/ viernes 3 de mayo de 2019

Peatones contra automovilistas

Las maneras de actuar entre peatones y conductores son difíciles de entender. Sin embargo, la regla es que el peatón tiene preferencia sobre el automovilista, el motociclista y el ciclista.

Existen conductores que en lugar de hacer alto en las esquinas despegan a toda velocidad de las rampas siendo un peligro latente para propios y extraños. Hay quienes detrás del volante experimentan un súbito impulso de pisar el acelerador y “aventar” el carro a cualquiera que cruza una bocacalle. Quiza algun dia Freud y sus teorías sicoanalíticas nos expliquen el porqué.

La cosa es que si un conductor arremete contra una persona, esta solo cuenta con la fuerza de sus piernas para librarse del impacto, del golpe de una mole que responde a la mínima presión del acelerador y cuyo peso es de varias toneladas.

Por otro lado, parece no haber duda de la relación entre los accidentes de tránsito y el uso del teléfono móvil al conducir. Se afirma que al manejar, el celular es un riesgo o distracción, tanto o más que beber, fumar, ajustar la radio y platicar. Cada vez son más los países que prohíben el uso del teléfono mientras se conduce, que aquellos que lo permiten. En Estados Unidos estudios profundos coinciden en que el teléfono móvil puede ser una distracción fatal detrás del volante. La atención de una persona no puede enfocarse en dos cosas a la vez. Por tanto, la capacidad de concentración al conducir un auto disminuye notablemente cuando se usa el teléfono móvil (aunque sea a manos libres), hecho que aumenta entre cinco y diez veces el riesgo de sufrir un accidente. Por ejemplo, recibir una llamada al ir manejando y contestar, supone que los sentidos no estarán completamente enfocados en la conducción, por lo que se deja de percibir el 50 por ciento de las señalizaciones, cosa que reduce la “distancia de seguridad”, circunstancia comparable a ir en “estado de ebriedad”.

Se desconocen las cifras exactas de accidentes que provoca el conducir un coche y hablar por celular, no obstante, más del ochenta por ciento de las personas aceptan que han hablado por celular mientras conducían, de acuerdo a encuestas, y se señala que más del ochenta por ciento de los accidentes se producen por falta de atención.

NOTA DEL DÍA — En nuestra galería de peatones notables sobresalen cuatro jóvenes de Liverpool: John Lennon, Paul McCartney George Harrison, y Ringo Star, The Beatles, a los que se ve recorrer el Paso de Zebra que atraviesa la calle londinense de Abbey Road hasta la esquina de Grove End Road; imagen que ilustra la portada de su disco Abbey Road, considerado la despedida del laureado grupo inglés. La fotografía mencionada es un monumento al peatón desconocido y el inicio de lo que sería un largo y sinuoso camino para el cuarteto mencionado.


Las maneras de actuar entre peatones y conductores son difíciles de entender. Sin embargo, la regla es que el peatón tiene preferencia sobre el automovilista, el motociclista y el ciclista.

Existen conductores que en lugar de hacer alto en las esquinas despegan a toda velocidad de las rampas siendo un peligro latente para propios y extraños. Hay quienes detrás del volante experimentan un súbito impulso de pisar el acelerador y “aventar” el carro a cualquiera que cruza una bocacalle. Quiza algun dia Freud y sus teorías sicoanalíticas nos expliquen el porqué.

La cosa es que si un conductor arremete contra una persona, esta solo cuenta con la fuerza de sus piernas para librarse del impacto, del golpe de una mole que responde a la mínima presión del acelerador y cuyo peso es de varias toneladas.

Por otro lado, parece no haber duda de la relación entre los accidentes de tránsito y el uso del teléfono móvil al conducir. Se afirma que al manejar, el celular es un riesgo o distracción, tanto o más que beber, fumar, ajustar la radio y platicar. Cada vez son más los países que prohíben el uso del teléfono mientras se conduce, que aquellos que lo permiten. En Estados Unidos estudios profundos coinciden en que el teléfono móvil puede ser una distracción fatal detrás del volante. La atención de una persona no puede enfocarse en dos cosas a la vez. Por tanto, la capacidad de concentración al conducir un auto disminuye notablemente cuando se usa el teléfono móvil (aunque sea a manos libres), hecho que aumenta entre cinco y diez veces el riesgo de sufrir un accidente. Por ejemplo, recibir una llamada al ir manejando y contestar, supone que los sentidos no estarán completamente enfocados en la conducción, por lo que se deja de percibir el 50 por ciento de las señalizaciones, cosa que reduce la “distancia de seguridad”, circunstancia comparable a ir en “estado de ebriedad”.

Se desconocen las cifras exactas de accidentes que provoca el conducir un coche y hablar por celular, no obstante, más del ochenta por ciento de las personas aceptan que han hablado por celular mientras conducían, de acuerdo a encuestas, y se señala que más del ochenta por ciento de los accidentes se producen por falta de atención.

NOTA DEL DÍA — En nuestra galería de peatones notables sobresalen cuatro jóvenes de Liverpool: John Lennon, Paul McCartney George Harrison, y Ringo Star, The Beatles, a los que se ve recorrer el Paso de Zebra que atraviesa la calle londinense de Abbey Road hasta la esquina de Grove End Road; imagen que ilustra la portada de su disco Abbey Road, considerado la despedida del laureado grupo inglés. La fotografía mencionada es un monumento al peatón desconocido y el inicio de lo que sería un largo y sinuoso camino para el cuarteto mencionado.


miércoles 22 de mayo de 2019

Viaje a las estrellas

martes 21 de mayo de 2019

Motivos del racismo

sábado 18 de mayo de 2019

Elogio al tenis

martes 14 de mayo de 2019

Batalla sigue

lunes 13 de mayo de 2019

Cumplir la ley

sábado 11 de mayo de 2019

De lo absurdo y kafkiano

viernes 10 de mayo de 2019

Confianza y seguridad

miércoles 08 de mayo de 2019

Sacar del ring

sábado 04 de mayo de 2019

Rescates financieros ¿Dónde?

viernes 03 de mayo de 2019

Peatones contra automovilistas

Cargar Más