las élites del pueblo”.

A partir de entonces, comenta, se iniciará una tradición que va a ir tomando la forma como hoy la conocemos, con su quema del mal humor, la coronación del rey feo y la reina, además de las comparsas populares, elementos que se fueron agregando de los distintos grupos de ciudadanos que se tenían en la ciudad, entre cubanos, jamaicanos y de otras islas del caribe que aportaron lo suyo.

Desde sus inicios los vestuarios de la corte carnavalesca fueron grandiosos | Cortesía: México en Fotos

LOS EXTRANJEROS AGREGAN SUS MOTIVOS

En los siguientes años se realizará el festejo de acuerdo con las posibilidades de cada administración que gobernaba en el puerto, sin un proyecto común y será a mitad del siglo pasado ya con una organización más formal que el carnaval de Tampico empieza a tener un auge, con concursos entre distintas agrupaciones para sacar a su reina y rey y la participación del pueblo de lleno en la fiesta.

Fue en esta época que cobró también importancia los carros alegóricos, la mayoría con motivos del puerto, además de las empresas más populares de esas épocas como refresqueras, casas comerciales de ropa, autos, de restaurantes, de las distintas colonias de extranjeros y de los clubes sociales, creando un espectáculo que en su momento atrajo visitantes de varios estados e incluso del sur de Estados Unidos.

Durante muchos años las ceremonias de coronación se hacían frente a la Aduana. en el puerto de Tampico y los desfiles de comparsas se efectuaban por el primer cuadro, como la calles Emilio Carranza, Colón, Fray Andrés de Olmos, Aduana, Altamira, con vendimias de todo tipo en las aceras, desde máscaras, antifaces, sombreros, collares de fantasía huevos con confeti hasta antojitos mexicanos y bebidas.

En 1970 el Carnaval de Tampico tenía su auge | Hemeroteca El Sol de Tampico

VUELVE DE UNA PAUSA DE 20 AÑOS

Será a finales de los años de 1970 cuando el Carnaval de Tampico es suspendido por el gobierno en turno, que argumentó que las fiestas de la carne se salían de control, debido a una serie de incidentes que se registraban en los bailes populares, algunos de ellos en salones donde grandes orquestas amenizaban las noches de la “despedida de la carne”.

Al acercarse el fin del siglo el puerto vuelve a tomar la tradición, ya es finales de la década de 1990 y los tiempos han cambiado, se organiza en la zona de la laguna de El carpintero, con la coronación frente al pórtico del palacio y la quema del mal humor en la plaza hijas de Tampico, la fiesta seguirá hasta verse otra vez interrumpida por la pandemia de Covid-19, no sin antes realizar uno conurbado entre Tampico, Madero y Altamira.

Tantas anécdotas como disfraces ha tenido esta fiesta que une el entusiasmo y la alegría del pueblo en el puerto, pues no sólo el que desfila por las calles en medio de una comparsa o con su disfraz disfruta, sino también quienes desde el anonimato de la valla grita, baila y dice adiós a sus penas por una noche de mascaradas y diversión.

Los carros alegóricos aparecieron en el centenario de Tampico en 1923 | Cortesía: Mediateca INAH


El entierro del Mal Humor y Las Lloronas se integraron a las fiestas | Hemeroteca El Sol de Tampico

La fiesta se llevó a las calles del centro de la ciudad | Hemeroteca El Sol de Tampico

Todos los clubes sociales del puerto participaban en los carnavales | Hemeroteca El Sol de Tampico

El Carnaval de Tampico era referencia a nivel nacional e internacional | Hemeroteca de El Sol de Tampico

Los disfraces siempre han tenido ingenio | Hemeroteca El Sol de Tampico

El carnaval de Tampico fue toda una tradición | Hemeroteca El Sol de Tampico

Este año el “Miércoles de Ceniza” será el 2 de marzo, es decir que durante este fin de semana se tendría que haber realizado el carnaval, de acuerdo con la tradición católica, que enmarca esta celebración durante los días previos a la temporada de la cuaresma.

INICIÓ EN SALONES DE CLUBES SOCIALES

En Tampico se tiene registro que, en 1935, apenas 12 años después de su última fundación, ya se representaba una fiesta carnestolenda, en el primer teatro de la ciudad, ubicado en las instalaciones de La Lonja Mercantil, situada en lo que hoy es la esquina de Salvador Díaz Mirón y César López de Lara y que era una asociación de comerciantes, antecedente de lo que hoy es el Casino Tampiqueño.

Y será hasta 1880 cuando gente de otros estratos sociales también comienzan a replicar cada vez con mayor participación los bailes de disfraces en el teatro del pueblo, creándose en diversas colonias los llamados “rebumbios”, que no son otra cosa que bailes populares que organizaban vecinos.

EL CENTENARIO DEL PUERTO MARCA UN ANTES Y UN DESPUÉS

“Seguramente los españoles que vivían en Veracruz y que habían participado en los “bailes de máscaras” que se realizaban allá, fueron quienes lo trajeron a Tampico, pues los lazos con aquel puerto son muchos, ya que eran zonas que tenían una relación política, económica y cultural muy fuerte”.

