/ viernes 1 de septiembre de 2023

Sequía afecta a restaurantes, el clima influye entre las razones

Esta situación ha causado crisis en los negocios donde comercializan estos productos del mar

La sequía que persiste en la zona de diversos productos en el país ha comenzado a generar afectaciones en los negocios, principalmente dedicados a la venta de productos de mar.

A consecuencia de esto, hoy en día es difícil conseguir algunas especies por la poca producción que se tiene en las aguas del océano Pacífico.

Esta situación ha comenzado a crear una severa crisis en pescaderías, supermercados y restaurantes, incluso han desaparecido especies nativas creando una escasez en productos de mar a causa de la poca capacitación.

➡️ También te puede interesar: Cervezas que saben a Tampico: bebidas artesanales con notas de jobito y huapilla [Video]

Hay problemas para conseguir especies

El locatario de pescados y mariscos de “La Puntilla” en Tampico, Antonio Gutiérrez, dio a conocer que en los últimos cinco meses se ha dificultado obtener ciertas especies como jaiba, camarón y los pescados jurel y chocomite, por lo que han buscado alternativas como la obtención del producto de granja para poder surtir en sus negocios.

Por ello, dijo, se ha tenido que recurrir a especies de granja, porque representan un subsidio para los comerciantes de pescaderías.

Agregó que dentro de los productos de mayor demanda que han escaseado está el camarón de laguna, mismo que es sustituido por el de granja.

Señaló que pese a ser especies nativas de la zona en los últimos meses se ha dificultado obtener el producto; lo mismo sucede con la jaiba.

➡️ También te puede interesar: Cantinas de tradición, emblemas del centro de Tampico, ¿cuántas conoces?

Mencionó que pese a ser temporada de mayor producción por las condiciones climáticas es muy mínima la cantidad que se obtiene de las lagunas cercanas al norte de Veracruz.

La totalidad del producto lo obtienen de lagunas como: Tamiahua, Chacas y Cucharas, y del estado de Tamaulipas de los municipios Matamoros y San Fernando.

Los vendedores de estos productos reconocen que el proceso de recuperación para el sector será largo y depende de la liberación de la veda del camarón, así como de algunas otras especies, que se puedan hacer a la mar nuevamente las embarcaciones de acompañamiento.

Acción afecta a los restauranteros

El presidente de la Asociación de Empresarios Restauranteros en la Zona Sur, Reyes González, mencionó que en promedio en la zona sur existen 100 restaurantes que se dedican a la venta de mariscos.

Indicó que esta situación que se vive desde hace algunos años ha comenzado a generar que los restaurantes agreguen algunos otros platillos y no precisamente sean en su totalidad de mariscos.

“Esta situación se vuelve crítica para todos los restauranteros, principalmente quienes se dedican a la venta en su totalidad de mariscos, algunos han comenzado a sustituir los platillos para sus comensales ante el elevado costo de algunas especies tanto en pescados como en mariscos”, señaló.

Desaparece la jaiba

El chef Enrique Martínez, del Restaurante Salón Madrid en Tampico, señaló que actualmente en la preparación de algunos platillos se ha dificultado la elaboración, a causa de la poca producción de la jaiba, especie nativa de la zona, por lo que tienen que buscar alternativas para obtenerla aunque sea en otros estados.

La sobrepesca podría generar que la industria pesquera desaparezca en un futuro y se pierdan miles de puestos de trabajo | Yadira Hernández

“Desde hace varios meses presentamos una severa escasez de jaiba, esto a consecuencia de la poca producción que se tiene, ya que regularmente la que estamos obteniendo hoy en día es muy pequeña, lo que dificulta la elaboración de ciertos platillos, nuestros proveedores tienen que buscar opciones para entregarnos uno de mayor proporción”, mencionó.

Señaló que en la actualidad la venta por parte de los proveedores ha incrementado su costo al obtener la pulpa de jaiba hasta en 300 pesos, cuando en meses pasados se vendía en 200 pesos.

