/ miércoles 29 de julio de 2020

Gobernanza y sostenibilidad | Proyectos universitarios de alto impacto

Cada profesión ha de ser concebida no solo como un medio de ganarse la vida, de mejorar su situación económica, de labrar un porvenir a sus hijos, sino también como el ejercicio de una misión social y una colaboración al bien común de la sociedad.

S. ALBERTO HURTADO

Es tarea esencial de las universidades la generación y difusión del conocimiento y la ciencia. La tradición occidental fue constituída por diversos torrentes culturales, filosóficos, culturales, religiosos y políticos que en la edad media encontraron en la universidad, el recinto idóneo para el diálogo y la confrontación de ideas. A lo largo de la historia, las universidades fueron custodias y semilleros de los pensadores que han esculpido nuestra historia.

Como es natural, en México, como en el mundo, las universidades han ocupado un papel preponderante que ha influido en diversos temas de la cultura, tanto ideológicos como económicos y artísticos. Actualmente, desde el paradigma de la Gobernanza, los objetivos de la Agenda 2030 y frente a los retos derivados del COVID-19 que el mundo enfrenta, el papel de las universidades es de vital importancia tanto por la infraestructura y la capacidad científica como por la comunidad de universitarios que potencializa los recursos de la universidad.

El espacio privilegiado de la universidad, por su vocación científica y social, es la perfecta tierra fertil para el desarrollo. La formación de profesionistas calificados, es la primera responsabilidad de la universidad pero no la única. No se trata de la cantidad de egresados sino del incremento del Capital Humano para nuestro país. La misión de las universidades tiene que ver con la formación de personas que respondan a su vocación humanistas y que desde su profesión estén dispuestas a transformar sus entornos, poniendo la ciencia al servicio de la humanidad.

La vinculación entre las universidades, la industria y los gobiernos, ha sido un tema constante en el ámbito de la innovación y desarrollo tecnológico que cobró especial relevancia en los noventa con autores como Etzkowitz y Leydesdorff y que en la actualidad, en el marco de la Gobernanza Universitaria y los retos del desarrollo local adquiere importante relevancia y según lo cual, la universidad se encuentra en el centro del desarrollo. En Tamaulipas, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ha definido la educación como un tema prioritario del estado expresando que “Nos queda muy claro que la educación es el factor decisivo para nuestro desarrollo y en definitiva se dedicarán a ella mayores esfuerzos. Así es que, toda acción que se emprenda en el Sistema Educativo de Tamaulipas deberá estar al servicio y beneficio del desarrollo integral de los estudiantes, de lo contrario se trata de una acción vana y carente de sentido”. Esta perspectiva gubernamental ha permitido el fortalecimiento institucional de la educación en todos los niveles.

En este orden de ideas me permito exponer algunas experiencias de cómo la educación superior ha tenido avances significativos en la presente administración y cómo los universitarios han logrado poner en alto el nombre de nuestra tierra a nivel nacional e internacional.

Los universitarios de la Universidad Politécnica de Altamira, obtuvieron en 2018 el pase a la Expo Ciencias Internacional Abu Dabi 2019 con el proyecto de un sofisticado Registrador de Datos para la industria y su respectivo modelo de negocios. Ese mismo año, luego de un largo proceso de investigación y participaciones en diversas ferias científicas, otro grupo de talentosos universitarios obtuvieron el pase a la Expo Ciencias Dubai 2020 con un proyecto innovador para la detección oportuna del cáncer. Este proyecto ha permitido la interacción con diversas instituciones públicas y privadas de todo el país.

En robótica y programación los universitarios también han alcanzado importantes logros. Han sido campeones en certámenes nacionales y han estado calificados entre los ocho mejores del mundo en el Vex Robotics World Championship en Kentucky, EE. UU. En materia de programación, los universitarios también han demostrado un gran talento a nivel nacional e internacional. Recientemente y en el marco de la pandemia, la dinámica universitaria ha permitido también la colaboración institucional con dependencias de salud con el diseño y armado de túneles nebulizantes para distintas instituciones médicas del sur de Tamaulipas, la impresión de Adaptadores de Doble Entrada para el Incremento de Eficiencia de Ventiladores y la fabricación de caretas mediante impresoras 3D, por mencionar solo algunos.

Estas experiencias son un brevísimo ejemplo de la importancia de la universidades para la sociedad en materia de desarrollo científico, sin mencionar los programas sociales y los múltiples programas de intercambio y formación internacional. En el contexto de las transformaciones del mundo, la hiperglobalización, la crisis de la pandemia, el internet de las cosas, la edición genética, la automatización, la internacionalización y la lucha por la sostenibilidad, la universidad es un semillero de talento para el desarrollo social en todos los sentidos, por eso, hoy más que nunca los universitarios tienen el enorme llamado de diseñar desde la ciencia y la tecnología –en su experiencia universitaria– una sociedad mejor para todos.

Perspectivas

La Universidad Politécnica de Altamira es parte del modelo Bilingüe, Internacional y Sustentable (BIS) en todos sus programas. Existe experiencias de éxito de universitarios que han sido becados para estudiar en Purdue University Fort Wayne, Indiana, Estados Unidos y en Coast Mountain College, Terrac, Canadá, además de los ya enunciados. Los profesores de la Universidad Politécnica han realizado estancias de investigación en instituciones como la Universidad Laval en Quebec, Canadá y Friedrich-Schiller Universitat Jena, en Jena, Alemania, por mencionar algunas. En todos los casos, el conocimiento debe ponerse al servicio de la humanidad.

