/ martes 21 de mayo de 2019

Una firma consagrada...

Fue el primer pintor tampiqueño en exponer en la Feria de San Marcos, su impecable trabajo lo llevó a exponer en el Salón Nacional de Pintura y es el actual ganador del García Zurita

Oriundo de Aguascalientes, egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de México, Antonio Pérez Limón suma diez exposiciones colectivas destacando las de 1971, 1980, 1982 y 1983 que tuvieron sede en el Salón Nacional de Pintura del Palacio Nacional del Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, entre las que se encuentra el Bienal de Tapiz y Arte Textil.

Ha expuesto en Aguascalientes, México y Tampico, ciudad que considera su hogar, además posee el primer lugar en cerca de diez concursos de pintura como el de la Feria de San Marcos 1965; de Fundación de Fresnillo, Zacatecas 1965; Cartel Cinematográfico Muñeca Reina de México 1971; Regional Ramón García Zurita 2001; Estatal “La Vida Cotidiana” de Ganadería Tropical 2016; Regional Ramón García Zurita 2018.

Fue maestro de pintura en el Instituto Regional de Bellas Artes de Tampico, IRBA, radicó en la Ciudad de México donde fue considerado uno de los mejores figuristas y en Nueva York, en donde estudió el arte moderno y actualmente es considerado uno de los grandes pintores de la zona.

UNA VIDA DEDICADA AL ARTE

P: ¿En qué momento de su vida decide encaminarse por la pintura?

AP: “Creo que cuando estaba en el kinder, me acuerdo que hice un par de gatitos, los dibujé y mi mamá pensó que los había calcado, ese fue el momento, cuando estaba en la primaria iba a un negocio que tenía en la pared muchos dibujos pegados, me gustaba verlos, y al llegar a Tampico (de Aguascalientes) comencé a trabajar en un negocio de rótulos, antes de que la computadora nos quitara el trabajo. Ahí un día pasa un maestro, Jara, y dice que abrirá el IRBA, y me invitan a aprender a pintar. Fui, pero al poco tiempo empezaron a echar polilla, entonces me salí, regresé al IRBA cuando vino un maestro de México, Reyes, y me quedé, tenía seis años ahí cuando convencí a unos amigos, como De la Rosa, para irnos a competir a Zacatecas, por primera vez Tampico fue a concursar en la Feria de San Marcos, ganamos él en escultura y yo en pintura, fue el primer concurso que gané, al paso de los años fui maestro del IRBA,”.

P: ¿Qué lo motivó a estudiar arte, cuando ya era un pintor reconocido en Tampico?

AP: “Siempre quise irme a vivir a la Ciudad de México, pero a veces uno le da miedo el estar solo, el cómo alimentarse, cuando yo era niño no había dinero en mi familia para aspirar a una educación, lo que se hacía era buscar un oficio, casarse y tener hijos, lo hice, fui rotulista, me casé, pero me di cuenta que quería saber más, entonces me fui a México, allá trabajé y estudié, y es que cuando di clases me di cuenta que no sabía, sabía hacer las cosas, pero no sabía que lo sabía, así decía un maestro, el arte tiene que ver con los fenómenos artísticos y a veces la sociedad cree que no tiene nada que ver con el arte y todo tiene que ver con el arte, hay una compaginación entre el arte y la sociedad, y eso no lo sabía, en clases me preguntaban cosas que yo también me preguntaba, entonces yo quería aprender más, y lo hice, estuve diez años en Ciudad de México, allá vendía mi arte porque compaginaba la pintura comercial y la artística”.

P: ¿Cuál fue su experiencia en Ciudad de México?

AP: “Puedo decir que si no llegué a ser el mejor figurista de México, sí estuve entre los mejores del país porque trabajé en varias compañías, hubo un vino francés que pinté (que le brindó gran reconocimiento), yo en Tampico aprendí a dibujar a la pared del modelo en vivo y lo hacía en contraluz para que se reflejara lo del interior, hacía que todos los colores rojizos, marrones, naranjas se vieran, y así hice con el vino. También en México trabajé con la galería Art Galería, pintaba exclusivamente caballos, pero la contaminación de la ciudad me comenzó a dañar la vista y los caballos requieren de mucha perfección, técnica, para hacer la piel del caballo, el brillo, y previniendo el glaucoma, no quise continuar”.

P: ¿Por qué su estancia en Nueva York?

