/ lunes 20 de noviembre de 2023

Beethoven y la tercera Sinfonía: el cambio de rumbo desde Napoleón a la Heroica

Al principio, Beethoven dedicó la composición a Bonaparte, pero antes del estreno de la obra, tachó el nombre, ¿por qué?

La Tercera Sinfonía de Ludwig van Beethoven lleva por título oficial “Heroica”, su inicio es estridente y enérgico. El compositor alemán en un principio la iba a llamar “Sinfonía grande Intitolata Buonaparte”, en honor a Napoleón Bonaparte. Sin embargo, lleno de ira, tachó el nombre del emperador francés de la portada del manuscrito. ¿Por qué?

Corre el año de 1802, Beethoven tiene 31 años y se acaba de mudar al campo, a la localidad de Heiligenstadt a las afueras de Viena, por recomendación de su médico. Además de problemas gástricos, está perdiendo la audición. De acuerdo a sus biógrafos, el artista se plantea el suicidio. Desesperado, toma papel y pluma y comienza a escribir.

El compositor escribe su testamento

Gracias a la nota “Cómo Napoleón se ganó el repudio de Beethoven y perdió la posibilidad de ser inmortalizado en su sinfonía más importante”, escrita por Rafael R. Abuchaibe, conocimos parte de la información aquí presentada:

También puedes leer: México Sinfónico, detalles del concierto con el que darán la bienvenida a septiembre en Tampico

En octubre de 1802, Beethoven escribe a sus hermanos una carta de desahogo, la cual nunca envía, pero conserva hasta su muerte. La misiva es llamada “Testamento de Heiligenstadt”. En ella, el compositor reconoce su desesperación, pero también se plantea un objetivo: no importa que no pueda escuchar, va a continuar inmerso en la música.

Con esa resolución en mente compone la Sinfonía no. 3 en mi bemol mayor, Opus 55, integrada por cuatro movimientos:

También puedes leer: ¿Cuál es el reto del director de orquesta? Una profesión desde el corazón

  • I. Allegro con brio
  • II. Marcia funebre. Adagio assai
  • III. Scherzo. Allegro
  • IV. Finale. Allegro molto

Napoleón ingresa y después es expulsado de la Tercera Sinfonía

Se cree que la Tercera sinfonía fue compuesta entre 1802 y 1803, si bien no fue estrenada hasta diciembre de 1804.

Al principio, Beethoven decide dedicar la pieza a Napoleón Bonaparte, quien a su parecer reflejaba los ideales de la Revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Como primer cónsul francés, Napoleón defendió el concepto de paridad y libertad de credo.

Entre 1796 y 1802, Bonaparte comandó tropas con victorias sobre Italia (guerra de la Primera coalición) y Austria, naciones en conflicto con Francia, desde la caída de la monarquía de Luis XVI.

Sigue el canal de EL SOL DE TAMPICO en WhatsApp

En mayo de 1804, Napoléon Bonaparte se autoproclamó emperador de Francia. Cuando Beethoven se entera de este suceso, se dice, tachó el nombre del militar de la portada de su obra. Acorde a Ferdinand Ries, quien asegura haber estado presente en dicho momento, el compositor alemán vio en el nombramiento el inicio de una dictadura.

En diciembre de 1804, Napoleón Bonaparte fue coronado emperador de Francia, en la Catedral de Notre Dame de París. En la misma fecha, Ludwig van Beethoven ofreció un concierto privado en la casa del príncipe Joseph Franz von Lobkowitz, donde presentó por primera vez la Tercera Sinfonía. En ese instante, la dedicatoria, antes para Bonaparte, pasó a ser para von Lobkowitz, quien fue mecenas de Beethoven.

La Tercera Sinfonía de Ludwig van Beethoven lleva por título oficial “Heroica”, su inicio es estridente y enérgico. El compositor alemán en un principio la iba a llamar “Sinfonía grande Intitolata Buonaparte”, en honor a Napoleón Bonaparte. Sin embargo, lleno de ira, tachó el nombre del emperador francés de la portada del manuscrito. ¿Por qué?

