/ martes 2 de agosto de 2022

¿Sabías que en Tamaulipas se siembra cacahuate? Te decimos dónde

El ejido tiene las tierras ideales para la siembra de cacahuate y se espera que para octubre se esté levantando la cosecha

En este mes de julio empezó la siembra del cultivo de cacahuate en tierras altamirenses aprovechando las bondades que les da la tierra de este municipio rodeados de un río, lagunas y aguas del Golfo de México, lo que la convierte en un sitio ideal para la siembra de esta legumbre.

La siembra de cacahuate no se da en grandes extensiones territoriales, comparados con granos básicos, oleaginosas o cualquier otra actividad del campo, su siembra y cultivo no es muy popular entre los agricultores altamirenses.

Agua de Castilla, el sitio ideal para la siembra de cacahuate

Precisamente en tierras del ejido Agua de Castilla, que se localiza al norte del municipio de Altamira y a siete kilómetros de la carretera Tampico-Mante por la rúa que conduce al ejido Lomas del Real, hay productores que con amor y dedicación, se enfocan a la siembra y cultivo de cacahuate cada año.

➡️ Te recomendamos: La botana más grande del mundo lleva frituras, cacahuates y gomitas: ¿te animas a prepararla?

Nos referimos a la familia Torres Hernández, quienes aprovechando las tierras que les heredó su señor Padre Cirilo Torres Martínez han sabido aprovechar esos espacios y se han dedicado a la siembra del cacahuate y otros cultivos de temporada.

Nos referimos al caso de María Torres Hernández, residente en el ejido Agua de Castilla, quien junto con su esposo Toribio Covarrubias Castro, desde hace varios años se han dedicado a la siembra de cacahuate y a inicio del presente mes llevan a cabo la siembra y lo hacen en tierra negra arenosa, elementos fundamentales para que se desarrolle el fruto de una forma normal.

De tres a cuatro meses el periodo de desarrollo del cacahuate

Para el productor de cacahuate, Gotardo Juárez Ríos, con su amplia experiencia en el campo agrícola, esposo de Lorenza Torres Hernández, refiere que las tierras del ejido Agua de Castilla “son ideales para la siembra de cacahuate y si se siembra en julio estaremos cosechando, siempre y cuando nos llueva en este periodo de desarrollo de la planta, allá a finales del mes de septiembre o principios de octubre de este año”.

Las hermanas Torres Hernández con sus respectivas familias, con orgullo y un enorme gusto, trabajan la tierra que les heredó su padre el señor Cirilo Torres Martínez | Miguel DÍaz

A una semana de haber sembrado la semilla de cacahuate, ya está desarrollándose la planta y en su etapa de despegue, requiere de lluvias para que se afiance en el subsuelo.

“Ahorita más que nunca se requiere de la lluvia en el desarrollo de la planta, su crecimiento no es muy alto, florece la planta de dos a tres veces”, dijo Juárez Ríos.

Al crecer la planta de cacahuate, el fruto se va desarrollando entre la tierra, por eso su color, siendo cubierto con la hoja verde y en su periodo de cosecha con la ayuda de un implemento agrícola se arranca toda la planta y se trae consigo el fruto en su tradicional cáscara y hay que separarlo.

En ese momento son contratados varias decenas de trabajadores de campo, para levantar las plantas que va arrancando el tractor con la ayuda de un implemento agrícola y arranquen el cacahuate que lo van depositando en cubos para su posterior pago del jornal.

Más rentable que otros cultivos

Con base a la experiencia de la familia Torres Hernández, aparte de María, también participan en esta actividad agrícola sus hermanas Lorenza y Paula apoyada por su esposo Ángel Villanueva y los hijos de los tres matrimonios, la siembra de cacahuate se ha convertido en un cultivo más rentable que otros y sin problemas para su comercialización pues no se enfrentan a los intermediarios.

En la siembra del cacahuate, las hermanas Torres Hernández con sus respectivos esposos, tienen que pagar la maquila de un tractor agrícola para preparar y sembrar la semilla de esta legumbre.

Integrantes de la familia Covarrubias Torres, al momento de participar en la siembra de la semilla de cacahuate | Miguel DÍaz

“Claro que, si se le invierte dinero para sembrar una hectárea de cacahuate, entre los cinco y seis mil pesos, el precio de los insecticidas encarecen la actividad, pero el costo es menor a que si llegaras a sembrar soya o algún grano básico a parte no te enfrentas a los intermediarios o empresas de recibas que te pagan el cultivo a como ellos quieren y entonces ahí pierde el agricultor”, agregó Gotardo Juárez Ríos.