AP: “Me fui año y medio porque en la escuela veíamos el arte moderno, el arte moderno empieza con el romanticismo, hay una etapa donde se conoce a los impresionistas quienes trabajaban casi puro color al natural, captaban la luz del momento, por eso sus pinturas, eran muy gestuales, ahí empieza el arte moderno y un maestro (cuando estudiaba en México) nos dijo que la mejor manera de aprenderlo era visitando las galerías de esta ciudad, así que me fui, allá pintaba, pero nunca me atreví a exponer”.

ÉL MISMO, SU RETO MÁS GRANDE...

P: ¿Cómo describe su obra?

AP: “Como hiperrealismo, hago impresionismo y todo, pero más bien yo soy hiperrealista porque éste compite con la fotografía, empieza a ser tan perfecta la fotografía que hay una competencia, la gente no decía fotografía le decía retrato de sombras cuando esta inició, así que domino las técnicas de óleo, todo, acrílico, acuarela, pastel, últimamente he hecho pintura experimental, utilizo esmalte para paredes y creo obras ya dejando el pincel, derramando la pintura en el lienzo manipulándola únicamente con una brocha”.

P: ¿Las nuevas tecnologías o la digitalización han hecho que cambie su estilo pictórico?

AP: “En mi caso no, sé de una persona que utilizó la computadora para hacer recreaciones de sus obras, pero yo únicamente lo he visto como reto, eso me motivó a hacer el cuadro “5 mil pixeles”, me dije, si la computadora está compitiendo, vamos hacerlo, le metí acrílico, esmalte, colores metálicos, hay veces que la computadora lo hace así, eso fue lo que ha hecho la computadora en mí, un reto” (la pieza fue ganadora del García Zurita).

LA PINTURA, UN OFICIO, NO UN HOBBIE...

P: ¿En qué nivel está Tampico dentro del arte?

AP: “En alguna ocasión me tocó escuchar a un crítico de arte que decía estar impresionado del arte que se hace aquí sin existir una escuela grande de pintura, y esa es la realidad, no la tenemos, y siempre está el proyecto -pero no hay dinero-, la cultura siempre es la afectada ante los recortes de presupuesto, yo recuerdo que cuando viví en México las galerías cerraron o se vinieron a quiebra durante el mandato de López Portillo por el presupuesto, siempre está ese problema, aunque en la actualidad estamos al día en el arte”.

P: ¿Cómo visualiza las nuevas generaciones de artistas pictóricos de la zona conurbada?

AP: “Uno debe de decidir si pintar para vivir, que es hacer cosas decorativas o pintar para exponer, que es hacer cosas creativas, cosas que a lo mejor la gente no entiende, yo lo que veo en los jóvenes es que les falta arrojo, aventarse, si aquí no hay quién te enseñe, vete a otro lado, sé de muchos que se van a Querétaro, vete, aquí es lo mismo, ya los truquitos y las técnicas, ya todos se lo saben, ya no hay más, no hay innovación, siguen haciendo lo mismo y cuando lo quieren hacer diferente no tienen la técnica, el conocimiento, hacen cosas improvisadas y no es así, si vas a dedicarte a la pintura, dedícate por completo, se necesita invertir dinero, tiempo y esfuerzo, las cosas solas no salen, es una disyuntiva o quieres vender o quieres trascender, se necesita conocimiento para uno y para los demás”.

P: ¿Cómo visualiza la pintura dentro de 30 años?

AP: “Esa es una pregunta que no tiene respuesta, cuando viví en México formé parte de La Tribuna de los Pintores y en alguna ocasión el pintor Cuevas decía que los figurativos vamos a diseñar las personas que habitarán los nuevos planetas, pero eso no es verdad, el arte está sujeto a las condiciones de vida al aire mismo, y el aire no es libre, el arte está sujeto a las corrientes, está sujeto a las condiciones y estas son cambiables, así que no puedes definir el cómo será el arte, es algo que va sucediendo”.

CARA A CARA...

“Puedo decir que si no llegué a ser el mejor figurista de México, sí estuve entre los mejores...”

Antonio Pérez Limón - Pintor

Oriundo de Aguascalientes, egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de México, Antonio Pérez Limón suma diez exposiciones colectivas destacando las de 1971, 1980, 1982 y 1983 que tuvieron sede en el Salón Nacional de Pintura del Palacio Nacional del Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, entre las que se encuentra el Bienal de Tapiz y Arte Textil.

Ha expuesto en Aguascalientes, México y Tampico, ciudad que considera su hogar, además posee el primer lugar en cerca de diez concursos de pintura como el de la Feria de San Marcos 1965; de Fundación de Fresnillo, Zacatecas 1965; Cartel Cinematográfico Muñeca Reina de México 1971; Regional Ramón García Zurita 2001; Estatal “La Vida Cotidiana” de Ganadería Tropical 2016; Regional Ramón García Zurita 2018.