Corre el año de 1802, Beethoven tiene 31 años y se acaba de mudar al campo, a la localidad de Heiligenstadt a las afueras de Viena, por recomendación de su médico. Además de problemas gástricos, está perdiendo la audición. De acuerdo a sus biógrafos, el artista se plantea el suicidio. Desesperado, toma papel y pluma y comienza a escribir.

El compositor escribe su testamento

Gracias a la nota “Cómo Napoleón se ganó el repudio de Beethoven y perdió la posibilidad de ser inmortalizado en su sinfonía más importante”, escrita por Rafael R. Abuchaibe, conocimos parte de la información aquí presentada:

También puedes leer: México Sinfónico, detalles del concierto con el que darán la bienvenida a septiembre en Tampico

En octubre de 1802, Beethoven escribe a sus hermanos una carta de desahogo, la cual nunca envía, pero conserva hasta su muerte. La misiva es llamada “Testamento de Heiligenstadt”. En ella, el compositor reconoce su desesperación, pero también se plantea un objetivo: no importa que no pueda escuchar, va a continuar inmerso en la música.

Con esa resolución en mente compone la Sinfonía no. 3 en mi bemol mayor, Opus 55, integrada por cuatro movimientos:

También puedes leer: ¿Cuál es el reto del director de orquesta? Una profesión desde el corazón

  • I. Allegro con brio
  • II. Marcia funebre. Adagio assai
  • III. Scherzo. Allegro
  • IV. Finale. Allegro molto

Napoleón ingresa y después es expulsado de la Tercera Sinfonía

Se cree que la Tercera sinfonía fue compuesta entre 1802 y 1803, si bien no fue estrenada hasta diciembre de 1804.

Al principio, Beethoven decide dedicar la pieza a Napoleón Bonaparte, quien a su parecer reflejaba los ideales de la Revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Como primer cónsul francés, Napoleón defendió el concepto de paridad y libertad de credo.

Entre 1796 y 1802, Bonaparte comandó tropas con victorias sobre Italia (guerra de la Primera coalición) y Austria, naciones en conflicto con Francia, desde la caída de la monarquía de Luis XVI.

Sigue el canal de EL SOL DE TAMPICO en WhatsApp

En mayo de 1804, Napoléon Bonaparte se autoproclamó emperador de Francia. Cuando Beethoven se entera de este suceso, se dice, tachó el nombre del militar de la portada de su obra. Acorde a Ferdinand Ries, quien asegura haber estado presente en dicho momento, el compositor alemán vio en el nombramiento el inicio de una dictadura.

En diciembre de 1804, Napoleón Bonaparte fue coronado emperador de Francia, en la Catedral de Notre Dame de París. En la misma fecha, Ludwig van Beethoven ofreció un concierto privado en la casa del príncipe Joseph Franz von Lobkowitz, donde presentó por primera vez la Tercera Sinfonía. En ese instante, la dedicatoria, antes para Bonaparte, pasó a ser para von Lobkowitz, quien fue mecenas de Beethoven.

Finanzas

El costo de comer en Tamaulipas: inflación aumenta precios, desde lechuga a la carne de cerdo

Todo el alimento se vio impactado derivado de las sequías prolongadas que hubo en el país

Regional

Educación inclusiva en Veracruz: el esfuerzo de maestros solidarios

Transformando vidas y combatiendo el analfabetismo brindando oportunidad de estudiar a la población que lo requiera

Doble Vía

Ensaladas frías para solteros: recetas fáciles de preparar para quien no sabe cocinar

Descubre recetas fáciles, saludables, rápidas y perfectas para degustar solo o en compañía

Local

Esta ciudad de Tamaulipas tiene uno de los gobiernos más efectivos del país, revela el Inegi

Cada trimestre el Inegi realiza un sondeo en 91 zonas urbanas para conocer la percepción de seguridad de los habitantes

Ciencia

¿Cómo se veía el universo el día de tu nacimiento? NASA tiene la respuesta

Descubre qué captó el Hubble el día de tu cumpleaños y cómo su lanzamiento revolucionó la astronomía

Deportes

Tamaulipas se hace presente en París: ¿cuántos de Tampico asisten a las Olimpiadas?

De acuerdo a una agencia, el viaje para asistir a las olimpiadas en París cuesta por persona en seis mil 500 dólares