“Años atrás esta temporada era la de mayor producción de jaiba, la conseguíamos a muy bajo costo a través de nuestros proveedores. En la actualidad la cantidad es muy mínima para cada uno de los restaurantes, sumado esto también al costo que se ha elevado, anteriormente el kilo lo obteníamos como máximo en 200 pesos, pero en este momento lo estamos comprando hasta en 270 a 300 pesos”, agregó.

Especies de granja, una solución para los restaurantes

Mencionó que la obtención de algunas especies se ha dificultado, por lo que han buscado el marisco de granja, pero sin duda el sabor único de estos productos se obtiene del crecimiento natural tanto en mar como en laguna.

Uno de los platillos de la gastronomía más representativos en la zona sur es la jaiba rellena, misma que ha dejado de venderse a causa del pequeño tamaño del crustáceo; salpicón de jaiba, jaiba a la Frank, empanadas, tostadas y los camarones rellenos de jaiba son algunos otros platillos que necesitan del producto principal, misma que en la zona ha comenzado a escasear.

Las razones de esta pronunciada caída son variadas, la principal es la sobrepesca, la falta de supervisión de las diversas vedas y el cambio climático.

Aunque la pesca excesiva es un fenómeno global, está más asentado en el Golfo de México y Océano Pacífico, donde algunas especies han comenzado a escasear y en el peor de los casos a desaparecer.

La sobrepesca o sobreexplotación pesquera es un problema que afecta a los mares y océanos en la actualidad, esto ocurre cuando se pescan más especies de las que nacen, es decir, no se deja suficiente tiempo para que las poblaciones vuelvan a generarse naturalmente, evitando la reproducción exitosa de las mismas.

La escasez de marisco dificulta la elaboración de platillos en restaurantes | Cortesía: Chef Enrique Martínez

Todos esos factores perjudican las reservas de especies de escama como también de mariscos, cada vez hay menos peces en el mar y el consumo se realiza a un ritmo insostenible, lo que provoca que las poblaciones no tengan tiempo de regenerarse.

La sobrepesca de un tipo de especies en una misma zona puede provocar que toda la industria pesquera desaparezca en un futuro y se pierdan miles de puestos de trabajo.

Si los pescadores no tienen nada que pescar, tampoco pueden vender; las empresas que procesan el pescado tampoco tendrán producto con qué trabajar, ni tampoco los supermercados o restaurantes.

Recibe las noticias de El Sol de Tampico directo en tu WhatsApp, suscríbete aquí

La sustitución más común ocurre con especies como huachinango, pargo, tilapia, robalo, pargo, chocomite, ratón y lenguado. Los consumidores son los más perjudicados, ya que pagan un sobreprecio por pescados que no son los que ordenaron o pidieron, ya que en algunos casos son sustituidos por los de granja, aunque para algunos el sabor del platillo puede cambiar.

Mencionó que esta situación afecta severamente a otros restaurantes del país, a los pescadores les genera afectaciones económicas graves debido a que se vende pescado importado, como el basa, como si fuera producto nacional.

Para el sector es difícil competir en el mercado con productos importados baratos, ya que sus costos de producción son considerablemente menores, más aún si estos se venden como si fueran especies nacionales de mucho mayor valor.

La escasez de pescados y mariscos persiste también en el sur de Tamaulipas, pues los poco más de 300 negocios relacionados con la venta de estos productos tienen que buscar en otras regiones pesqueras más alejadas, ya que se ha dificultado en los últimos meses obtener ciertas especies en el norte de Veracruz al ser de los municipios más cercanos, inclusive han tenido que adquirirlo en otros estados, como Sonora.

La sequía que persiste en la zona de diversos productos en el país ha comenzado a generar afectaciones en los negocios, principalmente dedicados a la venta de productos de mar.

A consecuencia de esto, hoy en día es difícil conseguir algunas especies por la poca producción que se tiene en las aguas del océano Pacífico.

Esta situación ha comenzado a crear una severa crisis en pescaderías, supermercados y restaurantes, incluso han desaparecido especies nativas creando una escasez en productos de mar a causa de la poca capacitación.