Al menos una hectárea sembrada de cacahuate, produce en promedio 800 kilogramos que, en su comercialización de dicha legumbre, permite tener un margen de ganancia para los agricultores que puede durar varios meses y es cuando recuperan la inversión y les permite ahorrar para meses posteriores, Además, durante el desarrollo del cultivo de cacahuate, el productor tiene que cuidarlo de mapaches o armadillos que se le pueden adelantar a comerse el fruto, aunado a mantener limpia de maleza los surcos de siembra y así la planta crezca sin contratiempo alguno, evitando con ello pérdidas al momento de levantar la cosecha.

Pero en el periodo de cosecha, toda la familia participa en levantar el cacahuate que la tierra negra arenosa les da, es cuando todos se unen, posteriormente iniciará el proceso de tostar el fruto y darle el punto para su posterior venta ya sea a menudeo o mayoreo que acuden al ejido Agua de Castilla a adquirirlo.

➡️ También te puede interesar: Desaparecen cultivos tradicionales en el norte de Veracruz: "la tierra está cansada"

Es en cada domicilio de los integrantes de la familia Torres Hernández, en la que tienen los tostadores hechizos en tanques de fierro y con el fuego de leña llevan el proceso de 40 a 50 minutos para que esté listo para su comercialización. Además, una hija de las productoras de cacahuate, prepara el tipo botanero en pequeñas bolsas enchilado, con cuadros de tortilla de maíz, ajo y sal para las personas que deseen llevárselo en esa presentación.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

A pesar de no contar con apoyo gubernamental en la producción y comercialización del cacahuate, los integrantes de la familia Torres Hernández, cada año se dedican a esta noble actividad, en la que además de honrar a la memoria de su padre en trabajar la tierra que les heredó, les permite tener un ingreso económico, pero sobre todo que la tierra altamirense de manera generosa les brinda para su sustento diario.

En este mes de julio empezó la siembra del cultivo de cacahuate en tierras altamirenses aprovechando las bondades que les da la tierra de este municipio rodeados de un río, lagunas y aguas del Golfo de México, lo que la convierte en un sitio ideal para la siembra de esta legumbre.

La siembra de cacahuate no se da en grandes extensiones territoriales, comparados con granos básicos, oleaginosas o cualquier otra actividad del campo, su siembra y cultivo no es muy popular entre los agricultores altamirenses.

Agua de Castilla, el sitio ideal para la siembra de cacahuate

Precisamente en tierras del ejido Agua de Castilla, que se localiza al norte del municipio de Altamira y a siete kilómetros de la carretera Tampico-Mante por la rúa que conduce al ejido Lomas del Real, hay productores que con amor y dedicación, se enfocan a la siembra y cultivo de cacahuate cada año.

➡️ Te recomendamos: La botana más grande del mundo lleva frituras, cacahuates y gomitas: ¿te animas a prepararla?

Nos referimos a la familia Torres Hernández, quienes aprovechando las tierras que les heredó su señor Padre Cirilo Torres Martínez han sabido aprovechar esos espacios y se han dedicado a la siembra del cacahuate y otros cultivos de temporada.

Nos referimos al caso de María Torres Hernández, residente en el ejido Agua de Castilla, quien junto con su esposo Toribio Covarrubias Castro, desde hace varios años se han dedicado a la siembra de cacahuate y a inicio del presente mes llevan a cabo la siembra y lo hacen en tierra negra arenosa, elementos fundamentales para que se desarrolle el fruto de una forma normal.

De tres a cuatro meses el periodo de desarrollo del cacahuate

Para el productor de cacahuate, Gotardo Juárez Ríos, con su amplia experiencia en el campo agrícola, esposo de Lorenza Torres Hernández, refiere que las tierras del ejido Agua de Castilla “son ideales para la siembra de cacahuate y si se siembra en julio estaremos cosechando, siempre y cuando nos llueva en este periodo de desarrollo de la planta, allá a finales del mes de septiembre o principios de octubre de este año”.

Las hermanas Torres Hernández con sus respectivas familias, con orgullo y un enorme gusto, trabajan la tierra que les heredó su padre el señor Cirilo Torres Martínez | Miguel DÍaz

A una semana de haber sembrado la semilla de cacahuate, ya está desarrollándose la planta y en su etapa de despegue, requiere de lluvias para que se afiance en el subsuelo.

“Ahorita más que nunca se requiere de la lluvia en el desarrollo de la planta, su crecimiento no es muy alto, florece la planta de dos a tres veces”, dijo Juárez Ríos.

Al crecer la planta de cacahuate, el fruto se va desarrollando entre la tierra, por eso su color, siendo cubierto con la hoja verde y en su periodo de cosecha con la ayuda de un implemento agrícola se arranca toda la planta y se trae consigo el fruto en su tradicional cáscara y hay que separarlo.