Señala el investigador Francisco Ramos Alcocer, quien menciona que “se puede llamar ya un carnaval en forma al que se realizó en la conmemoración de los 100 años de Tampico, pues la participación masiva y conjunta de toda la sociedad marcó una nueva época para esta celebración, que antes dividía a las élites del pueblo”.

A partir de entonces, comenta, se iniciará una tradición que va a ir tomando la forma como hoy la conocemos, con su quema del mal humor, la coronación del rey feo y la reina, además de las comparsas populares, elementos que se fueron agregando de los distintos grupos de ciudadanos que se tenían en la ciudad, entre cubanos, jamaicanos y de otras islas del caribe que aportaron lo suyo.

Desde sus inicios los vestuarios de la corte carnavalesca fueron grandiosos | Cortesía: México en Fotos

LOS EXTRANJEROS AGREGAN SUS MOTIVOS

En los siguientes años se realizará el festejo de acuerdo con las posibilidades de cada administración que gobernaba en el puerto, sin un proyecto común y será a mitad del siglo pasado ya con una organización más formal que el carnaval de Tampico empieza a tener un auge, con concursos entre distintas agrupaciones para sacar a su reina y rey y la participación del pueblo de lleno en la fiesta.

Fue en esta época que cobró también importancia los carros alegóricos, la mayoría con motivos del puerto, además de las empresas más populares de esas épocas como refresqueras, casas comerciales de ropa, autos, de restaurantes, de las distintas colonias de extranjeros y de los clubes sociales, creando un espectáculo que en su momento atrajo visitantes de varios estados e incluso del sur de Estados Unidos.

Durante muchos años las ceremonias de coronación se hacían frente a la Aduana. en el puerto de Tampico y los desfiles de comparsas se efectuaban por el primer cuadro, como la calles Emilio Carranza, Colón, Fray Andrés de Olmos, Aduana, Altamira, con vendimias de todo tipo en las aceras, desde máscaras, antifaces, sombreros, collares de fantasía huevos con confeti hasta antojitos mexicanos y bebidas.

En 1970 el Carnaval de Tampico tenía su auge | Hemeroteca El Sol de Tampico

VUELVE DE UNA PAUSA DE 20 AÑOS

Será a finales de los años de 1970 cuando el Carnaval de Tampico es suspendido por el gobierno en turno, que argumentó que las fiestas de la carne se salían de control, debido a una serie de incidentes que se registraban en los bailes populares, algunos de ellos en salones donde grandes orquestas amenizaban las noches de la “despedida de la carne”.

Al acercarse el fin del siglo el puerto vuelve a tomar la tradición, ya es finales de la década de 1990 y los tiempos han cambiado, se organiza en la zona de la laguna de El carpintero, con la coronación frente al pórtico del palacio y la quema del mal humor en la plaza hijas de Tampico, la fiesta seguirá hasta verse otra vez interrumpida por la pandemia de Covid-19, no sin antes realizar uno conurbado entre Tampico, Madero y Altamira.

Tantas anécdotas como disfraces ha tenido esta fiesta que une el entusiasmo y la alegría del pueblo en el puerto, pues no sólo el que desfila por las calles en medio de una comparsa o con su disfraz disfruta, sino también quienes desde el anonimato de la valla grita, baila y dice adiós a sus penas por una noche de mascaradas y diversión.

Los carros alegóricos aparecieron en el centenario de Tampico en 1923 | Cortesía: Mediateca INAH


El entierro del Mal Humor y Las Lloronas se integraron a las fiestas | Hemeroteca El Sol de Tampico

La fiesta se llevó a las calles del centro de la ciudad | Hemeroteca El Sol de Tampico

Todos los clubes sociales del puerto participaban en los carnavales | Hemeroteca El Sol de Tampico

El Carnaval de Tampico era referencia a nivel nacional e internacional | Hemeroteca de El Sol de Tampico

Los disfraces siempre han tenido ingenio | Hemeroteca El Sol de Tampico

El carnaval de Tampico fue toda una tradición | Hemeroteca El Sol de Tampico

Local

Generar energías limpias en Tamaulipas, el compromiso del Congreso del Petróleo

El evento concentró a más de 10 mil personas en el sur de la entidad, entre congresistas, estudiantes y expositores

Local

Tamaulipas reanudará clases de manera parcial: solo volverán 15 municipios

En el estado no se tuvieron clases los días miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de junio debido al paso de la tormenta Alberto

Policiaca

Cuatro muertos tras enfrentamiento de la Guardia Estatal con civiles armados en Tamaulipas

Los hechos de violencia ocurrieron durante la tarde de este domingo 23 de junio en el norte de la entidad

Local

Campo Trión: por qué es considerado un motor de crecimiento petrolero para Tamaulipas

Una vez que este concluido el Puerto del Norte en Matamoros se espera que se detone una serie de proveeduría local

Salud

Erliquiosis: asesina silenciosa de mascotas y amenaza oculta para los humanos

Los síntomas de la erliquiosis en humanos se suelen confundir con dengue, por lo que ante cualquier señal es necesario ir al médico

Deportes

CETis 109 brilla en Puebla: campeones nacionales de futbol y subcampeones de voleibol

Estudiantes de este bachillerato ubicado en Ciudad Madero, Tamaulipas obtuvieron los primeros lugares en distintas disciplinas