➡️ También te puede interesar: Cervezas que saben a Tampico: bebidas artesanales con notas de jobito y huapilla [Video]

Hay problemas para conseguir especies

El locatario de pescados y mariscos de “La Puntilla” en Tampico, Antonio Gutiérrez, dio a conocer que en los últimos cinco meses se ha dificultado obtener ciertas especies como jaiba, camarón y los pescados jurel y chocomite, por lo que han buscado alternativas como la obtención del producto de granja para poder surtir en sus negocios.

Por ello, dijo, se ha tenido que recurrir a especies de granja, porque representan un subsidio para los comerciantes de pescaderías.

Agregó que dentro de los productos de mayor demanda que han escaseado está el camarón de laguna, mismo que es sustituido por el de granja.

Señaló que pese a ser especies nativas de la zona en los últimos meses se ha dificultado obtener el producto; lo mismo sucede con la jaiba.

➡️ También te puede interesar: Cantinas de tradición, emblemas del centro de Tampico, ¿cuántas conoces?

Mencionó que pese a ser temporada de mayor producción por las condiciones climáticas es muy mínima la cantidad que se obtiene de las lagunas cercanas al norte de Veracruz.

La totalidad del producto lo obtienen de lagunas como: Tamiahua, Chacas y Cucharas, y del estado de Tamaulipas de los municipios Matamoros y San Fernando.

Los vendedores de estos productos reconocen que el proceso de recuperación para el sector será largo y depende de la liberación de la veda del camarón, así como de algunas otras especies, que se puedan hacer a la mar nuevamente las embarcaciones de acompañamiento.

Acción afecta a los restauranteros

El presidente de la Asociación de Empresarios Restauranteros en la Zona Sur, Reyes González, mencionó que en promedio en la zona sur existen 100 restaurantes que se dedican a la venta de mariscos.

Indicó que esta situación que se vive desde hace algunos años ha comenzado a generar que los restaurantes agreguen algunos otros platillos y no precisamente sean en su totalidad de mariscos.

“Esta situación se vuelve crítica para todos los restauranteros, principalmente quienes se dedican a la venta en su totalidad de mariscos, algunos han comenzado a sustituir los platillos para sus comensales ante el elevado costo de algunas especies tanto en pescados como en mariscos”, señaló.

Desaparece la jaiba

El chef Enrique Martínez, del Restaurante Salón Madrid en Tampico, señaló que actualmente en la preparación de algunos platillos se ha dificultado la elaboración, a causa de la poca producción de la jaiba, especie nativa de la zona, por lo que tienen que buscar alternativas para obtenerla aunque sea en otros estados.

La sobrepesca podría generar que la industria pesquera desaparezca en un futuro y se pierdan miles de puestos de trabajo | Yadira Hernández

“Desde hace varios meses presentamos una severa escasez de jaiba, esto a consecuencia de la poca producción que se tiene, ya que regularmente la que estamos obteniendo hoy en día es muy pequeña, lo que dificulta la elaboración de ciertos platillos, nuestros proveedores tienen que buscar opciones para entregarnos uno de mayor proporción”, mencionó.

Señaló que en la actualidad la venta por parte de los proveedores ha incrementado su costo al obtener la pulpa de jaiba hasta en 300 pesos, cuando en meses pasados se vendía en 200 pesos.

“Años atrás esta temporada era la de mayor producción de jaiba, la conseguíamos a muy bajo costo a través de nuestros proveedores. En la actualidad la cantidad es muy mínima para cada uno de los restaurantes, sumado esto también al costo que se ha elevado, anteriormente el kilo lo obteníamos como máximo en 200 pesos, pero en este momento lo estamos comprando hasta en 270 a 300 pesos”, agregó.

Especies de granja, una solución para los restaurantes

Mencionó que la obtención de algunas especies se ha dificultado, por lo que han buscado el marisco de granja, pero sin duda el sabor único de estos productos se obtiene del crecimiento natural tanto en mar como en laguna.

Uno de los platillos de la gastronomía más representativos en la zona sur es la jaiba rellena, misma que ha dejado de venderse a causa del pequeño tamaño del crustáceo; salpicón de jaiba, jaiba a la Frank, empanadas, tostadas y los camarones rellenos de jaiba son algunos otros platillos que necesitan del producto principal, misma que en la zona ha comenzado a escasear.

