/ viernes 21 de junio de 2019

Sea quien sea

Son increíbles las cosas que pasan en nuestro país, tanto que ni Ripley las creería, asuntos que en política convirtieron a México en pasados sexenios...

En el paraíso de la corrupción y del saqueo, un lugar donde nadie se daba cuenta de las transas que todos, o casi todos los funcionarios públicos, hacían en detrimento de la República y del pueblo. ¿Podría creerse que el Presidente Enrique Peña Nieto nunca participó o no se dio cuenta de los megatrastupijes de los miembros de su gabinete y directores de empresas descentralizadas?, si es así, entonces el titular del Gobierno federal o era un tonto, por no decir tarado o peor, un ciego, un sordo o un corrupto encapotado.

No se puede entender cómo siendo el Presidente de la República el hombre más bien informado del país, Peña Nieto nunca supo de los escandalosos fraudes como el de Odebrecht, la estafa maestra, la compra de las plantas elaboradoras de fertilizantes, el enriquecimiento inexplicable de algunos gobernadores de su tiempo y mil lindezas más, como el robo a Pemex y CFE que dañaron seriamente al país.

Y ahora que Enrique Peña Nieto es señalado en Estados Unidos como sospechoso de asuntos muy escabrosos que tienen que ver con dinero ilícito y la aplicación de la ley y la cárcel como condena, salen muchos que en aquel entonces resultaron beneficiados o salpicados con mucho o poco de los dividendos de la corrupción, tratando inútilmente de salvar la honorabilidad del exmandatario de la Nación.

Ayer por la mañana en un programa televisivo entre periodistas de televisión y de conocido periódico de la Ciudad de México, el que fuera director editorial del canal participante, hombre engreído y petulante, casi le grita a sus homólogos que cambiaran el tema que se estaba ventilando, relativo a la participación o desconocimiento de Peña Nieto en todos los fraudes y corruptelas cometidas en su sexenio; el tal “tin marin”, sospechosamente no quería que se hablara mal del ex- Presidente.

Una de dos, ese periodista o era de los que les embarraron las manos generosamente en el antiguo régimen, o es un malqueriente de la 4T de AMLO, o ninguna de las dos cosas, simplemente se trata de un amargado que está en contra de todo, hasta de la vida misma.

He ahí las cosas increíbles que pasan en México, donde los políticos por ser beneficiados y el pueblo por ignorancia, idealizan al Presidente de la República al grado de que lo creen descendiente de castas divinas, como en los antiguos imperios, que no debe ser enjuiciado o tocado ni siquiera con el pétalo de una rosa.

Pues bien, ¡ya basta!, ahí está la oportunidad de cambiar la mentalidad de los mexicanos, acogerse a un régimen de moralidad y honestidad y exigir castigo para todo aquel que infrinja la ley, sea quien sea, salvar a México de la corrupción y elevarlo al nivel del bienestar del pueblo.

ZONA SUR, EN FRANCO DESARROLLO

Con el apoyo decidido del gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, la Zona Sur de Tamaulipas que comprende los municipos de Tampico, Madero y Altamira, se encuentra en pleno desarrollo sociopolítico, ante el impulso que el Jefe del Ejecutivo Estatal le está brindando.

Cabeza de Vaca ha venido a esta parte del territorio cuerudo con mucha frecuencia y en cada visita viene acompañado de muchos beneficios que puntualmente agradecen las autoridades municipales, encabezadas por los alcaldes Jesús “Chucho” Nader Nasrallah, Adrián Oseguera Kernion y Alma Laura Amparán Cruz, respectivamente.

P.D.- ¿Quién le cree a Peña Nieto?

Son increíbles las cosas que pasan en nuestro país, tanto que ni Ripley las creería, asuntos que en política convirtieron a México en pasados sexenios...

