/ jueves 30 de julio de 2020

Ocurrencias del futbol | La valentía se apoya en la fortaleza

La humildad y entrega de Layún, Gallardo, Charly y Funes Mori despertaron al Monterrey

Finalmente, el Monterrey se ha sacudido ese largo ayuno de victorias, que lo mantuvo inmerso en el mexicano estigma de la campeonitis. Sin embargo, en este momento no logro encontrar mérito en ganarle al Toluca, por el contrario, al inicio del segundo tiempo los diablos demonios, lidereados por Sambueza, se posesionaron de la pelota, haciendo que Hugo González se hiciera presente. Incluso hay una jugada en la que Hugo hace la gran parada, dejando sin embargo el balón en un globito frente a su portería, para que Estrada, completamente solo yu con Hugo a sus pies, echara el balón por encima del travesaño, dejando ir increíblemente una jugada que era más fácil acertar que errar.

El partido transcurrió bajo un aguacero que ya estaba al iniciar y que continuó después de terminado el juego, los equipos saltaron al campo con: por Toluca: Luis García, Raúl López, Sauro, Adrián Mora, Aníbal Chala, Javier Güémez, Alan Medina, Rubens Sambueza, William da Silva, Michel Estrada, Alexis Canelo... Entraron en la segunda parte: Enrique Triverio, Abella, Walter Maidana, Carlos Cisneros... Monterrey: Hugo González, Stefan Medina, César Montes, Nicolás Sánchez, Jesús Gallardo, Dorlan Pabon, Carlos Rodríguez, Kranevitter, Avilés Hurtado, Rogelio Funes Mori, entrando después: Alexis Parra, Miguel Layún, Jonathan González, Erick Cantú y Maxi Meza.

AVILÉS HURTADO, LESIONADO

Es obvio que por bueno que sea el pasto del "Gigante de acero", tiene que resentir el rigor de los aguaceros que Hanna le han dejado a Monterrey, así, aunque en la televisión vemos una alfombra verde hermosa, lo que en realidad hay es una trampa en la que inevitablemente caen los futbolistas, asi vimos como los jugadores se quejaban constantemente, siendo el más afectado Avilés Hurtado, quien tuvo que abandonar desde la primera parte. Aunque es notorio que el Monterrey presentó una mejoría, el rendimiento del equipo no es acorde a la calidad de jugadores que tienen, resultando difícil creer que lo que vimos en la segunda parte, eran los mismos que jugaron en la primera, ya que el Toluca, que no se ha podido sacudir la mala influencia de Lavolpe, están convertidos en un mal equipo.

Se jugaba el minuto 20, cuando en una gran jugada colectiva, en la que Pabón toca para Charly Rodríguez, este cede para Avilés Hurtado, quien asiste a Rogelio Funes Mori, quien culmina con gol la hermosa acción. Más tarde, sobre el minuto 28, Jesús Gallardo, Avilés Hurtado y Charly Rodríguez, vuelven a hacer gala de una buena colectividad, para que el joven Rodríguez amplíe a dos el marcador. Como ya les dije, el aguacero permaneció durante todo el partido y, poco después del segundo gol, Avilés Hurtado tuvo que salir al sufrir una lesión muscular.

En la segunda parte, cuando imaginábamos que el Monterrey, animados por la ventaja obtenida y, por la forma de hacerlo, saldrían a comerse vivos a los diablos demonios, hicieron todo lo contrario, jugando con un desgano impropio de la reacción a una buena charla en el vestuario, algo semejante a los últimos juegos dirigidos por Alonso, en donde parecía que se le estaba tendiendo la cama. Así los vi, igual que si Mohamed les hubiera ordenado no correr, confiarse en el ventajoso 2-0 que no tardó en reducirse.