Fue maestro de pintura en el Instituto Regional de Bellas Artes de Tampico, IRBA, radicó en la Ciudad de México donde fue considerado uno de los mejores figuristas y en Nueva York, en donde estudió el arte moderno y actualmente es considerado uno de los grandes pintores de la zona.

UNA VIDA DEDICADA AL ARTE

P: ¿En qué momento de su vida decide encaminarse por la pintura?

AP: “Creo que cuando estaba en el kinder, me acuerdo que hice un par de gatitos, los dibujé y mi mamá pensó que los había calcado, ese fue el momento, cuando estaba en la primaria iba a un negocio que tenía en la pared muchos dibujos pegados, me gustaba verlos, y al llegar a Tampico (de Aguascalientes) comencé a trabajar en un negocio de rótulos, antes de que la computadora nos quitara el trabajo. Ahí un día pasa un maestro, Jara, y dice que abrirá el IRBA, y me invitan a aprender a pintar. Fui, pero al poco tiempo empezaron a echar polilla, entonces me salí, regresé al IRBA cuando vino un maestro de México, Reyes, y me quedé, tenía seis años ahí cuando convencí a unos amigos, como De la Rosa, para irnos a competir a Zacatecas, por primera vez Tampico fue a concursar en la Feria de San Marcos, ganamos él en escultura y yo en pintura, fue el primer concurso que gané, al paso de los años fui maestro del IRBA,”.

P: ¿Qué lo motivó a estudiar arte, cuando ya era un pintor reconocido en Tampico?

AP: “Siempre quise irme a vivir a la Ciudad de México, pero a veces uno le da miedo el estar solo, el cómo alimentarse, cuando yo era niño no había dinero en mi familia para aspirar a una educación, lo que se hacía era buscar un oficio, casarse y tener hijos, lo hice, fui rotulista, me casé, pero me di cuenta que quería saber más, entonces me fui a México, allá trabajé y estudié, y es que cuando di clases me di cuenta que no sabía, sabía hacer las cosas, pero no sabía que lo sabía, así decía un maestro, el arte tiene que ver con los fenómenos artísticos y a veces la sociedad cree que no tiene nada que ver con el arte y todo tiene que ver con el arte, hay una compaginación entre el arte y la sociedad, y eso no lo sabía, en clases me preguntaban cosas que yo también me preguntaba, entonces yo quería aprender más, y lo hice, estuve diez años en Ciudad de México, allá vendía mi arte porque compaginaba la pintura comercial y la artística”.

P: ¿Cuál fue su experiencia en Ciudad de México?

AP: “Puedo decir que si no llegué a ser el mejor figurista de México, sí estuve entre los mejores del país porque trabajé en varias compañías, hubo un vino francés que pinté (que le brindó gran reconocimiento), yo en Tampico aprendí a dibujar a la pared del modelo en vivo y lo hacía en contraluz para que se reflejara lo del interior, hacía que todos los colores rojizos, marrones, naranjas se vieran, y así hice con el vino. También en México trabajé con la galería Art Galería, pintaba exclusivamente caballos, pero la contaminación de la ciudad me comenzó a dañar la vista y los caballos requieren de mucha perfección, técnica, para hacer la piel del caballo, el brillo, y previniendo el glaucoma, no quise continuar”.

P: ¿Por qué su estancia en Nueva York?

AP: “Me fui año y medio porque en la escuela veíamos el arte moderno, el arte moderno empieza con el romanticismo, hay una etapa donde se conoce a los impresionistas quienes trabajaban casi puro color al natural, captaban la luz del momento, por eso sus pinturas, eran muy gestuales, ahí empieza el arte moderno y un maestro (cuando estudiaba en México) nos dijo que la mejor manera de aprenderlo era visitando las galerías de esta ciudad, así que me fui, allá pintaba, pero nunca me atreví a exponer”.

ÉL MISMO, SU RETO MÁS GRANDE...

P: ¿Cómo describe su obra?

AP: “Como hiperrealismo, hago impresionismo y todo, pero más bien yo soy hiperrealista porque éste compite con la fotografía, empieza a ser tan perfecta la fotografía que hay una competencia, la gente no decía fotografía le decía retrato de sombras cuando esta inició, así que domino las técnicas de óleo, todo, acrílico, acuarela, pastel, últimamente he hecho pintura experimental, utilizo esmalte para paredes y creo obras ya dejando el pincel, derramando la pintura en el lienzo manipulándola únicamente con una brocha”.