En ese momento son contratados varias decenas de trabajadores de campo, para levantar las plantas que va arrancando el tractor con la ayuda de un implemento agrícola y arranquen el cacahuate que lo van depositando en cubos para su posterior pago del jornal.

Más rentable que otros cultivos

Con base a la experiencia de la familia Torres Hernández, aparte de María, también participan en esta actividad agrícola sus hermanas Lorenza y Paula apoyada por su esposo Ángel Villanueva y los hijos de los tres matrimonios, la siembra de cacahuate se ha convertido en un cultivo más rentable que otros y sin problemas para su comercialización pues no se enfrentan a los intermediarios.

En la siembra del cacahuate, las hermanas Torres Hernández con sus respectivos esposos, tienen que pagar la maquila de un tractor agrícola para preparar y sembrar la semilla de esta legumbre.

Integrantes de la familia Covarrubias Torres, al momento de participar en la siembra de la semilla de cacahuate | Miguel DÍaz

“Claro que, si se le invierte dinero para sembrar una hectárea de cacahuate, entre los cinco y seis mil pesos, el precio de los insecticidas encarecen la actividad, pero el costo es menor a que si llegaras a sembrar soya o algún grano básico a parte no te enfrentas a los intermediarios o empresas de recibas que te pagan el cultivo a como ellos quieren y entonces ahí pierde el agricultor”, agregó Gotardo Juárez Ríos.

Al menos una hectárea sembrada de cacahuate, produce en promedio 800 kilogramos que, en su comercialización de dicha legumbre, permite tener un margen de ganancia para los agricultores que puede durar varios meses y es cuando recuperan la inversión y les permite ahorrar para meses posteriores, Además, durante el desarrollo del cultivo de cacahuate, el productor tiene que cuidarlo de mapaches o armadillos que se le pueden adelantar a comerse el fruto, aunado a mantener limpia de maleza los surcos de siembra y así la planta crezca sin contratiempo alguno, evitando con ello pérdidas al momento de levantar la cosecha.

Pero en el periodo de cosecha, toda la familia participa en levantar el cacahuate que la tierra negra arenosa les da, es cuando todos se unen, posteriormente iniciará el proceso de tostar el fruto y darle el punto para su posterior venta ya sea a menudeo o mayoreo que acuden al ejido Agua de Castilla a adquirirlo.

➡️ También te puede interesar: Desaparecen cultivos tradicionales en el norte de Veracruz: "la tierra está cansada"

Es en cada domicilio de los integrantes de la familia Torres Hernández, en la que tienen los tostadores hechizos en tanques de fierro y con el fuego de leña llevan el proceso de 40 a 50 minutos para que esté listo para su comercialización. Además, una hija de las productoras de cacahuate, prepara el tipo botanero en pequeñas bolsas enchilado, con cuadros de tortilla de maíz, ajo y sal para las personas que deseen llevárselo en esa presentación.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

A pesar de no contar con apoyo gubernamental en la producción y comercialización del cacahuate, los integrantes de la familia Torres Hernández, cada año se dedican a esta noble actividad, en la que además de honrar a la memoria de su padre en trabajar la tierra que les heredó, les permite tener un ingreso económico, pero sobre todo que la tierra altamirense de manera generosa les brinda para su sustento diario.

Salud

Si hay falta de ambulancias, ¿cómo trabajan las emergencias la Cruz Roja?

Un claro desafío enfrenta personal de la benemérita institución, considerada como uno de los cuerpos de respuesta inmediata

Regional

Transportistas de Tamaulipas exigen a Samuel García frenar abusos en carreteras de Nuevo León

La Conatram destacó que existen al menos 10 quejas diarias de quienes viajan sobre esta conexión vial

Regional

Congreso de Tamaulipas analiza solicitud de pensión vitalicia para diputada del PAN

Lidia Martínez recibe tratamiento médico por causa de la insuficiencia renal, por lo que piden que su salario se integro al 100%

Local

Vientos de 50 km/h pero calor permanecerá en Tamaulipas, dice el SMN

El reporte del organismo dependiente de la Conagua aseguró que durante este viernes 19 de julio mantendrá clima cálido

Doble Vía

'Yo soy Betty, la fea': los momentos más conmovedores de la exitosa novela colombiana

Spoiler, aquí no hablaremos de la junta directiva, ni de cuándo Betty se hizo bonita

Doble Vía

Carrera de perros salchicha en Tampico por una buena causa: día, hora y sede

Una comunidad de entusiastas de esta simpática raza invitan a unirse a esta convivencia y a llevar a sus chaparritos