/ jueves 5 de mayo de 2022

Peces Betta, una de las mascotas más adoptadas: apariencia, hábitat y cuidados

Los machos azules son más agresivos que los rojos

Hay muchos motivos por los cuales uno elegiría una mascota, algunos porque sería un buen compañero como un perro, o suave y delicado como un gato, y algunos, amantes de la belleza de la vida marina, eligen por la belleza del gladiador con aletas, el pez Betta.

Este pequeño y colorido amiguito resulta tener muchos secretos que no llegan decirte en la veterinaria a la hora de comprarlo, pues siendo uno de los más populares entre las mascotas de los pequeñines, hay cosas interesantes en las que “nada” este amiguito.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Encuentran fósiles de las tres criaturas marinas más grandes del mundo en los Alpes

LUCHAN FEROZMENTE HASTA LA MUERTE

Este pescadito es especialmente territorial, por lo que tiende a ser agresivo; en sus batallas los machos extienden sus aletas y ensanchan sus branquias para parecer más grande e intimidar a su rival.

Pero no creas que es como tu amigo que solo se le queda viendo mal a quien se le cruce, la batalla comienza y empiezan a morderse sus aletas, causándose severo daño físico, hasta que uno de los dos admite la derrota, o muere.

El pez Betta por si solo es una maravilla a los ojos | Cortesía: Pixabay

HACEN NIDOS DE BURBUJAS PARA APAREARSE

En el proceso de apareamiento, el pez se traslada a la superficie para producir lo que pareciera una cama hecha de burbujas y mucosidad, luego realiza una exhibición para atraer a la hembra, en la que cambia de color, volviéndose más brillante, si la hembra acepta ella se oscurecerá en señal de aceptación.

EL PADRE PROTEGE Y LA MADRE ES UNA AMENAZA

Al igual que los caballitos de mar, los peces Betta, cuidan los huevecillos, y creeríamos que puede ser por algún depredador, y si, pero sorprende que sea la misma madre quien llega a comerse los huevesillos, teniendo el padre que llegar hasta matar a la hembra para proteger el nido.

El macho igual suele llevarse los huevesillos en la boca, para protegerlos y depositarlos en el nido, y cuidarlos durante un aproximado de 48 horas, tiempo que tarde en nacer estos pecesitos, luego de esto el padre abandona a las crías.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

No nos cabe duda que es una mascota muy bella y popular, el pez Betta por si solo es una maravilla a los ojos, pero hay que conocer sus hábitos y comportamientos, antes de querer meter a 2 machos en una pecera del tamaño de una taza y que a los minutos termines con 1 solo, y sin reembolso.

Hay muchos motivos por los cuales uno elegiría una mascota, algunos porque sería un buen compañero como un perro, o suave y delicado como un gato, y algunos, amantes de la belleza de la vida marina, eligen por la belleza del gladiador con aletas, el pez Betta.

Este pequeño y colorido amiguito resulta tener muchos secretos que no llegan decirte en la veterinaria a la hora de comprarlo, pues siendo uno de los más populares entre las mascotas de los pequeñines, hay cosas interesantes en las que “nada” este amiguito.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Encuentran fósiles de las tres criaturas marinas más grandes del mundo en los Alpes

LUCHAN FEROZMENTE HASTA LA MUERTE

Este pescadito es especialmente territorial, por lo que tiende a ser agresivo; en sus batallas los machos extienden sus aletas y ensanchan sus branquias para parecer más grande e intimidar a su rival.

Pero no creas que es como tu amigo que solo se le queda viendo mal a quien se le cruce, la batalla comienza y empiezan a morderse sus aletas, causándose severo daño físico, hasta que uno de los dos admite la derrota, o muere.

El pez Betta por si solo es una maravilla a los ojos | Cortesía: Pixabay

HACEN NIDOS DE BURBUJAS PARA APAREARSE

En el proceso de apareamiento, el pez se traslada a la superficie para producir lo que pareciera una cama hecha de burbujas y mucosidad, luego realiza una exhibición para atraer a la hembra, en la que cambia de color, volviéndose más brillante, si la hembra acepta ella se oscurecerá en señal de aceptación.

EL PADRE PROTEGE Y LA MADRE ES UNA AMENAZA

Al igual que los caballitos de mar, los peces Betta, cuidan los huevecillos, y creeríamos que puede ser por algún depredador, y si, pero sorprende que sea la misma madre quien llega a comerse los huevesillos, teniendo el padre que llegar hasta matar a la hembra para proteger el nido.

El macho igual suele llevarse los huevesillos en la boca, para protegerlos y depositarlos en el nido, y cuidarlos durante un aproximado de 48 horas, tiempo que tarde en nacer estos pecesitos, luego de esto el padre abandona a las crías.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

No nos cabe duda que es una mascota muy bella y popular, el pez Betta por si solo es una maravilla a los ojos, pero hay que conocer sus hábitos y comportamientos, antes de querer meter a 2 machos en una pecera del tamaño de una taza y que a los minutos termines con 1 solo, y sin reembolso.

Local

Informa Comapa Sur sobre corte de agua por 12 horas: esta es la razón

Se ha recuperado el sistema lagunario, gracias a las lluvias

Finanzas

Compromiso con la integridad: Geoteco Oil & Gas recibe la certificación ISO 37001

La empresa cuenta con cuatro certificaciones de calidad, medio ambiente, seguridad y antisobornos

Local

Bomberos de Ciudad Madero capturan cocodrilo en plena calle tras intensas lluvias

El cocodrilo, de aproximadamente un metro de largo, fue capturado por elementos de bomberos

Local

Lluvias incesantes revitalizan la laguna Champayán en Altamira

El nivel de profundidad del sistema lagunero es de dos metros y en algunas otras partes es hasta de cuatro metros

Local

Capturan a cocodrilo luego de cruzar por transitado bulevar de Tampico

El saurio fue capturado ya que se había quedado en medio de la calle para después llevarlo a la estación de bomberos