LA REACCIÓN ROJA

Ni siquiera se había jugado un minuto de la segunda parte, cuando Aníbal Chalá se internó por la banda izquierda, sacando un fuerte centro raso que llegó hasta el lado opouesto, en donde se encontró con el resucitado Alan Medina, gran prospecto que estuvo retirado mucho tiempo por lesión, quien remató el balón con rencor, sin que González tuviera nada que hacer. Hagan de cuenta que estábamos viendo al Cruz Azul que cruzazuleaba, el estadio enmudeció y, finalmente Mohamed comenzó a actuar.

ÚLTIMO ENCUENTRO DE JONATHAN GONZÁLEZ

Entraron al juego, Jonathan González, quien ayer jugó su último partido vistiendo la camisa de rayados, pues se enrolará con el Atlanta de la MSL. Que tanto hace que este jovencito recibió el reconocimiento como mejor novato del año y, enseguida el de mejor medio de contención de la Liga MX, pero aparecieron el Charly Rodríguez y Celso Ortiz, que llenaron el ojo del entrenador en turno y Jonathan fue enviado a la banca, no cabe duda que el mejor mérito de los triunfadores, es su buena suerte. Cantú cubrió la defensa derecha, Daniel Parra la izquierda par dar salida a Gallardo, Maximiliano Meza par hacer la función de Avilés y el todólogo Layún para complementar.

Fue así que al minuto 85, Gallardo, al más puro estilo de Marcelo, se sacudió a su marcador, llegó a fondo, desde donde sacó una diagonal retrasada, hasta donde Funes Mori se salió para quitarse la marca y, resolver con poderoso e imparable remate. ¡UUUUFFF! Se escuchó el suspiro de alivio de todo el estadio, el tres a uno, que a los observadores no acaba de convencer, se tornó en un marcador más acorde a la diferencia existente entre las plantillas de ambos equipos, aunque sabemos que no siendo mala la de Toluca, fue tocada por Lavolpe sin que haya poder que le quite ese maleficio. Ojalá que terminada la mala racha, Mohamed logre por fin hacer bien su trabajo.

Hasta pronto amigo.

La humildad y entrega de Layún, Gallardo, Charly y Funes Mori despertaron al Monterrey

Finalmente, el Monterrey se ha sacudido ese largo ayuno de victorias, que lo mantuvo inmerso en el mexicano estigma de la campeonitis. Sin embargo, en este momento no logro encontrar mérito en ganarle al Toluca, por el contrario, al inicio del segundo tiempo los diablos demonios, lidereados por Sambueza, se posesionaron de la pelota, haciendo que Hugo González se hiciera presente. Incluso hay una jugada en la que Hugo hace la gran parada, dejando sin embargo el balón en un globito frente a su portería, para que Estrada, completamente solo yu con Hugo a sus pies, echara el balón por encima del travesaño, dejando ir increíblemente una jugada que era más fácil acertar que errar.

El partido transcurrió bajo un aguacero que ya estaba al iniciar y que continuó después de terminado el juego, los equipos saltaron al campo con: por Toluca: Luis García, Raúl López, Sauro, Adrián Mora, Aníbal Chala, Javier Güémez, Alan Medina, Rubens Sambueza, William da Silva, Michel Estrada, Alexis Canelo... Entraron en la segunda parte: Enrique Triverio, Abella, Walter Maidana, Carlos Cisneros... Monterrey: Hugo González, Stefan Medina, César Montes, Nicolás Sánchez, Jesús Gallardo, Dorlan Pabon, Carlos Rodríguez, Kranevitter, Avilés Hurtado, Rogelio Funes Mori, entrando después: Alexis Parra, Miguel Layún, Jonathan González, Erick Cantú y Maxi Meza.