Cada profesión ha de ser concebida no solo como un medio de ganarse la vida, de mejorar su situación económica, de labrar un porvenir a sus hijos, sino también como el ejercicio de una misión social y una colaboración al bien común de la sociedad.

S. ALBERTO HURTADO

Es tarea esencial de las universidades la generación y difusión del conocimiento y la ciencia. La tradición occidental fue constituída por diversos torrentes culturales, filosóficos, culturales, religiosos y políticos que en la edad media encontraron en la universidad, el recinto idóneo para el diálogo y la confrontación de ideas. A lo largo de la historia, las universidades fueron custodias y semilleros de los pensadores que han esculpido nuestra historia.

Como es natural, en México, como en el mundo, las universidades han ocupado un papel preponderante que ha influido en diversos temas de la cultura, tanto ideológicos como económicos y artísticos. Actualmente, desde el paradigma de la Gobernanza, los objetivos de la Agenda 2030 y frente a los retos derivados del COVID-19 que el mundo enfrenta, el papel de las universidades es de vital importancia tanto por la infraestructura y la capacidad científica como por la comunidad de universitarios que potencializa los recursos de la universidad.

El espacio privilegiado de la universidad, por su vocación científica y social, es la perfecta tierra fertil para el desarrollo. La formación de profesionistas calificados, es la primera responsabilidad de la universidad pero no la única. No se trata de la cantidad de egresados sino del incremento del Capital Humano para nuestro país. La misión de las universidades tiene que ver con la formación de personas que respondan a su vocación humanistas y que desde su profesión estén dispuestas a transformar sus entornos, poniendo la ciencia al servicio de la humanidad.

La vinculación entre las universidades, la industria y los gobiernos, ha sido un tema constante en el ámbito de la innovación y desarrollo tecnológico que cobró especial relevancia en los noventa con autores como Etzkowitz y Leydesdorff y que en la actualidad, en el marco de la Gobernanza Universitaria y los retos del desarrollo local adquiere importante relevancia y según lo cual, la universidad se encuentra en el centro del desarrollo. En Tamaulipas, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ha definido la educación como un tema prioritario del estado expresando que “Nos queda muy claro que la educación es el factor decisivo para nuestro desarrollo y en definitiva se dedicarán a ella mayores esfuerzos. Así es que, toda acción que se emprenda en el Sistema Educativo de Tamaulipas deberá estar al servicio y beneficio del desarrollo integral de los estudiantes, de lo contrario se trata de una acción vana y carente de sentido”. Esta perspectiva gubernamental ha permitido el fortalecimiento institucional de la educación en todos los niveles.

En este orden de ideas me permito exponer algunas experiencias de cómo la educación superior ha tenido avances significativos en la presente administración y cómo los universitarios han logrado poner en alto el nombre de nuestra tierra a nivel nacional e internacional.

Los universitarios de la Universidad Politécnica de Altamira, obtuvieron en 2018 el pase a la Expo Ciencias Internacional Abu Dabi 2019 con el proyecto de un sofisticado Registrador de Datos para la industria y su respectivo modelo de negocios. Ese mismo año, luego de un largo proceso de investigación y participaciones en diversas ferias científicas, otro grupo de talentosos universitarios obtuvieron el pase a la Expo Ciencias Dubai 2020 con un proyecto innovador para la detección oportuna del cáncer. Este proyecto ha permitido la interacción con diversas instituciones públicas y privadas de todo el país.

En robótica y programación los universitarios también han alcanzado importantes logros. Han sido campeones en certámenes nacionales y han estado calificados entre los ocho mejores del mundo en el Vex Robotics World Championship en Kentucky, EE. UU. En materia de programación, los universitarios también han demostrado un gran talento a nivel nacional e internacional. Recientemente y en el marco de la pandemia, la dinámica universitaria ha permitido también la colaboración institucional con dependencias de salud con el diseño y armado de túneles nebulizantes para distintas instituciones médicas del sur de Tamaulipas, la impresión de Adaptadores de Doble Entrada para el Incremento de Eficiencia de Ventiladores y la fabricación de caretas mediante impresoras 3D, por mencionar solo algunos.

Estas experiencias son un brevísimo ejemplo de la importancia de la universidades para la sociedad en materia de desarrollo científico, sin mencionar los programas sociales y los múltiples programas de intercambio y formación internacional. En el contexto de las transformaciones del mundo, la hiperglobalización, la crisis de la pandemia, el internet de las cosas, la edición genética, la automatización, la internacionalización y la lucha por la sostenibilidad, la universidad es un semillero de talento para el desarrollo social en todos los sentidos, por eso, hoy más que nunca los universitarios tienen el enorme llamado de diseñar desde la ciencia y la tecnología –en su experiencia universitaria– una sociedad mejor para todos.

Perspectivas

La Universidad Politécnica de Altamira es parte del modelo Bilingüe, Internacional y Sustentable (BIS) en todos sus programas. Existe experiencias de éxito de universitarios que han sido becados para estudiar en Purdue University Fort Wayne, Indiana, Estados Unidos y en Coast Mountain College, Terrac, Canadá, además de los ya enunciados. Los profesores de la Universidad Politécnica han realizado estancias de investigación en instituciones como la Universidad Laval en Quebec, Canadá y Friedrich-Schiller Universitat Jena, en Jena, Alemania, por mencionar algunas. En todos los casos, el conocimiento debe ponerse al servicio de la humanidad.