En el paraíso de la corrupción y del saqueo, un lugar donde nadie se daba cuenta de las transas que todos, o casi todos los funcionarios públicos, hacían en detrimento de la República y del pueblo. ¿Podría creerse que el Presidente Enrique Peña Nieto nunca participó o no se dio cuenta de los megatrastupijes de los miembros de su gabinete y directores de empresas descentralizadas?, si es así, entonces el titular del Gobierno federal o era un tonto, por no decir tarado o peor, un ciego, un sordo o un corrupto encapotado.

No se puede entender cómo siendo el Presidente de la República el hombre más bien informado del país, Peña Nieto nunca supo de los escandalosos fraudes como el de Odebrecht, la estafa maestra, la compra de las plantas elaboradoras de fertilizantes, el enriquecimiento inexplicable de algunos gobernadores de su tiempo y mil lindezas más, como el robo a Pemex y CFE que dañaron seriamente al país.

Y ahora que Enrique Peña Nieto es señalado en Estados Unidos como sospechoso de asuntos muy escabrosos que tienen que ver con dinero ilícito y la aplicación de la ley y la cárcel como condena, salen muchos que en aquel entonces resultaron beneficiados o salpicados con mucho o poco de los dividendos de la corrupción, tratando inútilmente de salvar la honorabilidad del exmandatario de la Nación.

Ayer por la mañana en un programa televisivo entre periodistas de televisión y de conocido periódico de la Ciudad de México, el que fuera director editorial del canal participante, hombre engreído y petulante, casi le grita a sus homólogos que cambiaran el tema que se estaba ventilando, relativo a la participación o desconocimiento de Peña Nieto en todos los fraudes y corruptelas cometidas en su sexenio; el tal “tin marin”, sospechosamente no quería que se hablara mal del ex- Presidente.

Una de dos, ese periodista o era de los que les embarraron las manos generosamente en el antiguo régimen, o es un malqueriente de la 4T de AMLO, o ninguna de las dos cosas, simplemente se trata de un amargado que está en contra de todo, hasta de la vida misma.

He ahí las cosas increíbles que pasan en México, donde los políticos por ser beneficiados y el pueblo por ignorancia, idealizan al Presidente de la República al grado de que lo creen descendiente de castas divinas, como en los antiguos imperios, que no debe ser enjuiciado o tocado ni siquiera con el pétalo de una rosa.

Pues bien, ¡ya basta!, ahí está la oportunidad de cambiar la mentalidad de los mexicanos, acogerse a un régimen de moralidad y honestidad y exigir castigo para todo aquel que infrinja la ley, sea quien sea, salvar a México de la corrupción y elevarlo al nivel del bienestar del pueblo.

ZONA SUR, EN FRANCO DESARROLLO

Con el apoyo decidido del gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, la Zona Sur de Tamaulipas que comprende los municipos de Tampico, Madero y Altamira, se encuentra en pleno desarrollo sociopolítico, ante el impulso que el Jefe del Ejecutivo Estatal le está brindando.

Cabeza de Vaca ha venido a esta parte del territorio cuerudo con mucha frecuencia y en cada visita viene acompañado de muchos beneficios que puntualmente agradecen las autoridades municipales, encabezadas por los alcaldes Jesús “Chucho” Nader Nasrallah, Adrián Oseguera Kernion y Alma Laura Amparán Cruz, respectivamente.

P.D.- ¿Quién le cree a Peña Nieto?

miércoles 17 de julio de 2019

Un alto en el camino

viernes 12 de julio de 2019

Zona sur, orgullo de Tamaulipas

miércoles 10 de julio de 2019

Cuando estábamos caídos

viernes 05 de julio de 2019

Más brillo para Tampico

domingo 30 de junio de 2019

¿Podrá?

viernes 21 de junio de 2019

Sea quien sea

miércoles 12 de junio de 2019

FCV, proyección hacia el futuro

domingo 02 de junio de 2019

Hoy, la gran oportunidad ciudadana

viernes 31 de mayo de 2019

A -temblar

miércoles 29 de mayo de 2019

Delitos a la baja

Cargar Más