AVILÉS HURTADO, LESIONADO

Es obvio que por bueno que sea el pasto del "Gigante de acero", tiene que resentir el rigor de los aguaceros que Hanna le han dejado a Monterrey, así, aunque en la televisión vemos una alfombra verde hermosa, lo que en realidad hay es una trampa en la que inevitablemente caen los futbolistas, asi vimos como los jugadores se quejaban constantemente, siendo el más afectado Avilés Hurtado, quien tuvo que abandonar desde la primera parte. Aunque es notorio que el Monterrey presentó una mejoría, el rendimiento del equipo no es acorde a la calidad de jugadores que tienen, resultando difícil creer que lo que vimos en la segunda parte, eran los mismos que jugaron en la primera, ya que el Toluca, que no se ha podido sacudir la mala influencia de Lavolpe, están convertidos en un mal equipo.

Se jugaba el minuto 20, cuando en una gran jugada colectiva, en la que Pabón toca para Charly Rodríguez, este cede para Avilés Hurtado, quien asiste a Rogelio Funes Mori, quien culmina con gol la hermosa acción. Más tarde, sobre el minuto 28, Jesús Gallardo, Avilés Hurtado y Charly Rodríguez, vuelven a hacer gala de una buena colectividad, para que el joven Rodríguez amplíe a dos el marcador. Como ya les dije, el aguacero permaneció durante todo el partido y, poco después del segundo gol, Avilés Hurtado tuvo que salir al sufrir una lesión muscular.

En la segunda parte, cuando imaginábamos que el Monterrey, animados por la ventaja obtenida y, por la forma de hacerlo, saldrían a comerse vivos a los diablos demonios, hicieron todo lo contrario, jugando con un desgano impropio de la reacción a una buena charla en el vestuario, algo semejante a los últimos juegos dirigidos por Alonso, en donde parecía que se le estaba tendiendo la cama. Así los vi, igual que si Mohamed les hubiera ordenado no correr, confiarse en el ventajoso 2-0 que no tardó en reducirse.

LA REACCIÓN ROJA

Ni siquiera se había jugado un minuto de la segunda parte, cuando Aníbal Chalá se internó por la banda izquierda, sacando un fuerte centro raso que llegó hasta el lado opouesto, en donde se encontró con el resucitado Alan Medina, gran prospecto que estuvo retirado mucho tiempo por lesión, quien remató el balón con rencor, sin que González tuviera nada que hacer. Hagan de cuenta que estábamos viendo al Cruz Azul que cruzazuleaba, el estadio enmudeció y, finalmente Mohamed comenzó a actuar.

ÚLTIMO ENCUENTRO DE JONATHAN GONZÁLEZ

Entraron al juego, Jonathan González, quien ayer jugó su último partido vistiendo la camisa de rayados, pues se enrolará con el Atlanta de la MSL. Que tanto hace que este jovencito recibió el reconocimiento como mejor novato del año y, enseguida el de mejor medio de contención de la Liga MX, pero aparecieron el Charly Rodríguez y Celso Ortiz, que llenaron el ojo del entrenador en turno y Jonathan fue enviado a la banca, no cabe duda que el mejor mérito de los triunfadores, es su buena suerte. Cantú cubrió la defensa derecha, Daniel Parra la izquierda par dar salida a Gallardo, Maximiliano Meza par hacer la función de Avilés y el todólogo Layún para complementar.

Fue así que al minuto 85, Gallardo, al más puro estilo de Marcelo, se sacudió a su marcador, llegó a fondo, desde donde sacó una diagonal retrasada, hasta donde Funes Mori se salió para quitarse la marca y, resolver con poderoso e imparable remate. ¡UUUUFFF! Se escuchó el suspiro de alivio de todo el estadio, el tres a uno, que a los observadores no acaba de convencer, se tornó en un marcador más acorde a la diferencia existente entre las plantillas de ambos equipos, aunque sabemos que no siendo mala la de Toluca, fue tocada por Lavolpe sin que haya poder que le quite ese maleficio. Ojalá que terminada la mala racha, Mohamed logre por fin hacer bien su trabajo.

Hasta pronto amigo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
Cargar Más