Las razones de esta pronunciada caída son variadas, la principal es la sobrepesca, la falta de supervisión de las diversas vedas y el cambio climático.

Aunque la pesca excesiva es un fenómeno global, está más asentado en el Golfo de México y Océano Pacífico, donde algunas especies han comenzado a escasear y en el peor de los casos a desaparecer.

La sobrepesca o sobreexplotación pesquera es un problema que afecta a los mares y océanos en la actualidad, esto ocurre cuando se pescan más especies de las que nacen, es decir, no se deja suficiente tiempo para que las poblaciones vuelvan a generarse naturalmente, evitando la reproducción exitosa de las mismas.

La escasez de marisco dificulta la elaboración de platillos en restaurantes | Cortesía: Chef Enrique Martínez

Todos esos factores perjudican las reservas de especies de escama como también de mariscos, cada vez hay menos peces en el mar y el consumo se realiza a un ritmo insostenible, lo que provoca que las poblaciones no tengan tiempo de regenerarse.

La sobrepesca de un tipo de especies en una misma zona puede provocar que toda la industria pesquera desaparezca en un futuro y se pierdan miles de puestos de trabajo.

Si los pescadores no tienen nada que pescar, tampoco pueden vender; las empresas que procesan el pescado tampoco tendrán producto con qué trabajar, ni tampoco los supermercados o restaurantes.

Recibe las noticias de El Sol de Tampico directo en tu WhatsApp, suscríbete aquí

La sustitución más común ocurre con especies como huachinango, pargo, tilapia, robalo, pargo, chocomite, ratón y lenguado. Los consumidores son los más perjudicados, ya que pagan un sobreprecio por pescados que no son los que ordenaron o pidieron, ya que en algunos casos son sustituidos por los de granja, aunque para algunos el sabor del platillo puede cambiar.

Mencionó que esta situación afecta severamente a otros restaurantes del país, a los pescadores les genera afectaciones económicas graves debido a que se vende pescado importado, como el basa, como si fuera producto nacional.

Para el sector es difícil competir en el mercado con productos importados baratos, ya que sus costos de producción son considerablemente menores, más aún si estos se venden como si fueran especies nacionales de mucho mayor valor.

La escasez de pescados y mariscos persiste también en el sur de Tamaulipas, pues los poco más de 300 negocios relacionados con la venta de estos productos tienen que buscar en otras regiones pesqueras más alejadas, ya que se ha dificultado en los últimos meses obtener ciertas especies en el norte de Veracruz al ser de los municipios más cercanos, inclusive han tenido que adquirirlo en otros estados, como Sonora.

Turismo

Más que comercios: la Calle Altamira como escenario de la vida cotidiana en Tampico

La calle que hace 200 años abrió paso a una nueva ciudad tiene aún muchas historias por contar y sobre todo, por vivir

Doble Vía

Cómo mantener los tinacos limpios: pasos esenciales para evitar la contaminación del agua

Descubre cómo limpiar tu cisterna y cada cuánto hacerlo para evitar problemas a la salud a corto y largo plazo

Policiaca

Tragedia en el bulevar Allende: conductor muere tras chocar en Altamira

Los efectivos de la Delegación de Tránsito y Vialidad informaron que recibieron el reporte alrededor de las 21:30 horas

Local

Será un sábado seco en Tampico: se espera un 10% de probabilidad de lluvias

En el norte de Tamaulipas se prevén lluvias e incluso la caída de granizo, mientras advierten un contrastante panorama para el sur

Local

¡Voz y visibilidad para la diversidad! Séptima marcha contra la homofobia pinta de colores Tampico

Celebran la séptima marcha contra la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia en las calles del sur de Tamaulipas

Policiaca

Abuelito en busca de agua cae a un pozo, ocurrió en Altamira [Fotos]

Se introdujo al pozo profundo en su desesperación de tener agua en su domicilio, pues lleva toda la semana que no recibirla