P: ¿Las nuevas tecnologías o la digitalización han hecho que cambie su estilo pictórico?

AP: “En mi caso no, sé de una persona que utilizó la computadora para hacer recreaciones de sus obras, pero yo únicamente lo he visto como reto, eso me motivó a hacer el cuadro “5 mil pixeles”, me dije, si la computadora está compitiendo, vamos hacerlo, le metí acrílico, esmalte, colores metálicos, hay veces que la computadora lo hace así, eso fue lo que ha hecho la computadora en mí, un reto” (la pieza fue ganadora del García Zurita).

LA PINTURA, UN OFICIO, NO UN HOBBIE...

P: ¿En qué nivel está Tampico dentro del arte?

AP: “En alguna ocasión me tocó escuchar a un crítico de arte que decía estar impresionado del arte que se hace aquí sin existir una escuela grande de pintura, y esa es la realidad, no la tenemos, y siempre está el proyecto -pero no hay dinero-, la cultura siempre es la afectada ante los recortes de presupuesto, yo recuerdo que cuando viví en México las galerías cerraron o se vinieron a quiebra durante el mandato de López Portillo por el presupuesto, siempre está ese problema, aunque en la actualidad estamos al día en el arte”.

P: ¿Cómo visualiza las nuevas generaciones de artistas pictóricos de la zona conurbada?

AP: “Uno debe de decidir si pintar para vivir, que es hacer cosas decorativas o pintar para exponer, que es hacer cosas creativas, cosas que a lo mejor la gente no entiende, yo lo que veo en los jóvenes es que les falta arrojo, aventarse, si aquí no hay quién te enseñe, vete a otro lado, sé de muchos que se van a Querétaro, vete, aquí es lo mismo, ya los truquitos y las técnicas, ya todos se lo saben, ya no hay más, no hay innovación, siguen haciendo lo mismo y cuando lo quieren hacer diferente no tienen la técnica, el conocimiento, hacen cosas improvisadas y no es así, si vas a dedicarte a la pintura, dedícate por completo, se necesita invertir dinero, tiempo y esfuerzo, las cosas solas no salen, es una disyuntiva o quieres vender o quieres trascender, se necesita conocimiento para uno y para los demás”.

P: ¿Cómo visualiza la pintura dentro de 30 años?

AP: “Esa es una pregunta que no tiene respuesta, cuando viví en México formé parte de La Tribuna de los Pintores y en alguna ocasión el pintor Cuevas decía que los figurativos vamos a diseñar las personas que habitarán los nuevos planetas, pero eso no es verdad, el arte está sujeto a las condiciones de vida al aire mismo, y el aire no es libre, el arte está sujeto a las corrientes, está sujeto a las condiciones y estas son cambiables, así que no puedes definir el cómo será el arte, es algo que va sucediendo”.

CARA A CARA...

“Puedo decir que si no llegué a ser el mejor figurista de México, sí estuve entre los mejores...”

Antonio Pérez Limón - Pintor

Local

El trompo, girando hacia el olvido

Ha pasado a ser un juguete preferido a un recuerdo de pasadas generaciones

Local

Este día vence el plazo para tramitar precartilla del Servicio Militar

Por disposiciones de la Secretaría de la Defensa Nacional no habrá prórroga 

Local

Desabasto de medicinas impacta a tamaulipecos

Tamaulipas se suma a la lista negra de estados con mayor índice de huachicoleo de fármacos para hipertensión, diabetes y VIH

Local

Obesidad, problema de salud en el país

En la zona conurbada la mayor incidencia está entre los infantes detectando casos desde los seis meses de edad

Local

Este día vence el plazo para tramitar precartilla del Servicio Militar

Por disposiciones de la Secretaría de la Defensa Nacional no habrá prórroga 

Local

El trompo, girando hacia el olvido

Ha pasado a ser un juguete preferido a un recuerdo de pasadas generaciones

Deportes

Andrés Ernesto quiere llegar lejos en el balompié

Y es que de muy pequeño a Andrés Ernesto le gustó la práctica del balompié y desde entonces se ha dedicado a participar con el equipo del Tampico-Madero, en donde viene demostrando su gran calidad dentro del deporte que le apasiona

Sociedad

Choque de dos tráilers en autopista de Oaxaca deja un muerto

El conductor de uno de los tráilers no pudo salir y quedó prensado

Local

Invita la FCAT a inscribirse a la "Maestría en Gestión Estratégica Empresarial"

Dirigida a personas con conocimiento en áreas de administración, contaduría, economía, informática, negocios internacionales y áreas afines